Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2015/10/10 12:00

    Un alcalde de laboratorio

    Bogotá necesita un alcalde que sea capaz de incorporar con grandeza en su programa de gobierno las buenas ideas de quienes resulten derrotados.

COMPARTIR

Si a punta de injertos y avanzadas técnicas de laboratorio pudiéramos crear al alcalde perfecto para nuestra sufrida ciudad capital, ese mandatario estaría hecho, sin duda, de una sólida combinación de todas las buenas ideas y cualidades de los candidatos que hoy se encuentran en la competencia.

Si yo tuviera, por ejemplo, un sofisticado laboratorio para adelantar ese procedimiento, extraería la idea de Rafael Pardo de poner a Bogotá a marchar 24 horas, liquidaría Caprecom y, como también propone el candidato liberal, en vez de remitir a sus pacientes a la ineficiente Salud Capital se crearía una EPS única para enfocar todos los esfuerzos en esa robusta institución de salud de manera que se atienda a los pacientes de manera rápida y, sobre todo, digna.

Juntaría estas iniciativas con la propuesta de Clara López –¡quién lo creyera!– de conformar el Fondo Distrital de Fomento Empresarial para impulsar a las mipymes, darle un sentido de competitividad a la ciudad y facilitarle las cosas a las industrias que se están asentando en los municipios vecinos porque los impuestos y la 'tramitomanía' se hacen presentes en Bogotá como en ninguna otra ciudad del país. Añadiría en esa parte de la anatomía del alcalde perfecto, la preocupación del aspirante Daniel Raisbeck por hacer gratuito y digital el registro de las empresas para aprovechar la tecnología en la simplificación de los procedimientos. Hablando de tecnología, mezclaría las anteriores ideas con la revolucionaria propuesta de ‘Pacho’ Santos de fundar una universidad digital gratuita para capacitar a cientos de jóvenes que hoy necesitan alternativas creativas en materia de educación.

¡A Bogotá hay que resolverle el problema de la movilidad!... no simplemente construirle un metro que no logre transportar ni al 10 por ciento de la población. Si ello requiere un esfuerzo para combinar inteligentemente buses públicos eficientes, transmilenios y sistemas de transporte elevados que le hagan el quite al problema de la inestabilidad del subsuelo capitalino, habrá que instalarle en el corazón de este alcalde de laboratorio la experiencia y visión de Enrique Peñalosa en la materia para contar con ella y sacar adelante el modelo de movilidad integral que la ciudad requiere.

Como no podemos construir artificialmente un alcalde o alcaldesa que tenga lo mejor de todos, sí tenemos la posibilidad de exigirle a quien sea que gane, que vuelva al viejo concepto de construir sobre lo construido y que incorpore con grandeza y sin egoísmo las buenas iniciativas de quienes serán inevitablemente derrotados el próximo 25 de octubre.

Esta ciudad necesita menos populismo y en cambio más cerebros trabajando conjuntamente en el diseño de una capital que nos devuelva las ganas de vivir en ella. Vote bien, vote a conciencia pero sobre todo vote por quien nos garantice que será capaz de superar estos años de triste soberbia del alcalde Gustavo Petro que ni se ayudó ni buscó ayuda en quienes más sabían de Bogotá con tal de imponer su caprichoso y resentido parecer.

***

Aunque los medios sobrecarguemos a los ciudadanos de información con noticias sobre la pelea por las alcaldías de los municipios más importantes, no se olviden que también escogeremos en dos semanas a los concejales que ayudarán a que el alcalde haga las cosas bien o lo bloquearán a punta de marrullas y politiquería barata.

En Bogotá, por fortuna, hay candidatos buenos en casi todas las listas. La del Centro Democrático (lista cerrada) está bien encabezada con Diego Molano y Ángela Garzón. Los conservadores tienen en Josías Fiesco (C#10) a un joven que puede darle la vuelta a ese partido. En la Alianza Verde está una de las personas que más quieren y conocen a Bogotá, el visionario Diego Laserna (#26), mientras en la ASI no se equivocan quienes quieran promover la única reelección que vale la pena votando por Juan Carlos Flórez (#1) o en el mismo partido por Fernando Rojas (#45). Si busca alguien que desde la izquierda ejerza control político con altura, vote por Danka Atanasova (Polo Democrático #9) y como el Concejo cuida las finanzas del distrito y aprueba o niega los cupos de endeudamiento, nunca sobra un experto en temas económicos como Silverio Gómez de la U (#1). De cada partido, según su preferencia ideológica, ¡debemos escoger lo mejor!

En Twitter: @josemacevedo
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.