Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2006/08/04 00:00

    Las iglesias de garaje (Por Marco Antonio Valencia Calle)

COMPARTIR

La libertad de cultos, es un triunfo de la democracia. Una religión única y obligatoria "era un pecado". Con la libertad de cultos nacieron nuevas formas de asumir la vida religiosa: algo tan importante y personal como la libertad y la sexualidad.

Que la gente asista a una Iglesia (cualquiera que sea) puede ser bueno. Hay testimonios de personas que no respetaban la Ley ni las normas sociales, y ahora, por obra y gracia de Dios, cambiaron, y tienen comportamientos sanos y responsables.

Que la gente esté amarrada a una iglesia puede ser malo, porque los alienados suelen asumir conductas agresivas contra los no creyentes o de religión distinta, o ciegos frente a la realidad, se resignan a su condición y dejan su destino en manos de Dios.

Hay quienes creen que en una sociedad donde El Sistema Educativo y la Familia están fallando en la formación de ciudadanos con ética y valores morales, las historias de una Biblia asustan tanto, que la fe en algo, sirve para evitar una vida sin esperanza.

Como sea, hasta allí todo bien: creer o no creer en Dios es una opción válida; Todas las religiones son buenas; Sirve para unos y es pendejada para otros; Todo es respetable.

Lo que no es bueno para todos, es la proliferación de Casas de Culto en cualquier barrio. Iglesias que nacen en un garaje cualquiera, y a la vuelta de los meses se convierten, por obra y gracia de Dios, en catedrales de alabanza con cantos orquestados a todo volumen. Algo que para los vecinos (los de otra religión y los no creyentes), es pura bulla e irrespeto a su intimidad. Cultos que generan contaminación auditiva, congestión vehicular, ventas y basureros en espacios públicos, y lo peor: desvalorizan los predios.

Pastores: respetamos su Iglesia, pero deben respetar la tranquilidad del barrio.

Alcalde: a reglamentar el uso de suelos. Dios en el cielo, pero usted aquí, a cumplir el mandato popular que le dimos... (valenciacalle@yahoo.com)


MARCO ANTONIO VALENCIACALLE
valenciacalle@yahoo.com
Popayán, Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.