Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2010/12/07 00:00

    La otra cara del nocaut

    Richard Gutiérrez demostró que para boxear tiene tela de calidad, a pesar de perder ante el ruso Zaurbek Baysangurov por el título del mundo superwelter.

COMPARTIR

La primera pelea por un título mundial de cualquier deporte, ¡vaya experiencia! Más en un lugar como Ucrania, con un frío atroz, lejos, en el mismísimo Palacio de Hielo de la población de Brovary. Y más aún si ese deporte es el boxeo. El fin de semana pasado en ese país de Europa del Este, Richard Gutiérrez, nacido en Arjona Bolívar, demostró que la tela que tiene es de calidad, a pesar de perder. Y no es una contradicción. Justamente el motivo no es otro que por la forma en que lo hizo. Por cómo perdió.

Ante el ruso Zaurbek Baysangurov, atleta ágil de piernas, dueño de una enorme capacidad de contragolpe, bajo la sombra de Pedro por su casa, Gutiérrez cayó por nocaut en el 12 asalto, el último. En juego estaba el título del mundo vacante superwelter de la Organización Internacional de Boxeo (OIB), que no es la Organización Mundial, una de las cuatro entidades más importantes del box profesional, acaso será la quinta, qué más da, ese indicador no le quita gravitación a su actuación, por el rival, por la escenografía.

Martínez dejó una imagen del color de la ilusión. Buena talla para el peso de la categoría que, caloría menos caloría más, ronda las 150 libras. Joven, inteligente, valiente, aplomado, con grandes virtudes técnicas, buena media distancia, dominio del ring. Quiso pegar, y aunque conectó, no hirió. Punto a corregir. En el cuatro round mandó a la lona al kasajo, pero el conteo del árbitro Marcus McDonald se desvaneció en el aire tras la reacción del caído.

Así como Qatar y Rusia (una, a expensas de intereses corrompidos) son sedes mundialistas de fútbol y a la vez lugares insólitos para hospedar semejante acontecimiento, pasa algo parecido- no hablo de la tradición boxística- pero con brotes diferentes cuando escuchamos la cantidad de entes que regulan y organizan competencias de box. Las puertas del negocio se multiplican. El deporte es plata, pero también es espectáculo, dramática, estética. Y la pelea de Martínez tuvo eso, y más.

Tomar la derrota con la misma grandeza con que se subió al ring, esa es ahora la tarea: sacar conclusiones fecundas, archivar la experiencia en Ucrania dentro del cajón de Lecciones que cultivan.

Posdata: Para no perderse el sábado 11 de diciembre al cartagenero Yohnny Pérez. Defenderá el título mundial gallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) contra Joseph “King Kong” Agbeko, de Ghana. Sábado estelar en el Casino Emerald Queen en Tacoma, Washington.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.