Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2003/10/13 00:00

    Liderazgo universitario

COMPARTIR

Muchos colombianos seguro se preguntarán: ¿hay alguna idea nueva en lo que antes se llamaba el movimiento estudiantil? Desde la Séptima Papeleta los estudiantes han sido más eco que voz: porque la paz y la oposición al Presidente Samper no eran ideas originales de los universitarios.

He tenido la fortuna de conocer a muchos protagonistas y la historia de la Séptima Papeleta, y la conclusión es que si se espera un movimiento de ese alcance para valorar el nuevo liderazgo universitario, como reza el dicho, toca esperar sentados. El país debe aprender a apreciar la participación estudiantil que no es coyuntural, porque ese es el enfoque que atrae a los nuevos líderes.

Contribuir constantemente a impulsar programas que mejoren la competitividad de la propia universidad, a veces luchando contra la inercia institucional o el facilismo de muchos alumnos y profesores, genera los liderazgos que hoy más reconocen los estudiantes. Es cierto que algunos basan su popularidad en la organización de fiestas, pero hay quienes combinan fiestas y causas más serias y les va mejor.

Velar por el prestigio de la profesión y su función en la sociedad es una prioridad estudiantil que explica que algunas asociaciones nacionales por carrera sean muy fuertes y las demás quieran parecérseles. ¿Pierde el país por que los líderes universitarios sean menos soñadores o transformadores del mundo? Obviamente, nuestra respuesta es no.

El cambio social, conseguir una sociedad más equitativa, sigue siendo un ideal que nadie desconoce. Sólo que ahora todos quieren prepararse bien para cumplir algún papel en el

futuro. "Primero yo y después el mundo". Entonces nos hemos propuesto ayudar a que los líderes del futuro, los que tomarán las decisiones en 10 o 15 años, sean mejores.

Como está demostrado que lo extraordinario que hace un joven marca su vida, ofrecemos servicios -y entrenamiento en algunos casos- para elevar el desempeño, la calidad y la

influencia, del liderazgo universitario, con una meta en todo caso ambiciosa o soñadora: fortalecer el papel estratégico de la educación superior en el desarrollo y la equidad

social.

De modo que el Foro Líderes y emprendedores en la U 2003, que hemos organizado con Revista Semana, es más que un encuentro de dirigentes, empresarios y universitarios para dialogar sobre problemas y perspectivas del país.

Es el reflejo de un nuevo concepto del liderazgo universitario, en el que predomina la mentalidad directiva y gerencial sin la cual es muy difícil lograr un cambio social real, que está dispuesto a aprender, que promueve el respeto del pluralismo entre universidades públicas y privadas, que fomenta el sentido de comunidad y de responsabilidad entre quienes tienen el potencial para liderar al país y que, sobre todo, recoge las experiencias de varias generaciones de líderes estudiantiles que poco gozaron de Internet y que quisieron allanarles el camino a los nuevos líderes.

* Directora Ejecutiva de la Fundación Líderes en la U.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.