Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2015/01/28 03:05

    Las preguntas de Roy Barreras

    Con su amenaza a la oposición, el senador mina el ambiente político de interrogantes.

COMPARTIR

Roy Barreras, senador y presidente de La U, pasó por Cartagena y provocó una tormenta política que podría salpicar al resto del país. Con voz huracanada, presagió las consecuencias devastadoras para los ciudadanos que elijan mandatarios locales que difieran del proceso de paz: tendrán un castigo financiero y político por parte del gobierno nacional.
 
Sus palabras fueron: “Al pueblo cartagenero, a los electores, a los ciudadanos, que no se equivoquen, que elegir un alcalde o alcaldesa de la oposición en Cartagena es elegir a alguien desarticulado del Gobierno, que es nuevo y apenas empieza. Al gobierno de Juan Manuel Santos le quedan tres años y medio, todo el Gobierno por delante”. ¿Entonces? “Sería un error elegir un alcalde de la oposición que quede desarticulado porque eso cerraría las oportunidades de inversión en las ciudades. Hay que elegir un alcalde o alcaldesa de la Unidad Nacional”.
 
En diálogo con Semana.com, Roy dijo que fue malinterpretado porque lo que él quiso decir es que Cartagena vive del turismo y que las malas noticias del conflicto colombiano indudablemente afectan la inversión, producto del turismo. “Lo que yo dije es que en Cartagena, y en todos los municipios del país, se deben escoger alcaldes comprometidos con la paz”.
 
Con su amenaza a la oposición, el senador mina el ambiente político de varios interrogantes: ¿El presidente Santos está de acuerdo con esta postura? ¿El gobierno nacional les va a pasar factura a los ciudadanos que en las elecciones de octubre opten por elegir candidatos distintos a los de la Unidad Nacional? ¿Basta ponerse un slogan de apoyo a la paz para de inmediato quedar bautizado como un candidato bueno, mientras que sus competidores son los malos? ¿Qué pensarán los negociadores del Gobierno en La Mesa de conversaciones de esta afirmación de Roy? ¿Qué estarán hablando hoy las FARC en Cuba? ¿Dirán: firmemos rápido el acuerdo de paz que, con políticos como Roy, la paz está garantizada?
 
Hace muy pocos días Roy generó otra tempestad que aún no amaina. Soltó una propuesta suya relacionada con la paz y las próximas elecciones. Se trata de una reedición de la “séptima papeleta”, que en 1990 sirvió para convocar la Asamblea Constituyente y que le entregó simbólicamente al Gobierno de entonces un mandato por la paz. Así  los votantes, en la jornada electoral del 25 de octubre, dirían si respaldan o no el proceso de La Habana. En momentos en que se discuten las alternativas para refrendar los acuerdos de paz a que se llegue en Cuba con la insurgencia, el senador puso en el ambiente ésta que adjudicó a su propia cosecha.
 
En medio del vendaval, opositores e incluso compañeros de militancia de Roy también empezaron con los interrogantes. ¿Roy quiere que su colectividad gane las elecciones o quiere que los ciudadanos refrenden el proceso de paz? Y otra aún más inquietante: ¿Aprovechándose del deseo de los colombianos de ponerle fin al conflicto, los políticos profesionales van a sacarle todo el jugo a esa circunstancia para captar el mayor número de votos en las urnas? Si es así, ¿lo trascendental es la consecución de la paz o la obtención coyuntural de una alcaldía o una gobernación?
 
Son preguntas causadas por la tormenta que Roy Barreras provocó en La Heroica hace solo unas horas. Días atrás, él mismo Roy había dicho que la gran carta de La U para la gobernación del Valle es Dilian Francisca Toro. Él argumenta que ella no ha sido condenada y eso es cierto. Pero también es verdad que estuvo en la cárcel y que fue protagonista de una investigación por lavado de activos y de presuntos vínculos con narcotraficantes.
 
En el expediente que le abrió la Corte Suprema por el origen de varios bienes suyos y de su esposo las acusaciones contra Dilian Francisca aparecen mencionados capos con prontuarios temibles como Víctor Patiño Fómeque, Phanor Arizabaleta Arzayuz, Iván Urdinola, Juan Carlos Ramírez ‘Chupeta’, Wílber Varela ‘Jabón’, Hans Barney Salazar, Jaime Alberto Mejía González, Carlos Arturo Patiño Restrepo ‘Patemuro’, todos sindicados de narcotráfico y lavado de activos. Ella,  sin embargo, recobró la libertad porque la Fiscalía General de la Nación nunca pudo demostrar su culpabilidad.
 
Además, ella, en su defensa, alega su inocencia y reclama que no tuvo nexos directos con ninguna de estas personas. A la acusación de que compró bienes que en su momento pertenecieron a los barones de la droga, ella dice que fueron adquiridos posteriormente y de la manera más trasparente. Por eso insiste en su honestidad. El tema, sin embargo, da para más preguntas: ¿Hay que votar por Dilian Francisca porque ella representa la paz que sueñan los colombianos y porque Roy dice que los candidatos de La U son los buenos? Son las preguntas que aún se escuchan diáfanas en medio de una tormenta que no cesa.


*Director de Semana.com
Twitter: @armandoneira

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.