Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2015/06/05 12:15

    ¿Y qué es el ‘Nuevo EPL’?

    El discurso de un supuesto movimiento “revolucionario” abre interrogantes sobre el fondo ideológico que lo lleva a amenazar a exparamilitares, cuestionar el proceso de negociación con las FARC y a señalar a desmovilizados del antiguo EPL.

COMPARTIR

En abril pasado circuló por medios electrónicos un extenso comunicado a la opinión pública firmado por la Dirección Estratégica de Contra Ataque del Ejército Popular de Liberación (EPL), a través del cual se presentan en sociedad y anuncian sus principales líneas ideológicas y de acción. Un segundo texto se conoció a finales de mayo, esta vez fue una carta dirigida a Fredy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán’, a quien conminaron a salir del país, junto con su familia, una vez quede en libertad, pues lo consideran una amenaza para los reclamantes de tierras en el Urabá antioqueño. En este caso se firmaron como ‘Nuevo EPL’.

Hasta el momento no hay suficientes elementos para caracterizar ese supuesto “movimiento revolucionario”, salvo lo que se desprende de sus dos mensajes, que han sido rubricados en Saiza, Córdoba, el primero, y en el Nudo de Paramillo, el segundo. Hasta el momento no se reportan acciones militares.

De ser cierta su existencia, y de acuerdo con los lugares donde supuestamente han sido firmados los dos documentos, este grupo se estaría moviendo por la Serranía de Abibe, una cadena montañosa que nace justamente en el Nudo de Paramillo y se extiende entre los departamentos de Córdoba y Antioquia, buscando el Golfo de Urabá. Es un corredor natural que ha sido usado por todos los grupos armados ilegales en los últimos 40 años para fines ilícitos.

De la lectura de ambos comunicados se desprenden algunos aspectos que son reiterados por sus autores, quienes se consideran “casi todos firmes combatientes originarios del EPL”, y que son importantes destacar para preguntarse sobre la posible intencionalidad de sus mensajes.

El primer asunto son los cuestionamientos contra varias personas que hicieron parte de ese grupo armado y se desmovilizaron en febrero de 1991 bajo los acuerdos con el gobierno nacional. “… nos engañamos dando la lucha por el pueblo, para que al final salgan algunos comandantes convertidos en ricos burgueses a vender a los combatientes para ellos disfrutar las ‘mieles del poder’ y a convertirse en la nueva clase dominante y oligarca”, dicen en el primer comunicado. En la carta a alias ‘El Alemán’ reiteran la idea: “Nos hemos curado de la traición de nuestros compañeritos quienes por poderse llamar constituyentes o legisladores nos vendieron a todos, nos sometieron al genocidio silencioso y nos expusieron a la vergüenza de ser desmovilizados en un país donde ser desmovilizado es sinónimo de ser el otro enemigo”.

Pero, ¿a quiénes se refieren? En el primer comunicado hacen referencia a Gerardo Vega, Carmen Palencia, Mario Agudelo, Manuel Teodoro Díaz, Jaime Fajardo y David Meza, específicamente, quienes hicieron parte del EPL, se acogieron a los acuerdos de 1991 y fundaron el movimiento Esperanza, Paz y Libertad, con el cual lograron sendos triunfos electorales a mediados de la década del noventa. A todos ellos les recuerdan en uno y otro comunicado la traición a sus “ideales revolucionarios” y las acciones que emprendieron cuando empuñaron las armas: “A todos estos “angelitos” se les olvidó  el tendal de muertos que dejaron, la violencia que sembraron, los desplazamientos de los campesinos que se produjeron por los enfrentamientos contra los paramilitares, contra la fuerza pública; se les olvidaron los secuestrados, se les olvidaron las extorsiones, se les olvidó el narcotráfico que también lo ejercieron”, por destacar algunos de esos señalamientos.

En su primer comunicado anunciaron que “revelaremos los primeros dos interesantes dossiers del paso por la guerra de los ‘compañeritos’ que mencionamos antes y de otros que como integrantes del EPL y después de desmovilizarse cuando actuaron como integrantes del Grupo paramilitar de los Comandos Populares paramilitares aliados de las AUC en Urabá asesinando principalmente miembros de la Unión Patriótica”.

Un segundo asunto son los cuestionamientos a la negociación que adelanta la guerrilla de las FARC con el gobierno nacional en La Habana. En ambos documentos queda consignada la idea de traición: “… a espaldas de sus cuadros y las bases han asumido un proceso de sometimiento al gobierno burgués de Juan Manuel Santos, que pretende aprovechar el cansancio y el aburguesamiento de las estructuras guerrilleras que se han llenado de dinero por la vía del narcotráfico, desconociendo las necesidades reales del pueblo que dicen defender por las armas”, afirman en su primer comunicado. En el segundo, reiteran la idea y se refieren a los guerrilleros en la isla de Cuba como “traidores negociando a sus compañeros”.

Es curiosa ese señalamiento a las FARC, pues en la década del noventa este grupo armado persiguió por “traidores a la revolución” a todos aquellos del EPL que dejaron las armas en 1991 y se reintegraron a la vida civil. Fruto de esa retaliación fue la violencia desatada en aquella época en el Urabá antioqueño que dejó un reguero de muertos en medio de las plantaciones bananeras.

El tercer asunto a destacar es la amenaza contra todos aquellos exparamilitares que una vez salgan de la cárcel retornen a las regiones donde operaron y que estén bajo el dominio del ‘Nuevo EPL’. Al respecto advirtieron en su primer comunicado que “no permitiremos de ninguna manera el regreso a las regiones de los paramilitares, ni los de antes ni los de ahora; no permitiremos que las bandas criminales se apropien de las tierras que les están regresando o devolviendo al campesinado, utilizaremos las armas con contundencia para prevenir que esto ocurra”. En la carta a alias ‘El Alemán’ se concreta la amenaza: “Lo tendremos en la mira durante algún tiempo, dándole tiempo a confesarse y a comprar el pasaje para irse del país”.

Este tipo de mensajes, divulgados por quienes se consideran “dignos combatientes del Ejército Popular de Liberación”, parece que apuntan a dos blancos concretos: de un lado, a fortalecer la estrategia de señalamiento, estigmatización, deslegitimación y criminalización contra los reclamantes de tierras y organizaciones acompañantes en Urabá, de las cuales hacen parte Gerardo Vega y Carmen Palencia; y de otro, cobrarle a alias ‘El Alemán’ sus señalamientos a un nutrido grupo de políticos locales del Urabá antioqueño, así como de Chocó y Córdoba, quienes fueron acusados y condenados por sus alianzas con el proyecto de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc).

La aparición del llamado ‘Nuevo EPL’ agrava, aún más, el clima de tensión que viven esas regiones por cuenta de las dificultades de aplicación del proceso de restitución de tierras. ¿Podrá pensarse que bajo ese ropaje de izquierda se esconde un ejército irregular de derecha que recoge los aprendizajes del pasado y como antes defiende intereses privados? La respuesta aún no es clara.

(*) Periodista y docente universitario
En Twitter: jdrestrepoe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.