Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2017/03/13 08:48

    El efecto Matilda

    Las felicitaciones en el día de la mujer lo que hacen, en últimas, es subestimar a la mujer, recordarla y exaltarla sólo como un objeto decorativo y darle un contentillo como “para que no jodan”.

COMPARTIR

El Día Internacional de la Mujer, al parecer, no es más que un canto a la bandera que sirve básicamente para aumentar las ventas en las floristerías. En esto se ha convertido, en una fecha comercial más, como Navidad o Amor y Amistad. Lo que más leí en redes sociales el 8 de marzo fue felicitaciones –e incluso “autofelicitaciones”– por lo lindas o por lo buenas madres que son. También leí, esta vez en periódicos locales, sobre tantos gobernantes pescando votos al homenajear a unas pocas de ellas con un decreto de saludos, mientras a lo largo del año las ningunea a todas.

La razón de creación de la fecha –poner en la agenda internacional los derechos laborales de las mujeres– se ha frivolizado al punto de convertirla justo en lo contrario, pues muchas de estas felicitaciones lo que hacen, en últimas, es subestimar a la mujer, recordarla y exaltarla sólo como un objeto decorativo y darle un contentillo como “para que no jodan”. Es cierto que muchas han ganado conciencia de sus derechos y, antes que dejarse mangonear, saben que la lucha es diaria y no se puede bajar la guardia, pero da la impresión de que otra mayoría cree que esta fecha es para que las inviten a cenar y les regalen cosas.

Curiosamente, son estas las mismas que luego se resienten cuando un eurodiputado afirma: “Por supuesto que las mujeres deben ganar menos que los hombres porque son más débiles, más pequeñas y menos inteligentes”. Y son las mismas, también, que olvidan o desconocen lo que les ha costado asumir tareas tradicionalmente “masculinas” e incluso haberles sido ninguneado los logros, tal cual lo narra la película en cartelera Figuras ocultas. He escuchado a decenas de personas sorprendidas, como si los hechos hubieran sucedido siglos atrás o como si fueran únicos, con la historia de estas tres mujeres que lograron en la NASA lo que los hombres no pudieron, aunque fueron ellos quienes se llevaron la gloria.

Va otro ejemplo: a mediados de los 1960 Jocelyn Bell Burnell, miembro del equipo del astrofísico Tony Hewish, se encargó de analizar la montaña de datos proporcionados por un potente radiotelescopio que ella ayudó a construir y se encontró con extrañas señales de radio que se emitían a intervalos regulares. Eran estrellas de neutrones que emitían radiaciones periódicas, que llamaron púlsares. Ella las descubrió, pero fue Hewish quien recibió el Nobel en 1974.

La lista de mujeres cuyos logros han sido silenciados es tan larga como un siglo. Hasta tiene nombre propio: Efecto Matilda, en honor a Matilda Electa Joslyn Gage, “una activista norteamericana luchadora del sufragio femenino –según se lee en su perfil–, abolicionista, librepensadora y autora prolífica, que nació con odio hacia la opresión”. 
Cada quien debe darse su lugar en la sociedad antes que dejarse esclavizar por unas flores, un dulce o una cena. Como lo hace la mujer del poema de la española Gloria Fuertes: “Lo digo para todo el que me lea, /quise ser capitán /sin alma alguna, /depositar mis versos en la luna/ y un astronauta me pisó la idea. /De paz por esos mundos quise ser traficante/—me detuvieron por la carretera— /soy sólo una mujer, de cuerda /entera, /soy sólo una mujer y ya es bastante”.

@sanchezbaute

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.