Viernes, 20 de enero de 2017

| 1998/01/26 00:00

LAS PELEAS DEL AÑO

LAS PELEAS DEL AÑO

El Tiempo vs El Espectador: todo comenzó siendo muy civilizado. EE necesitaba venderse para salvarse. ET se ofreció, entre otros compradores, para hacerlo. Ganó el Grupo Santo Domingo, como generalmente gana todo (salvo dos pérdidas periodísticas mayúsculas que sufrió el año pasado: Julio Sánchez Cristo e Isaac Lee, que terminaron milagrosamente trabajan-do uno en el Grupo Ardila y el otro en SEMANA). Luego viene el nombramiento de Rodrigo Pardo en la dirección de El Espectador, la mejor noticia para la casa Santos: mientras temían una embestida profesional de profundidad, tratándose de un grupo empresarial tan poderoso y eficiente, el Grupo se fue por la línea amistosa, nombrando como rival en la dirección de El Espectador a un hombre de la entraña de El Tiempo, nieto de Roberto García Peña, primo hermano de Posada García Peña, samperista uno A. Y suceden entonces dos acontecimientos que señalan el comienzo de la guerra. Uno, el presidente Samper le reclama a El Tiempo la poca generosidad que tuvo en el comentario sobre el nombramiento de Pardo en una carta privada a Hernando Santos. La queja de Samper parece provenir de que el mencionado periódico recuerda que Pardo estuvo involucrado en el proceso político del 8.000.Dos, la carta privada, que no se publica en El Tiempo, sale publicada en el nuevo El Espectador. No se han acabado de surtir los trámites de la compra del periódico; no se ha posesionado el nuevo director, y no se ha acabado el año viejo, cuando ya se vislumbra la pelea del nuevo año. Compren sus boletas.
Bedoya vs Serrano: para el primero, el año cierra espectacularmente bien: de iniciarlo como un General activo, pero golpeado, inconforme y silenciado, lo termina como un General en retiro pero beligerante y opcionado: tanto, que las encuestas lo registran ya casi como un fenómeno de opinión, que está superando a superfavoritos para la segunda vuelta como Alfonso Valdivieso. El general Bedoya, con sus mensajes escuetos pero contundentes sobre el reordenamiento nacional que propone, ha logrado ubicarse como el antiSerpa del año en dos puntos claves: no es continuista y no el alcahueta con la guerrilla. Esas dos cosas particularmente son las que le han garantizado a Bedoya un nicho propio en la campaña. Pero eso, precisamente, también puede haber influido para que otro personaje haya saltado al ruedo cuando nadie se lo esperaba: el director de la Policía, Rosso José Serrano.A mi manera de ver, el hecho no es simplemente coincidencial. Durante prácticamente los últimos cuatro años la Policía ha opacado al Ejército en varios puntos claves como la depuración interna, la lucha contra la delincuencia organizada, el posicionamiento político frente a Estados Unidos y el prestigio entre los colombianos.¿Sería concebible, de acuerdo con este mapa, que un General del Ejército llegara a ocupar un cargo clave en el Poder Ejecutivo cuando puede ser igualado, y quien sabe si superado, por uno de la Policía?La rivalidad entre las dos instituciones no es cuestión de poca monta. La de los dos generales en cuestión, tampoco. Uniforme y civil, posibilidades mil. Civil y uniforme, la posibilidad es enorme. Escoja usted su fórmula.
Andrés vs Juan Camilo:
la historia de estos cuatro últimos años tendría que ungir a Andrés Pastrana con el título del contendor más legítimo de las próximas elecciones, más aún si su rival es un continuista supersamperista. Pero cuando nadie se lo esperaba surgió un candidato capaz de hacerle mella a Pastrana en el seno del propio conservatismo: Juan Camilo Restrepo. Este último le está compitiendo fuertemente a Pastrana los votos de los 6.000 convencionistas que escogerán candidato oficial el próximo 20 de febrero. Y mientras el primero ya ha logrado golpes de opinión significativos, como el reconocimiento de columnistas prestigiosos sobre la seriedad de su campaña, el segundo no la ha comenzado. Uno de los dos resultará ungido por el partido como candidato oficial, y tendrá que vérselas en la mitad del camino con Noemí Sanín.Shakira vs Carlos Vives: ambos preparan nuevos discos para el año entrante, ella su segundo gran reto, él su nuevo disco de vallenatos. ¿Quién se llevará el favoritismo de los colombianos el año entrante?
Rentería vs El 'Tino': el rating del personaje del año favoreció al primero, pero el protagonismo del año entrante le toca jugarlo al segundo. ¿Cuál de los dos será la figura deportiva de los colombianos en 1998?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.