Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 1990/07/09 00:00

    LA SELECCION GAVIRIA

COMPARTIR

En muchas cosas, el gobierno de César Gaviria tendrá que ser como la Selección Colombia. Ante todo un trabajo de equipo, al frente del cual deberá estar un entrenador en quien la gente crea y tenga puestas todas sus esperanzas. Como la Selección, el gobierno de Gaviria tendrá que romper la indiferencia nacional, llegar hasta donde Colombia pensaba que le seria imposible acceder, y hacer que los colombianos tengan algo tan escaso entre ellos: un tema común, un interés general y una meta particular.

Pero entre los mismos jugadores de la Selección existen prototipos de ministros, y hasta donde podriamos reunir, como base en ellos, las características más importantes de la personalidad que deberá exhibir nuestro próximo Presidente.

En su integración, el gabinete de Gaviria se parecerá bastante a nuestra Selección: en su mayoría será liberal, como el de Maturana, que es casi todo del Nacional. Pero el futuro presidente deberá tener la visión de darle oportunidad de acceder a su gabinete a gente como Freddy Rincón, cualquiera que sea su filiación politica o el equipo del que provenga, a quien en circunstancias normales jamás se le habría contemplado como alternativa de juego, pero que se ganó su titularidad a base de puro pulso.

César Gaviria deberá escoger un ministro de Defensa parecido a Leonel Alvarez, experto en romper las jugadas del equipo contrario. Su ministro de Obras tendrá que parecerse a Freddy Rincón, hábil en solucionar los partidos abriendo la carreterita de penetración. Su ministro de Comunicaciones, ad portas de una nueva licitación de TV., deberá asemejarse a Andrés Escobar: elegante, seguro, conservador, señor dentro y fuera de la cancha. En el futuro Ministerio de Justicia deberá haber un hombre como el "Chonto" Herrera: aunque dicen que está ahi por ser del Nacional, que es la misma inevitabilidad que caracterizará a los ministros liberales, el "Chonto" tiene la gracia de haber sufrido en la rodilla una lesión tan grave como la de la justicia colombiana, y haberse recuperado de ella. El próximo ministro de Minas tendrá que ser tan especializado como Gildardo Gómez. Y en el de Desarrollo debería haber un "Barrabás" Gómez, tan hábil para contener el avance del contrario como se necesita con el contrabando, y tan bueno para buscarle salida al ataque como a las exportaciones colombianas. Y el ministro de Hacienda deberá parecerse a Bernardo Redín, tan productivo cuando se entiende con "El Pibe" Valderrama.

Pero, ¿que podrían aportarle los jugadores de la Selección al futuro Presidente de Colombia?.

En muchas cosas Gaviria tendrá que ser como Higuita. "Echado pa lante", dándole la misma seguridad al gabinete que Higuita al equipo.
Como el arquero colombiano, el futuro presidente deberá exponerse más de lo que las reglas de juego indican, y salirse del arco para crear posibilidades de ataque contra las adversidades nacionales. Pero el problema de correr esos riesgos es que deben producir resultados positivos. Porque ni a Gaviria, ni a Higuita, el país les perdonaría que les metieran un gol por andar en la mitad de la cancha.

Como Leonel Alvarez, Gaviria tendrá que ser un prodigio en el medio campo. Aguerrido, de pierna fuerte, luchador incansable y versátil.
Sobre todo, Gaviria deberá ejercer sobre el país la misma autoridad sin extralimitación que proyecta Leonel sobre el equipo.

Gaviria tendrá que tener la voluntad de "Barrabás" Gómez, y su conocimiento de las perradas de los rivales, para impedir que se las hagan a él.

Y la veteranía de Arnoldo Iguarán, su velocidad, y la imágen del hombre en quien están puestas todas las esperanzas de gol.

De Redín, Gaviria debería imitar su capacidad de improvisación y su vocación de trabajar en equipo.

Y la elegancia de Andrés Escobar para meterle a los problemas nacionales goles de cabeza, o cabezazos que hacen goles.

Pero además, sería conveniente que el futuro Presidente, fuera tan hábil como Freddy Rincón para manejar ese estrellato veloz y exitoso que a ambos, delantero y futuro Presidente, los colocó en la mitad de la cancha.

Por último, César Gaviria tendrá que parecerse al "Pibe" Valderrama en su genialidad para repartir el juego entre los ministros, su sutileza en la forma de jugar, su inteligencia en la manera de tocar el balón, y su capacidad para aprovechar al máximo los espacios que dejan libres sus contrincantes. Gaviria, como el "Pibe", tendrá que asumir como lema de su gobierno el que tiene Valderrama en el campo: Es más importante pensar rápido que correr rápido". Y como el "Pibe", que tiene sobre sus hombros la responsabilidad de poner a jugar a sus compañeros, Gaviria tendrá la de poner a jugar a los suyos.

Al único jugador de la Selección al que no le conviene parecerse Gaviria es a Luis Carlos Perea. Tan irregular, que a veces es extraordinario y a veces malísimo. Pero lo más grave que tiene el jugador, y que deberá evitar a toda costa el futuro Presidente, es ser tan dependiente de la gente que está a su alrededor.

Como a la Selección Colombia, de la que el país posee el secreto convencimiento de que no será campeona del mundo, pero todo lo que se le acerque de ahí para abajo será ganancia, no esperamos que el próximo gobierno de Colombia erradique totalmente la pobreza, la corrupción, la violencia y el narcotráfico del país. Pero caray. Todo lo que se le acerque también será ganancia.

Sería conveniente que en el equipo de César Gaviria hubiera jugadores como Freddy Rincón.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.