Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2012/01/20 00:00

    Los candidatos de la oposición venezolana I.

    Por primera vez desde el asenso al poder de Hugo Rafael Chávez Frías, el 2 de febrero de 1999, la oposición venezolana tiene posibilidades del llegar a la Presidencia de Venezuela.

COMPARTIR

Por primera vez desde el asenso al poder de Hugo Rafael Chávez Frías, el 2 de febrero de 1999, la oposición venezolana tiene posibilidades del llegar a la Presidencia de Venezuela. Elegido Presidente en 1998; confirmado bajo la Constitución Bolivariana de 1999 en las Mega Elecciones de 2000; ratificado en el Referéndum Presidencia de 2004; y relecto en el 2006, el hoy “Comandante-Presidente” se enfrenta a un quinto proceso electoral o su segunda relección, en términos formales.

Diez días después de cumplirse el decimotercer año de la Revolución Bolivariana la oposición elegirá el nombre de su candidato a las elecciones presidenciales del 7 de octubre del presente año. El nombre del elegido, o elegida, se sumara a los de Herique Salas Römer, Francisco Arias Cardenas y Manuel Rosales, quienes enfrentaron la aceitada maquinaria electoral del chavismo, en 1999, 2000 y 2006 respectivamente.
 
Pero las cosas ya no serán iguales, los pre-candidatos presidenciales, van de los cándidos hasta los presidenciables: El Septuagenario, Diego Arria; El Desconocido, Pablo Medina; La Dama Blanca, María Corina Machado; El Muchacho, Leopoldo López; El Hecho a Pulso, Pablo Pérez; y El Popular, Henrique Capriles Radonski, son prueba tangible de la transformación acaecida en las filas opositoras.

Así como el chavismo transformo su proyecto político, en uno que se auto-identifica como socialista, la Oposición Política Venezolana es el resultado de la sumatoria de errores y aciertos de los cinco diferentes momentos por los que ha transitado: La Oposición Tradicional (1998-2000) liderada por los viejos partidos políticos AD y Copei, quienes no supieron leer la realidad política de finales de los años 90; La Oposición Antidemocrática (2000-2003) liderada por sectores radicales, quienes perpetraron el Golpe de Estado de 2002 y el paro-sabotaje petrolero; La Oposición Confundida (2003-2004) la liderada por la Coordinadora Democrática, la cual naufrago entre la recolección de firmas para el Referéndum y la persecución de la Lista Tascón y el Programa Maisanta; La Oposición Democrática (2004-2006) liderada por Julio Borges, Teodoro Petkoff y Manuel Rosales, logrando aunar esfuerzos para enfrentar al chavismo desde la trinchera electoral y democrática; La Oposición Estudiantil (2006-20010) liderada por jóvenes de las principales Universidades públicas y privadas, que a través de la acción política no violenta le propinaron la primera derrota electoral a Chávez.

Hoy la Oposición Política Venezolana se ha reinventado y cuando la contienda electoral, de octubre próximo, ya no se puede plantear en términos de bueno y malos, de ricos y pobres las propuestas de los precandidatos son más valiosas. A diferencia de los procesos electorales pasados esta vez: sí hay con quién… Y es por ello que se hace necesario identificar los pre-candidatos de la oposición al Septuagenario y el
Desconocido, a la Dama Blanca y el Muchacho, el Hecho a Pulso y el Popular, sus antecedentes políticos y personales, sus posturas frente al chavismo; sus propuestas y particularmente cual es su agenda frente a Colombia.
 
Vea una video columna sobre este tema aquí.

*Politólogo. Profesor y Joven Investigador del Observatorio de Venezuela de las Facultades de Ciencia Política y Gobierno y de Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario. Presidente de la Fundación Surcontinente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.