Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2006/03/25 00:00

    La doctora crónica

    Me alegré cuando este trabajo sobre Afganistán recibió el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar y me alegré más cuando supe que lo editaron como libro

COMPARTIR

Una de las mejores crónicas periodísticas de los últimos tiempos la escribió una joven médica de Medellín, sin siquiera proponérselo. La doctora Natalia Aguirre Zimerman, como muchos de sus colegas recién egresados, no encontró mayores oportunidades para ejercer su profesión en Colombia.

Llena de ilusiones y estrenando su especialización en gíneco-obstetricia, presentó su nombre a la organización 'Médicos sin Fronteras' y terminó en el año 2002 en Afganistán.
Desde allí, mientras salvaba vidas, empezó a mandarles correos electrónicos a su mamá y a otros familiares. Les contaba lo que estaba pasando frente a sus ojos en el lugar que concentraba la atención mundial, durante la fallida cacería de Osama Ben Laden.

Con inmenso talento, sensibilidad y sentido del humor, armó un retrato de guerra y esperanza en un país, más allá de las primeras páginas de la prensa mundial.

El despreocupado candor de quien escribe para ser leído sólo por los suyos es la mayor virtud del relato de 10 meses en el país del Talibán (y de muchas cosas más, como podrán descubrirlo sus lectores).

La mamá de Natalia imprimió los correos, los empastó y se los llevó a la revista El Malpensante. Alguien con gran criterio encontró su valor. La extensa crónica fue publicada por primera vez en la revista, después de pasar por una edición virtuosa que le peluqueó las alusiones estrictamente familiares, sin despojarla de su vivacidad y frescura.

El lector puede ver, oír, tocar, probar y oler los escenarios del relato.

Cuando pude disfrutar -y a veces llorar- su lectura en El Malpensante, sentí que la doctora había captado como pocos el espíritu del lugar y de sus habitantes.

Su lenguaje joven y descomplicado, sumado al uso magistral de las comparaciones para guiarse en un mundo tan diferente, le dan a esta crónica un valor trascendente. Más allá de cualquier coyuntura de actualidad.

Me alegré cuando este trabajo recibió el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar y me alegré aun más cuando supe hace unos días que lo editaron como libro.

300 días en Afganistán se puede convertir en un suceso editorial internacional. Por eso me atrevo a recomendarlo a todos los lectores, y en especial a mis colegas reporteros.

Es una gran lección para nosotros. Las urgencias del cierre y el envío con frecuencia nos obligan a buscar la materia prima sólo en lo extraordinario. Con su trabajo, Natalia pone el reflector nuevamente sobre la inagotable veta de la cotidianidad.

MISTERIO RESUELTO: Preguntan Vladdomanía en SEMANA y Felipe Zuleta en El Espectador, de dónde salieron los casi 5.000 votos que logró el senador electo Armando Benedetti en Putumayo. Les tengo una respuesta.

En 2002, cuando Benedetti hacía campaña para llegar a la Cámara de Representantes por Bogotá, asoció a varios aspirantes fallidos a edil para que aportaran votos a su elección. Algunos de esos personajes hicieron parte de la lista de Armando Benedetti, hace cuatro años. El noveno lugar, por ejemplo, lo ocupó un señor llamado Fabián Alfonso Belnavís Barreiro.

Pues bien, en diciembre del año pasado el gobierno decidió nombrar al señor Belnavís como gobernador encargado del departamento del Putumayo, en reemplazo del titular que está suspendido.

Dos semanas antes de las elecciones, el presidente Uribe le amplió por tres meses el encargo al amigo de Benedetti.

Los beneficios de ese nombramiento para el Putumayo aún están por verse, pero para Armandito ya son un hecho. El congresista costeño, que representaba a Bogotá, logró la mayor votación para Senado en el Putumayo: 4.688 votos, para seguir luchando contra la corrupción y la politiquería.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.