Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2016/12/17 13:41

    Gracias, Francisco

    El Santo Padre, en una iniciativa sin precedentes en la historia reciente, invitó a “su parroquia” a dos hombres que representan las visiones encontradas de una Colombia que aún está lejos de reconciliarse.

COMPARTIR

Cuando me enteré de la reunión convocada por el Papa, quien siendo fiel a la “cultura del encuentro” que ha venido promoviendo en los años de su Pontificado, invitó al Vaticano tanto al Presidente Juan Manuel Santos como al Expresidente Álvaro Uribe, pasaron por mi cabeza buenos y no tan buenos pensamientos. Una parte de mí alcanzó a ver con sospecha la reunión, temiendo que ella se quisiera aprovechar para exaltar la posición de uno de los interlocutores en desmedro de la del otro. Por otro lado, también me cuestioné en qué calidad actuaba el Papa, si lo hacía como jefe del Estado Vaticano o como cabeza de la Iglesia Católica, pues la visita del Presidente Santos, como Jefe de Estado, que estaba agendada con considerable anterioridad, protocolariamente no cuadraba con la presencia de un expresidente.

Cuando terminó la reunión oí con algo de nerviosismo las declaraciones del Expresidente Uribe y luego las del Presidente Santos, y solo en ese momento comencé a entender la importancia histórica, espiritual, política y ética del encuentro.

El Santo Padre, a quien me atrevo a llamar Francisco en el título de este artículo, por la cercanía que me genera su personalidad sencilla, franca, humilde, despojada de cualquier halo de gloria terrenal, en una iniciativa sin precedentes en la historia reciente, invitó a “su parroquia” a dos hombres que representan las visiones encontradas de una Colombia que aún está lejos de reconciliarse, y que más allá del proceso de paz con una minoría, como es las Farc, necesita encontrar los caminos para una paz política, una paz judicial y una paz económica, que no se ve en el horizonte cercano.

En palabras del Expresidente Uribe, quien en una entrevista en NTN 24 dio detalles sobre la reunión, "El Papa dijo que era un cura de pueblo, que estaba llamando a un acuerdo político". Esa frase es la mejor síntesis del encuentro. Un hombre cuya autoridad moral no tiene cuestionamientos, en un gesto pastoral y a la vez político, reconoce los esfuerzos del Presidente Santos, pero también valora y respeta las voces de quienes no comparten las políticas del Gobierno, representadas en este caso por Álvaro Uribe, pero que también cuentan con liderazgos como el de los representantes de las víctimas de las Farc, el Ex Presidente Andrés Pastrana, Marta Lucia Ramírez, y de muchos otros colombianos que no acompañamos con nuestro voto la refrendación de los acuerdos.

Con su actitud de pastor, el Papa envía un contundente mensaje a los Obispos y sacerdotes colombianos, muchos de los cuales han cedido a la tentación de tomar partido frente a quienes han cuestionado distintos aspectos de los acuerdos con las Farc. Es un buen momento para que los líderes espirituales que representan al “sucesor de Pedro” en Colombia, tengan un rol más activo en la reconciliación de “todos” los colombianos, sin entrar en consideraciones políticas que descalifiquen una u otra visión.

Si el Presidente Santos, respondiendo al llamado del Papa, abre espacios políticos para que puedan encontrarse consensos sobre los puntos que aún nos dividen, y baja la presión sobre el Congreso y la Corte Constitucional para que la implementación de los acuerdos sea menos atropellada, podríamos estar en el inicio de la “verdadera paz política” en la que quedamos todos, sin la cual ningún acuerdo de paz será viable ni sostenible.

*Ex viceministro de justicia. Decano de la Escuela de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Sergio Arboleda.

@ceballosarevalo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.