Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2017/02/13 07:19

    La misma perra con distinta guasca

    Los tiempos actuales reiteran que la corrupción es el sistema y pocos confían en que el sistema se corregirá a través de los partidos existentes.

COMPARTIR

El mensaje es perverso.

Decir que el desprestigiado Consejo Nacional Electoral (CNE) aclarará lo ocurrido con las campañas Santos y Zuluaga 2014 en su “telenovela” sobre los recursos entregados por Odebrecht es como esperar que los ratones nos digan quién se comió el queso.

Las elecciones son un festival de dineros sin control donde la violación de los topes legales es evidente para el ciudadano común.

Tiempo de elecciones significa ganancias multimillonarias para los dueños de las firmas que proveen a la Registraduría Nacional de tarjetones, papelerías de seguridad y demás insumos. Ver: http://nubr.co/kTp9L9
Ello hace de lo electoral un círculo podrido en el que quienes hacen elecciones y toman decisiones en el juego de la política participan de esas mismas empresas sin vergüenza alguna. Como ejemplo está un hecho de público conocimiento: Juan Manuel Santos integró la junta directiva de Thomas Greg and Son hasta el 2006, cuando asumió el Ministerio de Defensa
Ahora bien, el fiscal general de la Nación luego del bombazo que arrojó sobre la campaña Santos Presidente 2014, les pasa la papa caliente de sus afirmaciones a los magistrados del CNE, de quienes sabemos se ponen de acuerdo para mantener, avivar y en ocasiones tranzar la disputa uribismo-santismo en sus sesiones semanales y para violentar o impedir la acción del representante de las minorías políticas, el magistrado Armando Novoa.

El mismo día 8 de febrero en que el presidente de este organismo, Alexánder Vega, notificó al país que el CNE había definido a dos magistrados, ambos del Partido Conservador (uno pro uribismo y otro pro santismo) como los responsables de la investigación, se conoció de una recusación hecha al magistrado Armando Novoa por opiniones que ha expresado sobre temas que son resorte del Consejo. Esta recusación busca excluirlo del debate y del proceso de investigación sobre corrupción de las campañas.

Al día siguiente de dicha recusación, el 9 de febrero, el expresidente senador Álvaro Uribe en entrevista con Julio Sánchez Cristo en la W acusó al magistrado Novoa de “mostrar una rabia permanente contra su persona y contra su partido” http://nubr.co/TDkwZD .

De prosperar la recusación a Novoa, el resultado de la investigación que se adelanta sobre la campaña Santos Zuluaga será definido entre amigos, hoy distanciados pero esencialmente amigos. Es decir, se resolverá entre magistrados que representan las vertientes políticas del uribismo y del santismo, excluyendo las voces que representa el magistrado Novoa: el Mira, los Verdes, el Polo y Mais, voces que aunque pequeñas en número y en ocasiones inconsistentes en sus posiciones dentro del Congreso hacen un aporte a la construcción de democracia.

Hay que ser claros: el CNE no tiene autoridad para emprender una investigación de fondo, que dé resultados y confianza a la ciudadanía sobre el tema Odebrecht. Se requiere una instancia diferente a aquellas definidas por los partidos políticos.

La gran pregunta es: ¿Cuál herramienta genera confianza a una opinión descreída, que además de la corrupción del día a día observa al club de expresidentes latinoamericanos camino de la cárcel o huyendo como el caso del Alejandro Toledo de Perú?

Los tiempos actuales reiteran que la corrupción es el sistema y pocos confían en que el sistema se corregirá a través de los partidos existentes.

Por ello PARTICIPAR se vuelve un imperativo para los ciudadanos. El camino institucional indicado por la ley y expresado por la Fiscalía es que el CNE adelante las investigaciones, pero debemos promover veedurías, informarnos sobre lo que acontece y ser activos frente a este hecho.

Se debe evitar que el CNE se convierta en una campana neumática que como en el proceso 8000 impida conocer efectivamente qué pasó.

El sistema político colombiano está mandado a recoger. De allí que se insista en la necesidad de una reforma política que aborde todos los temas y tenga como fin profundizar la democracia, ampliando el escenario de la participación más allá de los partidos. Por ello, bienvenida la reforma que se desarrollará en el marco de los acuerdos de paz con las FARC.

La respuesta ciudadana legítima a casos como el de Odebrecht es no permitir que lo resuelvan y nos gobiernen los mismos con las mismas.

Posdata:
Muchos ciudadanos ofendidos con el caso Odebrecht en Colombia, que somos muchos, piensan que de ello dependerá el resultado electoral en el 2018. Dudo de ello, pues lograrlo requiere un nivel de conciencia y coraje mezclados en proporción que aún no hemos mostrado colectivamente los colombianos.

ajimillan@gmail.com
@alvarojimenezmi

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.