Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2017/04/06 18:37

    La respuesta de Abelardo de la Espriella

    En una carta, el abogado se refiere a la columna "El corazoncito 'para' de Abelardo de la Espriella" escrita por Joaquín Robles Zabala.

COMPARTIR

Me refiero a la publicación intitulada “El corazoncito ‘para’ de Abelardo de la Espriella”, cuyo autor es el individuo Joaquín Robles Zabala y que a la fecha aparece en la versión electrónica de la revista que Usted dirige.

No es la primera vez que el firmante de ese artículo abusa del espacio que le concede Semana para ofender y pisotear mi honor y buen nombre. En las ocasiones anteriores, había preferido pasar de largo, pues tengo como norma de conducta desatender bellaquerías y sandeces, máxime cuando estas emanan de alguien que milita en la más oscura y radical izquierda caduca, que tanto daño le ha hecho a la humanidad.

Pero en esta oportunidad, no puedo dejar de referirme a las mentiras plasmadas por el sujeto en cuestión, las cuales han estimulado la redacción de la presente. Sea lo primero recordar que por solicitud mía, la Fiscalía General de la Nación adelantó la respectiva investigación para efectos de aclarar las declaraciones que entregó en su momento en mi contra Juan Carlos Sierra, alias “El Tuso”.

Como debía ser, la investigación estableció que mi proceder siempre estuvo ajustado a las normas legales y que este servidor no cometió delito alguno, razón por la que la Fiscalía, en su momento, despachó un auto de preclusión a mi favor.

Sin duda, Joaquín Robles Zabala faltó a su deber de informar de manera veraz e imparcial, toda vez que de manera deliberada y con el único proposito de dañar mi integridad moral y buen nombre, omitió precisar que posteriormente a las declaraciones referidas en su columna de opinión; Juan Carlos Sierra, alias "El Tuso", en entrevista concedida el 11 de junio de 2014 a W Radio, aclaró categóricamente que en el año 2005 me conoció en Santa Fe de Ralito única y exclusivamente como un asesor del proceso de paz. Es decir, en esa oportunidad no realizó imputación alguna en mi contra.

Ahora bien. A lo largo de mi ejercicio profesional, he defendido a mis clientes de manera directa y con ardentía porque seguro estoy de las causas que emprendo. Soy un defensor en todo el sentido de la palabra. No soy un abogado vergonzante, ni mucho menos timorato.

No permito entonces, que se me cuestione por la forma como llevo los casos de mis prohijados, ni acepto comentarios cargados de maledicencia provenientes de una persona de sucia calaña, como el precitado Joaquín Robles Zabala, un ser colmado de complejos que se vale del noble oficio del periodismo, para desahogar sus frustraciones y resentimientos.

Para nadie es un secreto que Joaquín Robles Zabala es amigo personal de Ariel Ávila a quien, en mi calidad de Apoderado de la Exministra María Consuelo Araujo, denuncié por los delitos de Injuria y Calumnia Agravadas. Entonces, ¿Cómo puede hablar de ética un individuo que instrumentaliza a un medio tan prestigioso como la Revista SEMANA para atacar al denunciante de su camarada?

Me suscribo, con la esperanza de que esta comunicación sea publicada a manera de réplica; sin perjuicio de la denuncia penal que interpondré en contra del referido sujeto por los delitos de Injuria y Calumnia Agravadas.

*Columnista invitado

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.