Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2013/12/23 00:00

    La Navidad de los niños

    Una Navidad sin niños no la reemplaza nada; los villancicos en tono agudo, las panderetas a ritmo de luz intermitente y los cánticos del ‘Jesús ven ven’ son la verdadera fiesta navideña.

COMPARTIR

El año 2013 fue protagonista de muchos hechos noticiosos en todos los campos de la información: las noticias políticas, económicas, deportivas e internacionales pusieron a pensar y a reflexionar al país. ¿Pero alguien pensó en el trato que les ofrecemos a nuestros niños?

Esta, la mejor época del año y vísperas del nacimiento del niño Jesús, será recordada por muchas familias colombianas como un año triste porque sus pequeños no se encuentran con ellos o simplemente sufrieron algún desmán de los grandes; la intransigente actitud de los adultos, como si nunca hubieran sido niños, ha rayado en lo absurdo. Los tópicos de violencia intrafamiliar han marcado tal grado de degradación que hasta su círculo más cercano, incluidos sus padres, es protagonista de un maltrato que por ninguna razón debe existir.

Las estadísticas están ahí, pero hoy no vamos a hacer un análisis retrospectivo de la situación infantil. Un llamado éste mes de diciembre para los adultos: cuiden a los niños y que las marcadas intenciones de buen trato sean replicadas en 2014 con noticias de primera página.

La felicidad del niño hoy es la rectitud del hombre del mañana.

Una Navidad sin niños no la reemplaza nada; los villancicos en tono agudo, las panderetas a ritmo de luz intermitente y los cánticos del ‘Jesús ven ven’ son la verdadera fiesta navideña con pequeños músicos, el mejor regalo de la vida y de la creación de Dios en esta Novena navideña.

Así mismo, los pesebres por humildes que ellos sean, se convierten en grandes pueblos y aldeas, donde los niños se transportan en el tiempo a un territorio donde no existen la maldad y la envidia. Por el contrario, se sienten seguros, guiados por la estrella de Navidad, con la nostalgia de que diciembre pasará muy rápido.

Del árbol de Navidad penden los mejores regalos que solo los niños con su inocencia y su corazón latente de alegría ven descolgar como premio a su consagración durante el año.
Son muchos los motivos y no solo navideños para que tomemos conciencia de cuidar lo más preciado de la humanidad, los niños: cuídalos, consiéntelos como si todos los días fueran Navidad. 

Un saludo fraternal a todos los pequeños del país y que esta sea una Navidad de mucha alegría y sepan que son lo mas importante de nuestra sociedad.

Comparto una hermosa carta de agradecimiento a la Fundación Semana escrita por una niña de diez años de edad de El Salado, un corregimiento que fue víctima de un atroz ataque paramilitar en el año 2003, y que hoy se recupera gracias a la fundación. Con ustedes éste hermoso texto:


FELIZ NAVIDAD A LOS NIÑOS DE COLOMBIA

@jcruzpoveda

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.