Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2004/12/19 00:00

    Los de buenas y los de malas

    Un mal año para el presidente Uribe: la reelección permitió que lo acusaran de puestero y de repartir auxilios, lo que hace un año repugnaba a su imagen

COMPARTIR

No a todos les fue igual de bien este año. A algunos les fue francamente mal. Por eso me he permitido elaborar la siguiente clasificación, que es todo lo caprichosa que ustedes quieran, y por lo tanto admito que algunos de los mencionados se pongan bravos, lo mismo que algunos de los no mencionados.

Un buen año..

Para Caracol TV: prácticamente masacró a su competencia, que el año entrante tendrá que ponerse las pilas.

Para Ricardo Alarcón: vuelve a su antiguo hogar, Caracol Radio, de donde jamás debió salir, porque si de algo sabe, es de eso.

Para Carolina Gómez: logró demostrar que no solo era reinita de belleza, sino que tiene un gran futuro en la actuación.

Para Zharick León: la diva del momento. Desbancó a todas las demás sexy-girls.

Para Darío Arizmendi: todas las apuestas indicaban que salía de su programa radial. Pues ahí está, y ahí aparentemente se queda.

Para la revista Soho y su director, Daniel Samper Ospina: no hay duda de que a pesar de lo atrevida, esta publicación irrumpió en el mundo de las revistas para despelotar -o empelotar- todos los esquemas.

Para Germán Vargas: sigue consolidando su carrera política.

Para Rafael Pardo: congresista estrella.

Para Gina Parody: indudablemente, una revelación política.

Para Alfonso Gómez: se ha convertido en un puente muy útil entre el liberalismo y la izquierda, y sus ambiciones políticas ya se registran con interés por quienes hasta hace unos meses sólo pensaban en él como el ex fiscal.

Para Carlos Holguín: a pesar del enfrentamiento con Pastrana, logró manejar el conservatismo con gran liderazgo.

Para El Siglo: su perfil altamente oposicionista lo ha convertido en lectura obligada para comentaristas y analistas.

Para El Espectador: se nota el esfuerzo de hacer un periódico de análisis, y entrevistas de fondo, que casi siempre producen noticia grande.

Para Salud Hernández: sus columnas en El Tiempo son distintas, valientes y polémicas.

Para María Jimena Duzán: después de sus años sabáticos en la diplomacia, recuperó la pluma y la maneja con gran filo.

Para César Gaviria: liberado del tapabocas de la OEA, ha comenzado a decir cositas y no hay duda de que va disparado a la dirección de su partido.

Para Juan Cristo: como nuevo presidente de la Dirección Liberal, cierrra el año con broche de oro al haber acogido con gran generosidad a los liberales renegados.

Para el general Ospina: ha demostrado gran conducción de todas las Fuerzas Militares y ha logrado mantener la presión contra las Farc dentro de la Operación Patriota.

Para William Wood, embajador de Estados Unidos: mente amplia y ágil. Captó velozmente los complejos matices de este país.

Para Yamid y Coronel: el prestigio de ambos noticieros (CM& y Noticias Uno) es indiscutible.

Para Hernando José Gómez, el negociador del TLC: al principio generó dudas, pero ha logrado armar un excelente equipo y ahí va defendiendo con eficiencia los intereses de Colombia.

Para Mancuso: le congelaron la extradición, se volvió personaje político y el proceso de desmovilización comienza a ser visto con mejores ojos por Estados Unidos y Europa.

Para Luis Alberto Moreno: no hay duda de que haberlo dejado en Washington cuatro años más -por lo menos- es uno de los mejores negocios de Uribe.

Para Antonio Navarro: el Presidente lo reencauchó con las referencias al proceso con el M-19. Hasta sacó libro. No hay duda de que es la figura de izquierda más madura y consolidada.

Para el coronel Óscar Naranjo: no solo le dio palo al cartel del norte del Valle, sino que ahora fue llamado a hacer curso de general. ¡arrr!



Un mal año.

Para las Farc: no hay duda de los éxitos militares en la captura de fichas importantes como Trinidad, Sonia, etc. Su desprestigio sigue aumentando por dentro y por fuera del país. Cada vez se alejan más de los canales políticos.

Para TV Cable: no solo la programación está pésima y pasan programas porno a las horas en las que los niños todavía tienen encendido el aparato, sino que la salida de CNN y su reemplazo por FOX ha sido desastrosa.

Para Piedad Córdoba: si bien ha ganado protagonismo, sus causas extremas y sus medios provocadores la mantienen alejada de ser una alternativa seria de oposición, como lo merecería.

Para la Dirección Liberal: a punta de rejo, por poco acaba con el Partido...

Para el presidente Uribe: la reelección con todas sus pestes permitió que lo acusaran de puestero y de repartir auxilios, algo que hace un año repugnaba a su imagen.

Para Serpa: se quedó sin nicho y sin oficio.

Para Samper: con Gaviria nuevamente en el juego liberal, ¿terminará regresando al uribismo?

Para Luis Eduardo Garzón: está demostrado que tener a las clases de abajo y ser odiado por las de arriba produce figuras políticas cojas.

Para las novelas de TV: ¿es que nunca van a volver a producir una Yo soy Betty la Fea?

Para los realities: nadie se resiste ni uno más.

Para Carlos Vives: le ganó Juanes.

Para el gabinete presidencial: cero ruido, cero nueces.

Parábola: desastre.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.