Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1990/12/10 00:00

IGUALDAD, JUSTICIA Y EFICIENCIA EN LA CONSTITUYENTE

El Congreso debe ser un organismo fuerte e independiente, para poder cumplir su función esencial de control político, como una garantía real al derecho a ser oposición.

IGUALDAD, JUSTICIA Y EFICIENCIA EN LA CONSTITUYENTE


¿Qué puede hacer la Constituyente por Colombia? Mucho.
Yo propongo:
1. En materia de Igualdad que:
a. Con el objeto de garantizar la moralidad pública y la igualdad ciudadana en la contratación con el Estado, la ley, sin perjuicio de las acciones penales a que haya lugar, reglamente la responsabilidad pecuniaria de los funcionarios que tomen parte en la adjudicación de los contratos, cuando la Administración sea condenada a indemnizar al licitante que de acuerdo con la sentencia correspondiente le ofrecía la propuesta más favorable. La caducidad de la acción de los proponentes para reclamar en estos casos no caducaría antes de un año.

b. Con el objeto de promover la igualdad de todos ante los servicios públicos, los criterios para distribuir las transferencias del Estado a departamentos y municipios deben ser modificados de tal suerte que a menor cobertura de los servicios de acueducto, alcantarillado, salud y educación, corresponda mayor volumen de dichas cesiones (IVA, situado fiscal, etc.).

c. Con el objeto de que los funcionarios sean servidores de la comunidad y no de grupo político alguno, y de garantizar efectivamente a todos los colombianos el acceso a los cargos públicos en igualdad de condiciones, haya una carrera administrativa a nivel nacional, departamental y municipal a la cual estarían incorporados los funcionarios que desempeñen cargos administrativos que no sean de dirección, confianza y manejo. La ley reglamentaría en el término de un año lo referente al acceso sin dilación a la carrera, la permanencia en ella y la desvinculación de los empleados, de suerte que la estabilidad no se convierta en inamovilidad de los mismos.

2. En materia de Justicia, para que ella sirva a la paz social y nadie quiera hacerse justicia por su propia mano, y como un mecanismo de defensa de la propia sociedad frente al delito, se establezca que la justicia es un servicio público a cargo de la Nación que tendrá como objetivo la efectividad de los derechos reconocidos por la Ley Sustancial, los cuales no podrán ser negados por razones de procedimiento o técnica jurídica. En consecuencia, es responsabilidad del juez tomar las medidas conducentes para que se cumplan oportunamente las formas del debido proceso.

3. En materia de Eficiencia la creación del Departamento Nacional de Control de Resultados, como un organismo del Estado de naturaleza jurídica especial cuya principal función sería verificar que los planes y programas de desarrollo se lleven a cabo dentro de los plazos y costos previstos, de acuerdo con los cronogramas y funciones preestablecidos. Sería un freno al despilfarro de tiempo y recursos.

4. En materia de Reforma al Congreso, creo que además de la indispensable eliminación de los auxilios parlamentarios es necesario tomar algunas medidas fundamentales:

a. Elección de la Cámara de Representantes en circunscripción uninominal, de suerte que haya una vinculación más estrecha y directa entre elegidos y electores y un mayor control democrático de estos últimos sobre los primeros.

b. Preguntas orales a los ministros: habría una sesión cada dos semanas en la Cámara y otra en el Senado, que no coincidirían, reservadas prioritariamente a las preguntas orales de los miembros de una y otra Cámara a los ministros y a las respuestas de éstos. Las preguntas serían concretas y sucintas al igual que las respuestas y no darían lugar a debates ni a interpelaciones.

c. Eliminación del cúmulo de mandatos:

1. Dentro del mismo período constitucional nadie podría ser elegido simultáneamente senador y representante, diputado o concejal. La infracción de este precepto viciaría de nulidad dichas elecciones.

2. El Presidente de la República no podría conferir empleo a los senadores y representantes principales durante el período de sus funciones, ni a los suplentes, cuando se encuentren ejerciendo el cargo, con excepción del de embajador. La aceptación de cualquier otro empleo por un miembro del Congreso implicaría la pérdida de la investidura.

Todo lo anterior, que es apenas parte de mis iniciativas para tratar en la Constituyente, obedece a los siguientes criterios:

a. En la época moderna el Gobierno dirige al Estado, y el Congreso debe ser un organismo fuerte e independiente, como nunca antes, para poder cumplir su función esencial de control político, como una garantía real al derecho a ser oposición al Gobierno y,
b. La igualdad en materia de derechos debe ser el hilo conductor de grandes rectificaciones, y uno de los grandes principios orientadores, lo mismo que la organización de una participación más allá del voto, de la democratización de los servicios públicos, y del control de resultados para una administración eficiente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.