Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2006/08/04 00:00

    “La pareja show del espectáculo”: Vallejo y RCN televisión

COMPARTIR

Más allá de la veracidad del testimonio de la vedette Virginia Vallejo, sobre sus nexos con Pablo Escobar, su conocimiento sobre homicidios, compra de políticos y campañas políticas y chismes de la vida mafiosa, que fueron expuestos el pasado martes 25 de julio, en un video pregrabado por el canal RCN en horario de alto raiting, lo que me interesa exponer aquí, es el tratamiento del tema, o mejor, cómo fue expuesto el relato de la señora Vallejo, como una primicia periodística de RCN, sensacionalista y con nulo cubrimiento periodístico.

Sin duda fue un suceso la presentación de Virginia Vallejo, que dio su último suspiro de fama antes de pasar al anonimato de los testigos en Estados Unidos y de volverse conocida de ahora en adelante como la ex amante de los capos del narcotráfico; fue una primicia que pocos medios de comunicación, especialmente de televisión se negarían a emitir. Pero como debería saberlo el propio director de noticias de RCN, Álvaro García, los sucesos coyunturales requieren de un tratamiento especial, y más especial aún cuando la grabación no fue realizada por el periodista o los periodistas que emiten la revelación de la Señora Vallejo. El canal se limitó a mostrar la grabación de la vedette sin más edición que la que necesitaban los anunciantes del canal. Ella habló de lo que recordaba sobre diversos sucesos ocurridos en los años 80, especialmente sobre Sanfofimio y su relación con el asesinato del candidato presidencial Luis Carlos Galán. Repito, lo que ella recordaba, pero esto es muy diferente a lo que ella pueda saber completamente o lo que por memoria podía dejar de lado, que tal vez se lo cuente a la justicia norteamericana en privado. Pero la audiencia necesitaba saber más y para eso están las preguntas del entrevistador o las contra preguntas que se puedan generar a raíz de afirmaciones dudosas o que no puedan ser convincentes del todo para el televidente. Pero dirán los que defienden el programa que cómo se va a jusgar o replantear afirmaciones de la señora Vallejo si era una grabación que llegó al canal semanas después de que la vedette se convirtiera en protegida y fuese llevada por autoridades norteamericanas hacia los Estados Unidos en un confuso movimiento de protección de testigos que no ha sido aclarado del todo por la Fiscalía General de la Nación y las autoridades norteamericanas.

Pues es lógico que las respuestas de Vallejo no podían ser confrontadas directamente, pero sí se pudo haber hecho un especial periodístico con invitados que analizaran o confrontaran las afirmaciones de la ausente, si no querían este formato, los propios periodistas del canal podían haber hecho el mismo análisis, (RCN tiene toda la autonomía por tener la ‘chiva’) o por lo menos contextualizar los aportes noticiosos que hacía la señora. Se requería esta forma de periodismo para poner las afirmaciones sobre hechos históricos en su sitio y no dejar a la deriva a los jóvenes del país que pueden desconocer antecedentes de la versión de Vallejo, que por más esfuerzos que haga, no es la versión completa de la violencia reciente del país.

Como ya lo dijo la revista Semana “Virginia Vallejo es la historia de Colombia de los últimos 30 años: increíble, frenética y trágica. De la irresistible diva de los 80 que encarnaba a una sociedad cínica y permisiva con la mafia, pasamos al ocaso de una mujer desesperada y a un país que sigue sufriendo los coletazos del narcotráfico”, aquí agrego que es triste que esta historia trágica del país repita sus mismos errores, esta vez, gracias al poco profesional periodismo que ha practicado el canal RCN.
 
Gustavo A Delvasto D.
Comunicador social - periodista
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?