Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2014/09/02 00:00

    “No digas que el cuerpo fue encontrado cerca de la finca del papá del gobernador”

    Presiones, unas más sutiles que otras, censura indirecta y otras artimañas son utilizadas por la Gobernación para atajar a la prensa en el escándalo que agita a Córdoba.

COMPARTIR

Córdoba está convulsionado. Un mes después de que agentes del CTI, guiados por el desmovilizado Joice Hernández, encontraran la fosa con el cuerpo de Jairo Alberto Zapa Pérez, las revelaciones, noticias y chismes relacionados con el caso son el abreboca de cada conversación.

No es para menos, la historia tiene los ingredientes para estar en boca de todos. Zapa era un hombre brillante, a quien le llovían todo tipo de elogios. Combinaba inteligencia con conocimientos técnicos que lo convirtieron en el hombre que algunas gobernaciones de la costa lo disputaban para que trabajara con ellos. Así fue como a sus 36 años se convirtió en el brazo derecho de Alejandro Lyons, gobernador de Córdoba, y se hizo como cierta la frase de que Zapa controlaba cada peso de los recursos de las regalías que se gastaba en el departamento.

También están los detalles del asesinato, que incluso apuntan al gobernador Lyons, a quien la Fiscalía investiga por el asesinato, que revela una “compleja red de corrupción que funciona en la Gobernación de Córdoba”, como advirtió Daniel Coronell en su columna.

A la compleja trama que se adivina entre secretos, noticias y silencios se suma que en los últimos días los periodistas han señalado presiones, unas más sutiles que otras, utilizadas por la Gobernación para atajar a la prensa en el escándalo que agita a Córdoba.

En los primeros días de agosto, la avalancha de información se desató después de que Joice, el asesino confeso, indicara la fosa donde estaba Zapa, a pocos metros de una propiedad de Alejandro Lyons de la Espriella, padre del gobernador. Después del hallazgo los periodistas asistieron a una rueda de prensa convocada por la directora de Fiscalías de Córdoba, Gilma Londoño.

Antes de iniciar la ronda de preguntas, la funcionaria, sin sonrojarse, advirtió: Está prohibido a la prensa preguntar sobre el nombre de la finca dónde se encontró el cadáver, ni quién es el dueño de esa propiedad. Varios periodistas, indisciplinados, preguntaron. Londoño se limitó a decir: Al norte, al oeste, al sur, las coordenadas son… Siguiente pregunta.

La cadena de presiones a la prensa resultó más evidente en los días posteriores. El jefe de prensa del gobernador envió un mensaje a unos periodistas que, intuía, podían ser poco obedientes. “El jefe te pide que por favor no digas que el cuerpo fue encontrado en la finca del papá del gob”.

Poco después y ante las continuas demandas de la prensa para conseguir declaraciones del gobernador, el Meridiano de Córdoba publicó una entrevista con Lyons. Al día siguiente ese texto fue enviado al resto de medios. Preguntas y respuestas hechas por el diario, que previamente habían sido concertadas con el gobernador.

El miércoles 20 de agosto el reconocido periodista Rafael Chica, recibió un mensaje del dueño del espacio radial donde desde hace años tiene su programa. El señor le indicaba que su programa sería cancelado porque se había retrasado con el pago del cupo. Esa noche el gobernador Lyons llamó al periodista y le dijo: Oye Rafa están diciendo por redes sociales que te cerraron el espacio, quiero que sepas que yo no tuve nada que ver. El periodista contestó: Gobernador yo solo le digo que el dueño del espacio es su primo y que yo siempre pago a mes vencido, esto no es nada nuevo.

Los periodistas que se enfrentan a los gobiernos locales conocen bien los trucos que estos utilizan para censurar, y que no solo se limitan a la extorsión de la pauta publicitaria. Ocurre en Montería, Buenaventura, Tumaco, Caucasia, Barrancabermeja, Cúcuta, y así hasta nombrar la mayoría de las ciudades colombianas. Pero no solo son los funcionarios locales, también lo hacen los ministros. Semanas después de la desaparición de Zapa, el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón fue preguntado por el asunto. Después de ignorar durante unos segundos al periodista, Pinzón de manera desafiante, encara al periodista y evade la pregunta. 



El ejemplo de promoción de la libertad de prensa no debe ser el maquillaje de compromisos y discursos, debe refrendarse en el respeto a la crítica y en la tolerancia a que el medio titule: El cuerpo fue encontrado cerca de la finca del papá del gobernador. 

En Twitter: @goodluck_Bock
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.