Lunes, 22 de diciembre de 2014

| 1993/03/15 00:00

Lo mejor de lo mejor

El mausoleo de Rodríguez Gacha no tiene nada que envidiarle al de Napoleón

Lo mejor de lo mejor


TRES MILLONES DE HECTAREAS TIEnen los narcos en las mejores tierras de Colombia. Ve uno al pasar sus fincas bien peinadas, con sus cercas recién pintadas de blanco (siempre recién pintadas de blanco) o sus altos muros de piedra de sillería que ocultan sus mansiones titánicas, comparables al Palacio de Congresos de Cartagena. Y dentro -lo sabemos por alguna incautación ocasional, y pasajera- tienen baños con plomería de oro, mármoles importados de Carrara, colecciones de arte, de armas, de automóviles, sin hablar de zoológicos.
En sus fincas, los narcos tienen los mejores ganados de Colombia: las vacas Holstein campeonas, en establos con aire acondicionado; los toros bravos comprados en las más prestigiosas ganaderías de España y traídos en avión directamente a la pista de aterrizaje de sus fincas -los narcos tienen los mejores aviones y las mejores pistas de aterrizaje-, sin pasar cuarentena; los caballos de pura raza; las jirafas, los hipopótamos. Y tienen los más cuidados cultivos -sin incluir los de coca y amapola, que son, en realidad, los únicos cultivos verdaderamente rentables de Colombia, y que también son suyos- y los más avanzados sistemas de riego, y lo mejor en maquinaria.
Los narcos tienen los más modernos y potentes automóviles que hay en el país: y sería interesante conocer la proporción del parque automotor colombiano que es ya suya, contando las infinitas camionetas Trooper y Land Rover sin placas que se ven por ahí. Tienen las más valiosas parcelas de propiedad raíz, en Medellín y en Cali, pero también en Bogotá, en Pereira, en Barranquilla, en Santa Marta. Y construyen en ellas los más impresionantes edificios: casas que parecen clubes, centros comerciales que parecen inmensas estaciones espaciales de cristal blindado y acero inoxidable, apartamentos de lujo que dominan el paisaje. Cuando los narcos deciden "someterse a la justicia" tienen además las mejores cárceles. Ya conocemos a fondo la de Envigado, donde Pablo Escobar disponía de todo lo que se puede tener en una cárcel, desde campos de fútbol hasta salas de tortura. Y aunque no nos hayan mostrado fotos de la de Itaguí, no es probable que los hermanos Ochoa vivan en ella como presos comunes, soportando las vejaciones de los guardianes y las violaciones de los reclusos veteranos. De todos modos, los narcos no duran mucho tiempo en las cárceles, porque no sólo tienen los mejores abogados sino que además cuentan con la posibilidad de denunciar a otros narcos para negociar la reducción de penas: y hasta Carlos Lehder acaba de hacer uso de ella, y anda perdido.
Los narcos tienen inclusive las mejores tumbas. Cuentan quienes la han visto que el mausoleo que alberga en Pacho los restos mortales de Gonzalo Rodríguez Gacha y de su hijo Freddy no tiene nada que envidiarle al que guarda en Los Inválidos de París el cadáver de Napoleón, emperador de los franceses. Ningún colombiano, ni obispo ni millonario, ha tenido jamás una tumba comparable; y en cambio son millares los que, por culpa de los narcos, han terminado con sus cuerpos torturados y sin identificar en basureros, en fosas comunes, en el fondo de los ríos o en el cráter dejado por un carrobomba. Pues los narcos tienen también los mejores carrosbomba, como tienen los mejores ejércitos privados (y una parte del ejército público), los mejores sistemas de seguridad, y hasta las mejores reinas de belleza -o al menos algunas de las más bellas.
Si los narcos tienen las mejores tierras, las mejores casas, las mejores tumbas, los mejores abogados, los mejores arquitectos y las mejores reinas ¿qué nos queda a los demás? Sí, ya sé que no hay que ser pesimista. Pero lo cierto es que a los demás nos queda poco, como no sean los costos crecientes de la guerra. Y, eso sí, un anuncio pagado en los periódicos de 169 países ofreciendo en cuatro idiomas (español, inglés, francés y árabe) 6.7 millones de dólares a quien nos dé información sobre nuestro mejor narco.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×