Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2010/11/20 00:00

Los combos de doña Myriam

Tengo en mis manos las resoluciones que demuestran que la DNE le entregó al hermano de Myriam Paredes la administración de más de cien bienes.

Los combos de doña Myriam

El martes pasado en el Congreso, la senadora conservadora Myriam Paredes reaccionó airadamente contra la decisión del gobierno Santos de intervenir la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) al tiempo que rechazaba de manera altiva la insinuación de que el conservatismo estaba poniéndole talanqueras a la agenda del gobierno por temor a que les quitaran sus feudos burocráticos. Lo que sí no nos contó la senadora a los colombianos es que su furia no era solo una pelea por la dignidad del Partido Conservador, batalla loable y patriótica, sino porque ella era una de las políticas más interesadas en que el gobierno Santos dejara las cosas en la DNE como se las dejó a ella el ex presidente Uribe.

Tengo en mis manos las resoluciones que demuestran que la DNE le entregó a su hermano la administración de más de cien bienes incautados a los narcos. La senadora nariñense, quien inicialmente se opuso a la reelección del presidente Uribe y que después, sorprendentemente, cambió de opinión y votó a favor de esa iniciativa en la plenaria de la Cámara, fue una de las más favorecidas con los 'combos' de bienes que la DNE les habría entregado a varios políticos para que estos los usufructuaran sin mayor control ni auditoría durante la administración de Uribe Vélez.

La manera como estos 'combos' fueron entregados es materia de investigación de la Fiscalía. Pero por lo pronto ya se puede anticipar que en la mayoría de los casos los políticos beneficiados lo fueron a través de testaferros que ellos mismos habrían propuesto a la propia DNE. En esa lista hay cerca de 30 políticos y varios de los presuntos beneficiados aparecen como 'dueños' hasta de moteles, a pesar de que públicamente estén en contra del aborto.

Sin embargo, el caso de la senadora Paredes es bastante más evidente. Sería tal su poder en la DNE que ella no recurrió a ningún testaferro, sino que puso de una vez a su hermano como depositario de varias sociedades. Su hermano se llama Luis Gonzalo Paredes Aguirre y aparece como Depositario Provisional en por lo menos cuatro resoluciones firmadas desde julio de 2008 hasta el día de hoy.

La primera resolución es del 16 de junio de 2008, cuando fue nombrado como depositario de la sociedad Comercializadora de Plásticos Andino Ltda. La segunda resolución es del 7 de julio de 2008 (Resolución n.º 0916), en la que se nombra como depositario de la Sociedad Ario Ltda., integrada por 35 inmuebles, a la cual renuncia varios meses después. En los dos casos el depositario no aportó ningún informe de gestión administrativo ni financiero, un incumplimiento que obliga a la DNE al retiro de los bienes y a suprimir al depositario de la lista de personas aptas para ser beneficiarios. Tampoco su condición de hermano de una congresista levantó sospechas en la DNE, a pesar del evidente conflicto de intereses, el cual puede ser causal de pérdida de investidura.

Nada de lo anterior fue óbice para impedir que el hermano de la senadora Paredes siguiera siendo beneficiado en la DNE. A los pocos meses fue recompensado con un nuevo negocio: fue nombrado el 5 de noviembre de 2008 como depositario de otra sociedad, Inversiones Rodríguez Ramírez y Cía. S. en C.S. A la fecha, en el registro de depositario de la DNE, el señor Paredes Aguirre sigue fungiendo como depositario provisional de esa sociedad, que tiene dentro de sus activos un total de 35 inmuebles, ubicados en San Andrés Isla y el departamento del Valle del Cauca. En el expediente no reposa ningún informe de gestión administrativa y financiera del depositario provisional hasta el día de hoy. Lo mismo sucede con la sociedad Ja Barbosa y Cía. en C., en liquidación, de la cual fue nombrado por la DNE como depositario provisional mediante Resolución 1041 del 30 de junio de 2010. La sociedad cuenta con 141 activos, distribuidos entre oficinas, locales, depósitos y parqueaderos, y de nuevo, a la fecha el depositario no ha presentado ningún informe de gestión ni financiero. Bonita forma de hacer patria y bonita forma de enaltecer el oficio de político. Del clientelismo ramplón en estos ocho años, hemos pasado al saqueo de la nación.

La DNE siempre ha tenido el karma de ser una institución ineficiente porque ha sido constantemente permeada por los narcotraficantes que hasta hoy se las ingenian para que sus testaferros terminen siendo los depositarios de sus bienes incautados por el Estado. Pero lo que no se sabía es que los políticos estuvieran haciendo lo mismo que los narcos y que ellos estuvieran a la par, montando una tramoya para saquear al Estado sin el menor temor de que pudieran llegar a ser descubiertos. Los costos que el país pagó por la reelección de Uribe hasta ahora se están conociendo. Otro triunfo de la seguridad democrática.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.