Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 1998/09/14 00:00

    LA POSESION

COMPARTIR

La posesión de AndrEs Pastrana no fue, ni mucho menos, una posesión diabólica. Exorcizado salió de la iglesia de San Ignacio y muchos colombianos, que lo rescataron del ostracismo, se alegraron al verlo bajar por la calle 10, si bien rodeado en exceso de gorras militares. Y el diablo atrás, entre los comisionados del Congreso. He aquí algunos detalles que observé desde la televisión privada (quiero decir, la de mi alcoba). Por ejemplo, que Santiago, quien ya casi le gana a Andrés en estatura, camina bastante mejor. Samper _como Barco, como Laureano_ andaba con sus pies apuntando al centro. Andrés Pastrana caminó la calle 10 con un pie tendiendo al patio de San Bartolomé y otro dirigido al palacio del arzobispo. Nohra estuvo bien, muy bien. Pero mejor vestida estaba su hija Laura y más enlutada. El azul-Nohra, que ya empiezan a imitarle, era demasiado desteñido (¿como para la ocasión?). Valentina, preciosa; tiene el nombre de una de mis bisabuelas, nombre que siempre me pareció de dama antigua. Como relata la periodista Hilda Sarmiento en el diario que sigue llamándose El Espectador, fue esta chiquilla la única que pudo dar rienda suelta al llanto durante los discursos. Que, a la verdad, no fueron tan malos; el de Valencia Cossio daba la impresión de Belisario posesionándose de nuevo. A mí me distrajo su corbata de muñequitos y los adornos que les colocó a todos Pacho Santos en la solapa.El flux presidencial, de solapa corta y de tres botones apuntados, Dios, no me parece que haya sido un buen reemplazo para el viejo sacoleva de Misael, que ya debería estar verde, como lucía el suyo el ministro Amaya Ramírez, en tiempos de Alberto Lleras.A propósito _gran chiva_ es este mismo Alberto Lleras el candidato del director de El Tiempo para el próximo período presidencial (y eso que él no se 'ha apendejado', como afirma de otros. Por el contrario, jugó a las dos posibilidades electorales y sigue tan Johnnie Walker. Que Samper sí sabía, le reconoce al director de esta revista, y que lo malo del 8.000 es que se hubiera conocido, y se queda fresco en tan alarmante cinismo).Al admirado general Rosso José le lucía mucho el quepis sobre su cabeza, dentro de la iglesia de San Ignacio. Posiblemente él sólo se descubre ante el Divino Niño. Los sacerdotes del templo estaban pletóricos y mi viejo amigo, Oscar Mejía, quien fuera en otro tiempo lo que se ha llamado el rector de la iglesia, coordinó todo perfectamente. Sepultado como está Misael Pastrana en sagrado, contra las protestas reprimidas de la capellanía presidencial del Elefante, se ofició allí mismo la santa misa al clarear el día de posesión y se cantó un responso en la cripta, al 'paso' procesional del presidente hacia la Plaza de Bolívar. Muy conmovido debió salir de allí el nuevo mandatario (Rosso José se quitó la gorra al salir), pues el gesto que les acabó haciendo a los niños cantores de la calle 10 fue de desagrado.En el juramento al vicepresidente, que estaba bastante mejor vestido que Piñacué _y menos azotado_, el presidente Pastrana dijo al final: "... Y si no, que ella y El os lo demanden" (ella es la patria y El es Dios, que debió ir primero, aunque fuera por orden cronológico).Un gran ignorado en la innumerable lista de enunciados de cada discurso (que era cuando más lloraba Valentina) fue nuestro secretario general de la OEA. Quedó comprendido en una generalidad: 'Señores miembros de organismos internacionales'. ¡Qué tal! En cambio no se omitió ni al defensor del pueblo, que hoy está en la tarima presidencial y mañana en una barca del Caguán.Muchos honores hicieron los oradores, como representante del Papa, al nuncio apostólico, envuelto en inmenso capote, cual torero en paseíllo, y muy pocos a los cardenales de Colombia, de los cuales el más cercano al poder era, naturalmente, su eminencia Alfonso López. Las cámaras no lo captaban bien por haber quedado detrás del peinado de doña Cecilia de la Fuente de Lleras. En una agachada de la ilustre ex presidenta pude reconocerlo. Canoso ya. Un protocolo compasivo les permitió a los extranjeros notables y a los ex presidentes y viudas de ex presidentes con sus niños (como Carlitos Lleras) refugiarse en recinto cerrado, durante el coctel, que para los demás fue en la plaza de armas. Caldera estaría hoy entregando el alma al Creador y el poder a Chávez, de haber tenido que soportar afuera los fríos de San Bartolomé.En fin, los pobres, para los cuales habrá opción preferencial en el nuevo gobierno, vieron la exorcizada posesión del mandatario, atajados en su peligrosidad por las barandas metálicas de la policía. Ardila Lülle y Sarmiento Angulo, aunque incómodamente sentados en la silletería de la plaza, demostraban a las claras que habían comprado boleto.A todas estas, las palomitas de la catedral vieron su ágora convertida en lugar de invitados, pero no dejaron de hacer paseos especiales sobre las grandes testas de la República.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.