Martes, 2 de septiembre de 2014

. Foto: .

| 2013/01/12 00:00

Hombre solo

por José Manuel Acevedo M.

Dicen que Miguel Gómez Martínez le hizo un gran favor a Petro. Con su propuesta de revocatoria lo dotó de escuderos a granel.

No hacía falta un descache más. El alcalde Gustavo Petro había demostrado durante todo el 2012 su máximo nivel de incompetencia. Las constantes improvisaciones en casi todos los temas, las ‘petraseadas’ de las que hablaba Gina Parody, las renuncias de la mayor parte de sus altos funcionarios y el colmo de la fallida estrategia de basuras lo ubicaron en lo peor de las encuestas. Era difícil hasta hace un mes encontrar quién lo defendiera. Ni siquiera progresistas como Carlos Vicente de Roux y Angélica Lozano lo acompañaban sin chistar. Ambos concejales tomaron distancia frente a errores de bulto de la administración distrital. Nadie, ni su mujer, se hacía moler por él.

En cuestión de semanas, todo cambió. La soledad de Petro se convirtió, de repente, en bulliciosa compañía. Los que antes criticaban con dureza, ahora cierran filas en su favor. Al alcalde le sobran escuderos y gente dizque dispuesta a ayudarle para que todo salga bien.

Dicen que Miguel Gómez Martínez le hizo un gran favor a Petro. Con su propuesta de revocatoria lo dotó de escuderos a granel. En cambio, el representante a la Cámara, hijo de Enrique, sobrino de Álvaro y nieto de Laureano Gómez, se quedó, si acaso, con su apellido.

¿Por qué dejaron solo a Miguel, si era tan buen muchacho? Harta hipocresía reina en el ambiente. Mucho respaldo oportunista al alcalde o de dientes para afuera también.

La soledad de Gómez Martínez tiene varias explicaciones políticamente correctas. Al gobierno nacional le sirve tener entretenido a Petro en Bogotá y no tentado con una candidatura presidencial en el 2014. A varios ‘alcaldables’ para el 2015 les conviene que la ciudad toque fondo para poder mostrarse como los salvadores que vienen en su rescate. A los concejales les funciona ‘rodear’ a Petro para ver qué ofrece el alcalde a cambio de su respaldo. Hasta a Aurelio Iragorri le viene bien para congraciarse con Santos y atornillar a Aurelito Jr. en el poder.

Hay otros que dejaron solo a Miguel Gómez porque creen que no es necesaria una revocatoria cuando existe una contralora o un procurador que pueden hacer el trabajo por ellos. Ciertos opinadores que cuestionan duramente al alcalde están confiados en que Sandra Morelli o Alejandro Ordóñez se ocuparán de Petro más temprano que tarde y prefieren verlo inhabilitado o suspendido antes que fortalecido en una elección que puede terminar con una refrendación de su mandato.

El caso es que a Gómez Martínez lo dejaron solo.

Puede que la revocatoria no sea el mejor camino para ponerles fin a los bandazos de Petro, pero crucificar a Gómez por intentar un mecanismo previsto en la Constitución y la ley es bastante canalla.

Si tanto les molesta la revocatoria, eliminen el articulito. Aun sin estar convencido de aquello de ‘revocar’, prefiero la sinceridad del representante Gómez y no la embustera posición de los que hablan pestes de Petro en privado pero le temen al debate público.

Twitter: @JoseMAcevedo                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×