Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2013/11/25 00:00

    Un buen gobierno para el agro

    Entregar un peso público a los grandes empresarios es quitárselo a las unidades familiares, eso afecta negativamente la productividad de las unidades pequeñas.

COMPARTIR

Como un contexto general, antes de entrar en materia, quiero expresar que los colombianos debemos aprender a conocer entre acciones que representan payasadas mediáticas y anuncios que demandan verdaderas responsabilidades. 

Es común el continuo uso de ciertas expresiones que causan excitación mental y acciones que tratan de enviar mensajes de salvación y heroísmo, pues son mostradas en momentos de incertidumbre. Dados los riesgos que encierran y la desigualdad que engendran, es por ello que debemos tener un aprendizaje para asimilarlas.

Por los acontecimientos de los últimos días podríamos pensar que el tema del sector agropecuario quiere tomar seriedad.  Al principio se quiso asumir como un asunto de medios y popularidad anunciando ideas de farándula para apagar incendios y por su lado los gremios aterrizaron ávidos por las oportunidades de recursos. 

La Fundación Buen Gobierno ha realizando foros en diferentes temas. Uno de ellos fue el pasado 12 de noviembre. La materia tratada fue el sector agropecuario.

Como expositores participaron representantes de Brasil, expertos en asuntos del agro. Se combinó lo teórico con la experiencia. Se explicó el modelo agropecuario y los resultados obtenidos. De igual forma, se analizaron los antecedentes que llevaron al gobierno del Brasil a implementar el modelo.

Entre las líneas de análisis se consideró la productividad (tal vez para algunos les parecerá un tema netamente teórico y que sólo se puede usar en los libros). Sobre este importante aspecto Brasil tiene la experiencia de apreciar la disminución relativa de los precios. Pero lo alcanzaron con la innovación tecnológica y el apoyo real al campesinado al considerar bienestar y desde luego capacitación. 

También los bancos fueron cruciales para lograr la reducción de precios; ofrecieron créditos acordes con la dinámica económica y por ello las tasas fueron bajas y al nivel que realmente permitía cubrir el nivel productivo de los agricultores. En Colombia, ¿los bancos perciben que la economía tiene un nivel de productividad igual a las tasas que ofrecen? Tal vez podemos sentar una hipótesis que plantee lo siguiente: Dada la excusa de cubrirse en riesgo establecen tasas al doble y superior a la productividad de los factores en Colombia. ¿Desconfían de la dinámica de la economía, de la responsabilidad y del nivel productivo del sector agrícola?

Otro hito que alcanzaron en Brasil, fue la creación de dos ministerios tanto para diseñar políticas como para atender la operación y cumplimiento de las metas. En el momento de estructurar las políticas, entre otros aspectos, tenían clara dos cosas: alimento para los pobres y comida sana para los niños. 

Otro aspecto muy interesante fue la explicación de las unidades agrícolas familiares. El apoyo financiero con recursos públicos fue indiscutible y determinante para el éxito de las unidades agrícolas. Tan relevante fue la decisión que la financiación no fue permitida para los grandes empresarios del sector agrícola. Se estableció como criterio que a ese nivel la financiación con recursos públicos debía ser muy poca o nula dado que aquellos pueden contar con recursos propios. 

Pues, es de entender que debe existir conciencia sobre el concepto de que los recursos financieros son limitados y escasos dadas las múltiples unidades agrícolas familiares. También fue claro que entregar un peso a los grandes empresarios es quitárselo a las unidades familiares. Una decisión en ese sentido afecta negativamente y más que proporcional la productividad de los pequeños. Ese mismo peso tiene poca significancia sobre la productividad de grandes productores.

También los expositores evidenciaron el tema de la infraestructura. El efecto que ellos perciben de ésta variable es determinante. Si Brasil cuenta con una infraestructura que es poco comparable con la de Colombia y aun así sienten debilidad, ¿qué deberíamos sentir en Colombia?

Por último, se preguntó sobre el criterio que tuvieron para asignar recursos a esa gran cantidad de medidas implementadas. No obstante lo complejo del interrogante, la respuesta fue sencilla: evaluaron las necesidades socioeconómicas y miraron quiénes necesitaban más y quiénes menos. 

Si ellos son apasionados con el futbol, al parecer no lo son con estos asuntos. Textualmente manifiestan: “No seamos apasionados y radicales, seamos innovadores”.

*Magister en economía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.