Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2007/12/15 00:00

La hora de José Obdulio

Dado que J.O. es primo hermano de Pablo Escobar, y repito que no tiene culpa de eso, el testimonio de Rodrigo Lara adquiere mayor gravedad.

La hora de José Obdulio

Nunca, hasta el viernes de la semana pasada en La W Radio, me había referido al asesor presisdencial José Obdulio Gaviria como el "primo hermano de Pablo Escobar".

Él no tiene la culpa de eso. Nadie tiene la culpa de ser hijo de quien es, hermano, padre, primo. No creo que sea una condición para condenar a alguien. Ni siquiera uno tiene la culpa de que se le 'maluquié' el cónyuge, al que sí se escoge.

Es la lotería de la vida.

Pero ante el estremecedor testimonio de por qué Rodrigo Lara, zar anti corrupción, se retiró del gobierno, consistente, entre otros argumentos, en que Palacio sí sabía que se venía encima un informe del Miami Herald cuestionando un viejo tema sobre la propiedad de de un helicóptero capturado en el gigantesco laboratorio de drogas de Tranquilandia, y que se le ocultó, he pensado cosas.

Según Lara, José Obdulio ocultó la información -o que por lo menos lo consultaron y no lo dijo- acerca del periódico de Miami, que tenía que ver directamente con testimonios sobre cómplices en el asesinato de su papá.

Puede ser que Lara no estuviera bien informado, y que, como lo aseguró J. O., éste no hubiera recibido tal información.

Pero dado el hecho de que J.O. es primo hermano de Pablo Escobar y, repito, él no tiene la culpa de ello, el testimonio de Lara permite una grave interpretación.

¿Por qué yo siempre había evitado identificar a José Obdulio con Pablo Escobar?

Porque ello es una injusticia infinita. Pero esa injusticia, corregida por Álvaro Uribe en un gesto consistente en que lo llevó a Palacio no sólo como su ideólogo de cabecera, sino como su vocero principal, se le ha devuelto al Presidente en varias oportunidades.

Primero, en el libro del 'Osito', Mi hermano Pablo, relata que su primo hermano José Obdulio iba a la Catedral, "y mi hermano le regalaba 10 o 15 millones para sus gastos en Medellín".

Una vez instalado en Palacio, comienzan unos cuentos muy aburridores sobre el lobbying de José Obdulio con unos personajes empresarios del cable oriundos de Antioquia, muy mal reputados.

Entiendo que J.O. Gaviria no es empleado del gobierno sino que recibe un sueldo del Pnud (ONU). En tal situación, emprende una campaña por Internet para enlodar una gestión de la Empresa de Teléfonos de Bogotá que pretendía hacer un negocio que a Gaviria no le gustaba. ¿Podría la Procuraduría haberlo sancionado por esa actuación? No, porque J.O., increíblemente, no es empleado del Estado colombiano, a pesar de ser el principal asesor del presidente Uribe.

Luego viene el incidente de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, que es el equivalente al consejo de los sabios en una comunidad indígena. Se reunieron todos los ex presidentes colombianos vivos con carácter urgente para apoyar al presidente Uribe en las difíciles situaciones políticas con Venezuela y Nicaragua. Por lo menos uno de ellos, el ex presidente Andrés Pastrana, dijo que no podía reunirse en ese salón con el primo hermano de su secuestrador (J.O.) y además abogado de Pablo Escobar.

Lo de abogado yo no lo sabía. Hasta ahora pensaba, y sigo pensando, que la tragedia de J.O. es la de haber nacido primo hermano de Pablo Escobar. Pero entonces uno entrelaza el cuento del hermano de Escobar, alias 'Osito', de que J.O. iba a la Catedral a pedir dinero regalado… ¿no sería que iba era a cobrar honorarios profesionales?

Y regresamos al incómodo incidente que llevó al zar anti corrupción, Rodrigo Lara, a salirse del gobierno.

Pienso, por lo que le escuché, que él no cree ni por un instante que el presidente Uribe o su padre hubieran tenido que ver en nada en la conspiración que llevó al ministro de Justicia Rodrigo Lara a su tumba. Pero sus fantasmas en relación con su muerte lo obligaron a renunciar a su cargo, advirtiendo que reconoce en el actual gobierno una entereza para combatir el crimen organizado, bien sea guerrilla, paras, delincuencia común, corrupción.

Pablo Escobar mandó a asesinar a Rodrigo Lara. Su primo hermano trabaja en Palacio y no se le pasó por la mente advertirle al hijo de Lara que venía una versión del Miami Herald con un cuento jarto del padre del Presidente, ya aclarado por enésima vez, pero que ante el hecho de que era contado por su tía, lo dejaba en una difícil encrucijada.

Me da lástima J.O. porque no es justo que en cualquier lugar del mundo lleve el Inri de ser el primo del genocida Pablo Escobar.

Pero, entre todas las personas que hay en Colombia para ejercer el mismo papel, ¿no habrá una que meta en menos líos al presidente Uribe a la hora de enfrentar tantos interrogantes acerca de su pasado?

Me parece que a José Obdulio Gaviria le llegó la hora de retirarse del gobierno, por el bien del Presidente.



ENTRETANTO…¿No son aburrídismos los resúmenes que al fin de año hacen prensa, radio y televisión?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.