Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2008/10/25 00:00

Inteligencia superior

Esta administración cree que torpedear las investigaciones contra el gobierno y sus aliados es una forma de garantizar la seguridad del Estado

Inteligencia superior

El gobierno se está enredando en sus espuelas. Frente al escándalo por seguimientos a dirigentes de la oposición, el presidente Uribe se declaró víctima de sus propios agentes. "Es prácticamente una trampa al gobierno", aseguró el mandatario en su primera reacción pública a los documentos que prueban que desde el DAS -el departamento de inteligencia que depende de la Presidencia- salió la orden de buscar información contra el senador Gustavo Petro y contra el Polo Democrático.

Resulta sorprendente que el gobierno quiera culpar de las acciones de sus funcionarios a sus contradictores políticos.

La declaración del Presidente indica que al gobierno le preocupan más las huellas que quedaron que la existencia de investigaciones irregulares: "¿A quién se le ocurre, a una gente con experiencia en inteligencia, mandar una circular para investigar un partido político? ¿Es torpeza o maldad? ¿Qué hay detrás de eso? Ánimo de hacerle daño al gobierno. ¿Quién sabe qué propósito político de hacerle daño al gobierno hay ahí?", preguntó el Jefe de Estado, para ahorrarse la respuesta.

También aseguró que su administración no investiga a nadie por su credo. Sin embargo, un sencillo ejercicio de memoria demuestra lo contrario.

En repetidas ocasiones, el gobierno ha puesto los organismos de inteligencia del Estado al servicio de funcionarios y políticos investigados y en contra de investigadores judiciales y detractores legítimos.

El primer caso, confesado en vivo y en directo, se conoció a raíz de una conferencia de prensa que dio el presidente Uribe para contrarrestar el debate de Gustavo Petro sobre la para-política en Antioquia. Esa noche, 19 de abril de 2007, el mandatario aseguró que, a través de las denuncias, los opositores querían atacar el TLC: "Yo tengo pruebas, que no las voy a revelar, son de inteligencia militar y policiva, de algunas personas que han ido a Estados Unidos, que dicen: ya nos tiramos en el Tratado acusando a este tal por cual de Uribe".

Ante el reconocimiento del mandatario, el periodista Félix de Bedout repreguntó: "Usted dijo que eran pruebas de inteligencia militar. ¿Se está haciendo seguimiento de inteligencia militar a la oposición?". Consciente ya de su aseveración, el Presidente intentó recomponer su respuesta: "Mire, pregúntele al director del DAS. Aquí le hacen es inteligencia al gobierno. La oposición exhibe unos documentos oficiales a los cuales no tiene alcance (…). Lo que pasa es que esas personas proceden muy evidentemente, no se cuidan tanto como creen cuidarse y además facilitan inferencias".

Un año después, cuando Yidis Medina reveló que le habían comprado su voto a favor de la reelección, la inteligencia del Estado trabajó para desprestigiarla. El DAS, que no tiene entre sus funciones citar ruedas de prensa para que hablen particulares, invitó a todos los periodistas de medios locales y nacionales en Bucaramanga para que difundieran los señalamientos de un fotógrafo de Barrancabermeja contra la ex congresista.

Cuando, a través del jefe de prensa, le pregunté a la directora del DAS por qué el departamento estaba ejecutando esa tarea ajena a su labor misional, la respuesta fue: "Porque como organismo de seguridad del Estado, está en la obligación de dar a conocer al país denuncias tan graves que lo único que buscaban era enlodar la honra y el buen nombre del señor Presidente de la República".

Hay otros ejemplos: el caso 'Tasmania', las cartas del paramilitar Francisco Villalba escritas realmente por Chucho Sarria, y la reunión de los emisarios de 'Don Berna' con altos funcionarios de la Presidencia y una representante del DAS, muestran que esta administración cree que torpedear las investigaciones contra el gobierno y sus aliados es una forma de garantizar la seguridad del Estado.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.