Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 1982/12/06 00:00

    "LO IMPORTANTE ES LA POSICION SOCIALDEMOCRATA Y LO SECUNDARIO LA AFILIACION AL I.S."

COMPARTIR

Sin duda alguna, uno de los aspectos más positivos y enriquecedores para el Partido Liberal (P.L), en las pasadas elecciones, lo constituyó la decisión de afiliarse a la Internaciorial Socialista (I.S.) que hoy preside Willy Brandt y que cuenta en América y Europa con partidos mayoritarios que dirigen sus respectivos gobiernos, como es el caso de Mitterrand en Francia; Felipe González en España; Olaf Palmer en Suecia: Papandreus en Grecia; Monge en Costa Rica y Blanco en la República Dominicana.
Este panorama geopolítico que se enuncia, no es despreciable o insignificante en el Contexto Internacional. Todo lo contrario. Expresa la importancia y validez social que tiene la ideología socialista y democrática: La Socialdemocracia.
En esos países, no asustó a la mayoría de la población el hecho de que sus más caracterizados dirigentes y Partidos Políticos, llevasen en alto las banderas de la I.S. Y mal podría ocurrir, cuando esa ideología está comprometida con los sectores populares, que son la mayoría de su población.
No se puede, pues, argumentar la ignorancia de esos pueblos, para darle paso a la socialdemocracia, ni acusarlos como el General Mac Arthur de "comunistas". Todos ellos se caracterizan por su elevado nivel cultural, por su alto grado de politización y civilización política.
Claro está que esta socialdemocracia que vemos triunfar no es la misma que concibieron Kautsky, o Bernstein; ni es la I.S. fundada en Francfort en 1951, ya que la gran mayoría de los postulados allí expresados fueron superados por el desarrollo interno de los partidos miembros, y por el desarrollo de los acontecimientos sociales y políticos en sus propios países y en el contexto internacional. Durante toda la década de los 70 en la I.S. se ha producido un dinámico proceso de reexamen doctrinario, máxime con la nueva presencia de partidos de países miembros del denominado "Tercer Mundo". Dicho proceso, ha llevado a reivindicar la concepción del socialismo, a redimensionar los postulados de igualdad, libertad y solidaridad, que rechazan las dictaduras (militares, civiles o del proletariado), a consolidar su vocación democrática y su posición internacionalista en búsqueda de un nuevo orden internacional.
Hoy, el P.L., tiene en trámite su solicitud de ingreso a la I.S, la cual en su Congreso del próximo año, tendrá que decidir sobre la recomendación estatutaria que debe presentar su Buró. La recomendación puede ser: a) se acepta, en calidad de miembro o en carácter consultivo, b) se rechaza o c) se pospone el análisis y recomendación. Lo digno, lo deseado y estimulante sería la admisión. Cualquiera de las otras dos posibilidades constituiría un golpe más, al ya mal parado Partido Liberal.
El hecho constituye una situación importante y delicada a la cual todos tenemos que poner atención, especialmente los convencionistas del próximo diciembre.
Hay que tener presente, para no engañarnos, que en Europa el mote "liberal" tiene una connotación de derecha. Que todos los partidos miembros de la I.S. conocen los informes de "amnistía internacional" y que ellos, al igual que nosotros, saben que el P.L. perdió su combatividad, su identidad doctrinaria, y por ende su capacidad de analizar y transformar la realidad del País a partir del Frente Nacional. Poreso, la decisión del Buró, es un interrogante abierto.
Lo importante, lo fundamental, es recobrar el carácter y la concepción socialista y democrática sobre el País y sobre el Mundo. Es decir: ser socialdemócrata.
Por eso el ex-presidente Alfonso López planteó con tanta claridad política en su sentencia: "El Partido Liberal: O se socializa o se conservatiza".
Ello significa abandonar posiciones tibias, comprometidas con el capital, y al estilo "Carreño" gentiles y complacientes con el pensamiento conservador. Superar sus análisis simplistas de si el modelo económico eso debe ser Keynesiano monetarista o populista, para pasar ayudados por el análisis de la Historia, a retomar el legajo de la Revolución en Marcha; la audacia de los transformadores sociales; el carácter y la personalidad que da el querer un tipo específico de sociedad.
No se puede plantear una oposición con amargura al actual Gobierno, máxime cuando sus acciones muestran una apertura democrática. Esta clase de oposición es mantener al Partido en la derecha. A más de reorganizar el Partido, hay que plantear medidas concretas de claro sabor socialista dentro de la democracia. Un compromiso histórico con el País. Por ejemplo, logrando la nacionalización del sector financiero y del transporte la socialización de los sectores que se nacionalicen; implantando nuevas formas de democracia industrial; reestableciendo el equilibrio entre las tres Ramas del Poder Público; apoyando la afiliación a los Noalineados, etc.
Así las cosas tenemos que entender que lo importante es adoptar una posición socialdemócrata y no adicionar la magnitud del problema del Partido, con vetos a personas o comisiones, dentro de un claro sabor maniqueo que estoy seguro no es el deseo de nadie y menos de aquellos que han dado claras muestras de entender la Historia.
Fernando Jordan Flórez, abogado experto en Informática. Profesor universitario. Fue dirigente estudiantil, dirigente del MIL de David Aljure; miembro del Comité Asesor de la campaña López hoy del Instituto de Estudios Liberales, miembro de la comisión sobre la Socialdemocracia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?