Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2014/12/01 21:00

    ¿Sabía que Harvard y Yale fueron fundadas por pastores religiosos?

    Hay que respetar la educación confesional que practican varias instituciones educativas del país, pero debe ser claro para los papás y para sus hijos que allí se están impartiendo ideologías.

COMPARTIR

Durante siglos, la historia de la educación estuvo ligada a la religión; los colegios y universidades de mayor prestigio y tradición en el mundo surgieron a partir de los esfuerzos de miembros de órdenes religiosas. Harvard y Yale, universidades de la Ivy League de Estados Unidos, fueron fundadas por pastores protestantes en un esfuerzo por mantener las costumbres de la educación liberal de Europa en el Nuevo Mundo. Para no ir más lejos, en Colombia los jesuitas fundaron la Universidad Javeriana; los dominicos la Universidad del Rosario; y la creación de la Universidad de la Sabana fue promovida por miembros de la orden del Opus Dei.
 
Las religiones son un componente importante de la cultura general al igual que la historia, la filosofía y el arte; el hecho religioso hace parte de nuestra construcción colectiva y como tal es importante incluirlo en el aprendizaje. Esto no lo decimos en Semana Educación, no es una posición del Ministerio de Educación Nacional, ni lo está afirmando un padre de familia: la religión como hecho social  hace parte de los conocimientos básicos del ser humano.   

Hay que respetar la educación confesional que practican varias instituciones educativas del país, pero debe ser claro para los papás y para sus hijos que allí se están impartiendo ideologías.  Ahora, creo que en el resto de colegios podríamos seguir el ejemplo de Francia. En el país galo no se enseña religión sino que se educa sobre el hecho religioso de manera transversal en todo el currículo.  

Y aunque son pocos, ya se ven los primeros esfuerzos de la educación colombiana hacia este tipo de formación. En mayo de este año, la Universidad de la Salle, fundada por la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (o Hermanos de la Salle), publicó una lista de los 100 libros que todo estudiante debía leer antes de graduarse y entre los títulos incluyó el Corán, el libro sagrado del Islam. Que una universidad católica haya tomado esta decisión solo obedece a que, dejando a un lado su ideología, comprenden que el mundo intercultural requiere comprender a los otros, sus creencias y las razones por las que son distintos.

Además, los estudiantes tienen derecho a conocer y entender las religiones para que luego decidan por ellos mismos si la comparten, si desean profesarla, o si quieren ser agnósticos o ateos. De cualquier manera, deben aprender sobre ellas si quieren ser ciudadanos cultos que respeten la diversidad.

Preparando esta edición tuve la oportunidad de conversar con líderes de diversos grupos religiosos en el país. Aunque sus religiones tengan  mucho o nada que ver, pude observar que era un grupo dispuesto a trabajar, respetuoso de las creencias del otro y de mente abierta para comprender mejor la naturaleza de una fe que no fuera la propia. Durante años, estos líderes han trabajado hombro a hombro en proyectos conjuntos que van desde la lucha por garantizar la libertad de cultos, hasta cursos para enseñarle a la gente sobre la historia de las religiones y cómo usar correctamente los términos religiosos. Su trabajo en equipo es ejemplo de civilidad y de construcción de paz.

Lea sobre la cuarta edición de la revista digital Semana Educación en este vínculo.

*Lina Zuluaga Ocampo es la directora de Semana Educación

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.