Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2015/09/28 12:10

    Sí hay Quinto malo

    No tengo la menor duda en afirmar que la dirigencia política cartagenera es criminal, anacrónica y perversa.

COMPARTIR

Ya lo he dicho en varias oportunidades, pero en Colombia para que las denuncias se escuchen hay que decirlo mil veces. Hay que gritarlas a voz en cuello y machacarlas una y otra vez para que al final del día alguien las recuerde. No tengo la menor duda en afirmar que la dirigencia política cartagenera es criminal, anacrónica y perversa. Criminal porque está amarrada a grupos de familias mafiosas; anacrónica porque defiende los postulados del siglo XVI; perversa porque juega con la ilusión de los votantes y, por lo tanto, le importa un bledo el desarrollo de la ciudad y el bienestar de los ciudadanos.

No se entiende que un señor que ha pasado 14 años sentado en una silla del Concejo Distrital, que no ha hecho absolutamente nada por la ciudad, más allá de dar “tijerazos”, ni haya aportado una sola idea relevante al desarrollo de los cartageneros, tenga hoy la mayor opción para ocupar el sillón del Palacio de la Aduana. No se entiende porque la lógica nos dice otra cosa: los reconocimientos y premios son para aquellos que se lo merecen. Claro que en el juego político se ponen de manifiesto otros intereses, y aquí los méritos no importan. Antonio Quinto Guerra, el flamante candidato a la alcaldía de La Heroica es representante del simbólico “Partido Único del Concejo”, conformado por un grupo de políticos representantes de las mismas familias de siempre, que en los últimos 20 años se han turnado la administración de la ciudad, como en su momento lo hizo el Frente Nacional en la administración del país.

No olvidemos que de este grupo perverso hizo parte en los noventa Nicolás Curi Vergara, de amarga recordación para las arcas del distrito; Gabriel García Romero, del Clan García, y uno de los mayores tramoyeros que ha pasado por el Palacio de la Aduana: Carlos Díaz Redondo, cuya mayor contribución al desarrollo turístico de la ciudad fueron sus bacanales políticos, y por último, Alberto Barboza, de quien los ciudadanos solo recuerdan sus escándalos y atracos al presupuesto general del distrito.

Antonio Quinto Guerra, repito, hace parte del mismo entuerto, de la misma mafia, de aquella que se viene robando de a poquito la ciudad y no le ha permitido su desarrollo pleno. En este momento carga sobre sus hombros una investigación de la Procuraduría por tráfico de influencias. Como lo dejó ver un informe del portal Las 2 Orillas, tiene el respaldo de toda la corruptela política que ha administrado en las últimas décadas la ciudad. Entre estos se encuentran Dumek Turbay, la senadora Nadia Blel, hija del condenado parapolítico Vicente Blel; del polémico exgobernador de Bolívar Luis Daniel Vargas, investigado y condenado por extorsionar a la reina del chance, Enilse López, alias La Gata. Además, cuenta con el apoyo de Vicentico Blel Scaff, hermano de Nadia e hijo de Vicente Blel, de Boris Anaya, de David Dáger, de César Pión, de la casa García Romero, de William López, de Hernando Truco (también investigado y condenado por corrupción), de Wilson Toncel (cuñado del expresidente y parapolítico del Senado Javier Cáceres), de Salim Antonio Guerra y Carlos Díaz Redondo. Pero, sobre todo, tiene el apoyo incondicional del grupo político de Jorge Luis Alfonso López, hijo de la polémica Enilse López.

Hace un año, la Revista SEMANA (2014/08/30) publicó un revelador informe que daba cuenta de las bacanales del exconcejal y hoy firme candidato a la alcaldía de La Heroica. A esta asistieron un poco más de mil personas y se prolongó durante dos días. El despilfarro de dinero, comida y regalo fue monumental y dejó ver que el cargo de alcalde solo podía ser posible con plata.

“La fiesta fue todo un derroche. Los asistentes fueron recibidos con sombreros y ponchos marcados con el nombre del candidato y botones con la bandera de Cartagena. Todos, juiciosamente, se los terciaron. La revista Zeta dice que más que cumpleaños, se celebraba el lanzamiento (de la candidatura) del concejal Quinto Guerra a la Alcaldía de Cartagena”, escribió SEMANA.

Las cajas de Old Parr iban y venían mientras la música que amenizaría la fiesta correría por cuenta, entre otros, de Los Betos e Iván Ovalle. Entre los invitados a la bacanal se encontraban los exgobernadores de Bolívar Libardo Simanca, juzgado y condenado por parapolítica, Joaco Berrío, destituido e inhabilitado por 18 años para ejercer cargos públicos, y Miguel Navas Meisel, amigo personal de los García Romero. Así mismo, estuvo presente la senadora Nadia Blel, el exalcalde de Cartagena Gabriel García Romero y el empresario Alfonso “el Turco” Hilsaca, investigado y condenado por parapolítica y otros delitos.

Precisamente, lo que se afirma en las calles de La Heroica es que Hilsaca es, entre otros, el mayor aportante a la campaña de Quinto Guerra, el mismo que ha participado de contratos jugosos con el distrito y ha hecho agua sus finanzas en varias oportunidades.

En la fiestecita, según datos de prensa, ‘el Turco’ y otros financiadores invirtieron un poco más de 500 millones de pesos, una cifra que, por supuesto, esperan recuperar cuando Quinto Guerra, el títere de la mafia, alcance el Palacio de la Aduana.

En Twitter: @joarza
E-mail: robleszabala@gmail.com

*Docente universitario. Autor del libro “Los buenos muchachos del expresidente”. Ediciones B, 2015.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.