Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/10/25 00:00

La Universidad: agente promotor de los derechos culturales

Plantear la importancia de reconocer los derechos culturales desde una mirada multidisciplinar vinculando a la academia desde sus diversas áreas de conocimiento, propone un desafío para el ámbito universitario.

Teatro Callejaro, Cultura

¿Qué derechos pueden ser clasificados como “culturales”? ¿Cuáles son las disposiciones de los instrumentos internacionales existentes que podrían ser invocadas para su propósito? ¿Cómo se articulan las dimensiones individuales y colectivas de los derechos culturales? ¿Cómo asegurar la plena y completa integración de los derechos culturales en el seno del sistema universitario?
 
Estas preguntas y muchas otras más, son el objeto de la reflexión del Primer Coloquio “De los derechos del hombre a los derechos culturales”, planteado por el Centro de Arte y Cultura de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano con el propósito de generar un espacio de discusión y análisis en torno al alcance de los derechos culturales y su valoración desde el ámbito universitario.

Plantear la importancia de reconocer los derechos culturales desde una mirada multidisciplinar vinculando a la academia desde sus diversas áreas de conocimiento, propone un desafío para el ámbito universitario que supone interpretar la diversidad conservando las identidades, sucitar el diálogo intercultural, intercambiar ideas y experiencias en torno al significado, la concepción, la práctica, y el restablecimiento de los derechos culturales en la vida universitaria.

Las universidades en el marco de su competencia se encuentran llamadas a generar desde una construcción colectiva, una política cultural que garantice el ejercicio de los derechos culturales y para ello debe tener en cuenta la noción de cultura contemporánea sin ignorar como anotaba Mario Vargas Llosa, defensor a ultranza de los derechos culturales y galardonado por la Academia Sueca de la Lengua con el Premio Nobel de Literatura: “A lo largo de la historia, la noción de cultura ha tenido distintos significados y matices.
 
Durante muchos siglos fue un concepto inseparable de la religión y del conocimiento teológico; en Grecia estuvo marcado por la filosofía y en Roma por el derecho, en tanto que en el Renacimiento lo impregnaban sobre todo la literatura y las artes.
 
En épocas más recientes como la Ilustración fueron la ciencia y los grandes descubrimientos científicos los que dieron el sesgo principal a la idea de cultura. Pero, a pesar de esas variantes y hasta nuestra época, cultura siempre significó una suma de factores y disciplinas que, según amplio consenso social, la constituían y ella implicaba: la reivindicación de un patrimonio de ideas, valores y obras de arte, de unos conocimientos históricos, religiosos, filosóficos y científicos en constante evolución y el fomento de la exploración de nuevas formas artísticas y literarias y de la investigación en todos los campos del saber”.

El Centro de Arte y Cultura de la Tadeo, receptivo a estas reflexiones ha convocado no solamente a la academia sino también a representantes de los grupos poblacionales y a delegados de la Organización de las Naciones Unidas, a discutir y posicionar un debate desde un escenario universitario que pretende recopilar aportes, planteamientos y debatir nociones como inter y multiculturalidad en el contexto de la tolerancia, la inclusión y el reconocimiento.

*Coordinadura artística y cultural del Centro de Arte y Cultura de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.