Opinión

  • | 2001/06/11 00:00

    LEONOR LOZANO

COMPARTIR

La gerente de Aerocali, empresa que administra el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, sigue sin explicar por qué el pasado 31 de diciembre se realizó una multitudinaria parranda en un hangar del terminal aéreo en la que hubo pólvora, fogatas y fuegos artificiales. El escándalo trascendió a los medios de comunicación esta semana. Para los próximos días se esperan decisiones judiciales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1821

PORTADA

Venezuela: los coletazos de la crisis

La invasión de 60 soldados venezolanos a territorio colombiano provocó una crisis que pudo terminar en tragedia. SEMANA relata cómo fueron las 24 horas de alta tensión diplomática y explica por qué puede volver a ocurrir.