Martes, 24 de enero de 2017

| 2003/02/09 00:00

Los jurados mixtos

Durante las elecciones para la Alcaldía de Manizales que se realizaron el pasado mes de noviembre, la Registraduría Nacional implementó un nuevo método para la selección de los jurados de votación, todo con el fin de evitar fraudes como el realizado en las elecciones parlamentarias. Almabeatriz Rengifo, registradora nacional, escribe sobre el nuevo sistema.

Los jurados mixtos

Después de presidir, como Registradora Nacional, las elecciones para la Alcaldía de Manizales, que se realizaron con éxito en el mes de noviembre del año pasado, quedé convencida de la necesidad de replicar las innovaciones que efectuamos en esa votación al resto del país para elecciones futuras.

Una de esas iniciativas novedosas tuvo que ver con la selección de los Jurados de Votación.

La conformación del equipo de Jurados que usualmente se realizaba entre los trabajadores del sector público, en esa oportunidad, se amplió teniendo en cuenta a trabajadores del sector privado, así como a estudiantes universitarios y a bachilleres con cédula de ciudadanía. Esa selección incluyó a los suplentes, porque habíamos sido advertidos de la improvisación en muchos lugares del país, en donde a escasos minutos de abrirse las urnas y ante la falta de uno o más Jurados de Votación se recurría a cualquier persona sin preparación previa y, lo que es aún más grave, sin conocerse de manera exacta su procedencia y aptitudes.

La respuesta de estos nuevos sectores convocados fue exitosa, gracias al compromiso de los escogidos, cualidad indispensable del buen Jurado de Votación. Buscamos un ciudadano, una ciudadana, comprometidos. Que ejerzan ese encargo que les hace la sociedad con orgullo, con responsabilidad. Muchas personas comentan, sin ningún rubor, que es una pesadilla servir de jurados y hasta llegan a decir: "se tiraron mi domingo." Queremos pasar esa página de la historia.

La notificación de los Jurados de Votación para Manizales se realizó con tiempo suficiente no como se hacía históricamente: 10 días antes de las elecciones y mediante lista colocada en lugares públicos. En Manizales enviamos comunicación a la casa o al lugar de trabajo tanto de los seleccionados principales como a otro grupo de personas para que nos sirvieran de suplentes, en caso de que los primeros no pudieran acudir por las circunstancias que se contemplan en la Ley. Carta en la que rescatamos los beneficios y la importancia de ser Jurado.

Más que a la sanción, a la presión o a la coerción apelamos al cumplimiento del deber ciudadano, con convencimiento y responsabilidad, a fin de realizar comicios electorales transparentes.

Tuvimos jurados de todos los grupos políticos que participaban para la elección de Alcalde. Consideramos que todos los partidos y movimientos políticos deben tener participación en la mesas de votación, por eso buscamos Jurados heterogéneos. No queremos que ninguna representación política se sienta discriminada, aislada.

En futuras elecciones y teniendo en cuenta que probamos, en Manizales, las bondades de realizar los comicios electorales en espacios cerrados, como colegios o universidades en lugar de sitios abiertos, deseamos vincular a esas comunidades educativas (maestros, estudiantes, padres de familia) para que sean ellos, en sus respectivos centros educativos, quienes hagan parte de los jurados. Esa modalidad servirá de paso de aliciente competitivo para que los grupos se responsabilicen por sus respectivos centros de votación y busquen la excelencia electoral en sus instalaciones.

El desafío es grande pero ya comenzamos a cumplirlo en esa elección para la Alcaldía de Manizales, en la que todos los sectores convocados respondieron con responsabilidad y alto sentido de ciudadanía.

El compromiso de nosotros, como servidores públicos, se debe reflejar en cada una de nuestras obligaciones y una de ellas es contribuir a realizar comicios electorales cada vez mejor, a fin de evitar cualquier factor que obstaculice la limpieza de las elecciones, sustento de la democracia y de la participación ciudadana.

En esta labor los Jurados de votación juegan papel estelar, por ello venimos trabajando en motivaciones y capacitación previas que contribuyan a erradicar la improvisación y falta de preparación; a diversificar las listas para seleccionar jurados y, en últimas, a que cada uno de los ciudadanos se sienta responsable de los procesos electorales.

En las pasadas elecciones presidenciales se convocaron a 400 mil jurados de votación, ubicados en 61 mil mesas.

Confío en que cada colombiana, cada colombiano, sienta orgullo y sea responsable a la hora de cumplir con ese deber ciudadano de servir como Jurado de Votación.

* Registradora Nacional del Estado Civil





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.