Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2016/12/24 10:44

    Colombia y Estados Unidos: ¿continuidad en política exterior?

    En Colombia usualmente no se presentan los cambios bruscos en política exterior como se prevé que sucederá próximamente en los Estados Unidos, incluso sobre la terminación de la “guerra civil” en Colombia.

COMPARTIR

En los Estados Unidos, los gobiernos entrantes se han abstenido de tratar de influir en la administración saliente, en decisiones sobre política exterior.

Sin embargo, Trump en su condición de presidente electo,ha intentado que Obama“vete” en el seno del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, unproyecto de resolución por el que se censura a Israel por la construcción de establecimientos en los territorios ocupados.

La actitud,independientemente del resultado del proyecto, es indicativa de la línea que su gobierno asumirá en el Medio Oriente. Que se agrega a las incógnitas que se abren sobre temas como Cuba, China, Rusia, Irán, Corea del Norte y otros muchos otros, como los de las armas nucleares, la migración, la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico, la OTAN y las relaciones con Europa.

Para muchos, Hillary Clinton implicaba la continuidad de una política exterior que muchos no compartían. Algo parecido al contraste en materia internacional que se dio entre Johnson y Nixon y  entre Carter y Reagan.

Tampoco se sabe cuál será la posición del nuevo gobierno norteamericano frente a algunos temas menores, como la implementación del acuerdo con las FARC,  que ha contado con el respaldo generalizado de la comunidad internacional. No obstante, no es frecuente que un gobierno, cualquiera que sea su ideología, no acceda a expresar su apoyo a un acuerdo de paz en cualquier parte del mundo.

Especialmente después de que,siguiendo la línea de algunos mandatarios, la vicepresidenta del comité noruego del Premio Nobel de Paz, BeritReiss-Andersen en su intervención al entregar al presidente Santos el premio se refirió reiteradamente a la “guerra civil” en Colombia, lo que mueve a muchos colombianos a preguntarse si por lo que hemos atravesado, no desde 1964 como dijo la experta señora, si no desde la época de las llamadas “repúblicas independientes”, ha sido una “guerra civil”, no obstante las definiciones académicas que sobre ese término dan teóricos de universidades norteamericanas y europeas que confundían hasta hace poco a “Kolumbia” con Bolivia

En Colombia, la política exterior no ha tenido el efectode “montaña rusa” que se prevé ahora en los Estados Unidos,ya que por lo general ha existido al respecto una “política de estado”.En buena parte se debe, no solamente al efecto, más sicológico que práctico de la existencia de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, sino a la práctica de adelantar consultas con los expresidentes de la república. Como sucedió en el manejo del diferendo con Nicaragua,sobre el que desde 1969 once gobiernos, conociendo perfectamente sus características jurídicas y políticas del caso, no solamente siguieron exactamente la misma línea,sino que cada uno de ellos adoptó acciones efectivas para continuarla.

No obstante, no ha faltadoalgún gobierno, que conociendobien un asunto, para no perder popularidad, ha tratadode adjudicar la responsabilidad de su epílogo a otro o ha aducido desconocimiento del mismo,lo que no tendría explicación. Trump y sus asesores no podrán afirmar después del 20 Enero, que no sabían en qué consisten los acuerdos sobre con Irán o que desconocían la política norteamericana sobre armas nucleares o sobre Afganistán: eso sería inaceptable. 

Naturalmente que hay casos de casos. Cuando la terminación del período presidencial del hidalgo presidente Guillermo León Valencia era inminente, amigos y distinguidas damas de la alta sociedad, aprovechaban las reuniones sociales para “arremolinarse” alrededor del mandatario para pedirle que ellos o sus familiares fueran designados en el exterior. Carlos Lleras Restrepo se vio obligado a derogar masivamente los nombramientos que había hecho su predecesor…

(*) Profesor de la facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.