Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2010/12/04 00:00

    La sobreactuada

    A pesar de sus precedentes y de su cercanía con Uribe, Lucero Cortés ha sido designada representante investigadora contra César Julio Valencia.

COMPARTIR

Lucero Cortés jamás tuvo una carrera actoral fulgurante. A pesar de sus indiscutibles atributos se quedó en el lote. Ninguno de sus papeles marcó historia y era más mencionada por su afición a los retoques. De tal dimensión era su leyenda que el recordado Jaime Garzón la bautizó 'Lucero Cortes', así sin tilde en la e.

Los modestos alcances de su talento contrastaban con la espuela política que mostró desde su inicio. En 1994 era ferviente pastranista: "Votaré por Andrés porque es la última oportunidad de salvar a Colombia del caos en que se encuentra".

Sin embargo, no resultó tan "última oportunidad" porque -por razones muy parecidas- adhirió a Álvaro Uribe en 2001. Bajo ese poderoso manto se convirtió en representante a la Cámara e incluso en presidenta de la Comisión Quinta.

Buena parte de su trabajo en el Congreso se centró en buscar la aprobación de una segunda reelección para su jefe. Cuando las trampas de sus promotores hundieron el referendo, Lucero -desde luego frente a las cámaras- derramó la primera lágrima.

Con dolorido acento, y cerciorándose de que todos los camarógrafos la tuvieran encuadrada, inició su lamento: "Si llega a ser así, que no le den la oportunidad al Presidente para volver a un nuevo período… (((Pausa dramática))) …pues para nosotros…(((Con voz quebrada))) …como uribistas (((Supiro))) …Yo que llevo con el Presidente (((Se quiebra la voz y se escapa una lágrima)))…Ay, perdón…(((Corte y fade out))). (Vea el video)

Unos días después, Lucero repitió la escena de llanto. Esta vez con fondo musical. Acompañada por una nutrida tuna, llegó hasta las puertas de la Casa de Nariño para ofrecerle una serenata de despedida a su jefe. Meneando su cintura al frenético compás de castañuelas y panderetas, esperó que el entonces Jefe de Estado se asomara a recibir el tributo de la actriz y de la estudiantina.

Ella dijo lo de siempre: "El mejor", "el único", "el salvador" y Uribe le agradeció declamando pomposamente una sentida inspiración del bardo antioqueño Jorge Montoya: "Me gustas porque sí (...)Y yo te quiero así. Tan simplemente como el agua al paisaje; como el día a la rosa que alza su ufana frente".

Ya en prosa, Uribe se declaró testigo del "proceso de superación" de Lucero. (Vea el video).

Pues bien, para esa época la superada ya tenía un proceso pendiente por tráfico de influencias. Según la denuncia, la congresista Lucero Cortés usó su investidura para presionar una decisión judicial en la que tenía intereses su esposo, el señor Manuel Arturo Rincón, condenado por estafa.

Rafael Vélez, magistrado del Consejo de la Judicatura de Cundinamarca, denunció que tres miembros del Consejo Superior de la Judicatura -los magistrados Jorge Alonso Flechas, Angelino Lizcano y Julia Emma Garzón- buscaron favorecer los intereses del esposo de la representante. De acuerdo con la versión del magistrado Vélez, Angelino Lizcano, que era secretario de la Cámara antes de aterrizar en la Judicatura, pretendió presionarlo incluso para que se reuniera con Lucero.

Los hechos están impecablemente narrados en una entrevista de Cecilia Orozco para El Espectador y ameritaron que la Corte Suprema de Justicia abriera investigación contra Lucero Cortés. (Vea el artículo)

Pues bien, a pesar de ese precedente y de su evidente cercanía con Álvaro Uribe, Lucero Cortés acaba de ser designada como representante investigadora contra el ex presidente de la Corte Suprema de Justicia César Julio Valencia. Ella adelantará el proceso que Uribe emprendió contra el magistrado que se atrevió a decir que el entonces mandatario le mencionó a su primo el senador Mario Uribe en una conversación telefónica.

La ex actriz no se ha declarado impedida. Seguramente piensa que ella está en capacidad de darle al magistrado las mismas garantías que, según Uribe, no brinda la justicia colombiana a sus amigos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.