Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/03/20 00:00

La derecha

Soy de derecha, si ser de derecha es creer que no sólo es un derecho sino un deber que el Estado haga uso de toda la fuerza para enfrentar a los violentos.

La derecha

Hace un par de números esta revista decidió ubicarme en "la derecha" del país. Los desafíos internacionales generados por la operación que terminó con la muerte de Raúl Reyes me impidieron entonces dar mi opinión sobre tal aseveración. Lo hago ahora.

Soy de derecha, si ser de derecha es defender que la democracia es el único régimen político éticamente aceptable y que lo es porque ninguno otro supone y exige el respeto de la dignidad de la persona humana y de la igualdad intrínseca de todos, con independencia de su género, raza, religión, lengua, doctrina política o inclinación sexual. Soy de derecha, si ser de derecha significa reconocer la riqueza de la diversidad y el valor de la diferencia.

Soy de derecha, si ser de derecha es estar convencido de que sólo en democracia es posible el goce de los derechos y las libertades que son naturales y comunes a todos los seres humanos. Soy de derecha, si ser de derecha es profesar que a la par de nuestros derechos existen deberes sociales y que estos también son exigibles.

Soy de derecha, si ser de derecha es considerar que la democracia es el gobierno de las mayorías y el paralelo respeto de las minorías. Y que exige la autonomía de las diversas ramas del poder público y el imperio del estado de derecho y el principio de legalidad.

Soy de derecha, si ser de derecha es estimar que las democracias "populares" y "socialistas" son una farsa tras la que se esconden regímenes autoritarios y de partido único. La única democracia verdadera es la liberal y clásica y es tarea de todos contribuir de manera permanente a su desarrollo y profundización.

Soy de derecha, si ser de derecha es apreciar que la democracia exige partidos y movimientos políticos sólidos y líderes fuertes, pero no caudillos.

Soy de derecha, si ser de derecha es estar comprometido con la búsqueda de la seguridad de todos los habitantes del territorio nacional y entender que la seguridad no es cosa distinta de la posibilidad de ejercer nuestros derechos y libertades sin interferencias ilegítimas de terceros y del Estado mismo. Sólo la seguridad nos permite disfrutar de la vida, la libertad y todos nuestros otros derechos.

Soy de derecha, si ser de derecha es entender que la seguridad del gobierno y la defensa del territorio tienen sentido porque el gobierno es la expresión de la organización política que los habitantes hemos decidido darnos democráticamente y porque la defensa del territorio es indispensable para la seguridad de los habitantes.

Soy de derecha, si ser de derecha es creer que no sólo es un derecho sino un deber que el Estado, en representación de la sociedad, haga uso de toda la fuerza que sea necesaria para enfrentar a los violentos. Soy de derecha, si ser de derecha es estar convencido de que ese uso de la fuerza se debe ejercer con respeto pleno de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario y que no es lícito ni ético violar la ley so pretexto de defenderla.

Soy derecha, si ser de derecha es repudiar la "combinación de las formas de lucha", estimar intolerable la violencia como mecanismo para la obtención de cualquier fin político, social o económico y considerar inaceptable alegar motivos políticos para justificar, excusar o cohonestar la violencia o darles tratamiento favorable a quienes la usan con tales pretextos.

Soy de derecha, si ser de derecha es tener la certeza de que el derecho internacional no sólo obliga a los otros Estados a no contribuir con sus acciones a amenazar nuestra seguridad, sino que establece el deber de cooperar en la lucha contra el terrorismo y las otras organizaciones criminales y que frente a ellas no cabe neutralidad alguna sino la obligacíón de colaborarnos. Soy de derecha, si ser de derecha es contar con la certidumbre de que la legítima defensa es un derecho inherente a las personas y a los Estados.

Soy de derecha, si ser de derecha es considerar que, además de la violencia, la pobreza, el subdesarrollo, la desigualdad y la corrupción son las lacras que asuelan a nuestra sociedad.

Soy de derecha, si ser de derecha es tener la convicción de que sin crecimiento de nuestras economías no es posible superar pobreza, subdesarrollo y desigualdad y que, sin embargo, no basta con el crecimiento para lograrlo. Soy de derecha, si ser de derecha es entender que para ello es indispensable un Estado fuerte que asegure el pago de los impuestos debidos y rompa con su acción social las trampas de la pobreza y la desigualdad. Soy de derecha, si ser de derecha es considerar que esas trampas se destruyen asegurando la movilidad social a través de la educación y el gasto público eficiente y focalizado en los más pobres, débiles y vulnerables.

Y sigo…

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.