Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2000/01/31 00:00

    Los que pasaron el año

    Peñalosa logró poner bonita a Bogotá y contagiar un sentimiento navideño a sus habitantes. Y sus demás esfuerzos se comienzan a notar.

COMPARTIR

Bajo el absoluto convencimiento de que no están todos los que son, y de que seguramente he excluido, de la mejor buena fe, nombres que merecerían el mismo reconocimiento, me he atrevido a elaborar una lista con los colombianos que definitivamente pasaron el año. Aquí está:

• El general Fernando Tapias: a su carácter profesional como militar de carrera le mezcla un gran concepto de Estado que le ha permitido navegar, al frente de su Ejército, por las difíciles aguas nacionales. Gana el año porque sin moverse un centímetro de su posición, ha aceptado jugarse en el proceso de paz, y ha logrado mantener bajo control opiniones intransigentes que brotan desde sus filas. En Estados Unidos comienzan a verlo como el ‘Serrano del Ejército’. De no tener ese instinto político el general Tapias quién sabe en qué peores escenarios nos encontraríamos los colombianos.

• El alcalde Enrique Peñalosa: hacer Navidad en esta ciudad tan inhóspita parecía un imposible metafísico. El Alcalde logró poner bonita a Bogotá y contagiarle un espectacular sentido navideño a sus habitantes. Pero esta es apenas una de las cosas que al Alcalde le salió bien este año. Casi todos sus demás esfuerzos urbanos han comenzado a notarse, a parecer coherentes y a despertar entre los bogotanos la idea de que la ciudad, finalmente, está en buenas manos.

• Yamid Amat y Daniel Coronell: a pesar de todas las controversias que la inmediatez del medio televisivo, especialmente en el marco de la guerra que vivimos, despertó durante el año, los dos noticieros de los canales privados lograron consolidarse y adquirir personalidad propia. Amat y Coronell no ahorran en tecnología ni en esfuerzos por conseguir la noticia donde toca y cuando toca, con lo cual este par de noticieros no tiene nada que envidiarle a los mejores entre los internacionales.

• Jorge Mario Eastman Jr.: profesor de derecho público y experto negociador este joven viceministro sólo vino a notarse cuando intervino paciente y exitosamente en la negociación para levantar el paro del Cauca. Su tema favorito es fácilmente uno de los más aburridos pero más importantes y que más darán que hablar el año entrante: el del ordenamiento territorial.

• Andrés González: no es una casualidad que el nombre del gobernador de Cundinamarca ande sonando para varios ministerios del actual gobierno. Logró sanear las finanzas del departamento, distanciarse de las maquinarias políticas, y poner a todos los alcaldes a trabajar armónicamente alrededor de su propio plan de desarrollo. Está experimentando con un equipo exclusivamente conformado para trabajar el tema de la paz en su departamento. Ah, y además tiene buena espalda: hasta eligió reina de belleza...

• Carlos Salas: la exposición de este pintor en el Museo de Arte Moderno es, quizás, la más importante del año. Su talento para jugar con los espacios hace de su obra abstracta un desafío para la imaginación. Para quienes no la hayan visto, el museo reabre en enero...

• Ignacio Chávez: el director del Instituto Caro y Cuervo pasa el año por la titánica labor que adelanta en pro de la investigación del idioma castellano, reconocida este año internacionalmente a través del Premio Príncipe de Asturias. Dos publicaciones del Instituto, el Alec (Atlas Lingüístico de Colombia) y el recientemente publicado Diccionario de Construcción y Régimen, hacen que a los españoles se les escurran las babas de la envidia...

• Juan Mayr: dedicado, discreto, moderno, joven, este Ministro pasa el año por hacer bien su oficio sin exhibirlo ni exhibirse. Por cumplirlo favoreciendo la política del Estado que beneficia a todos los colombianos y no sólo a determinadas comunidades indígenas, incluso se ha expuesto a que lo acusen de traicionar la política indigenista que él defendía.

• Valentina: no hay ni necesidad de aclarar que estamos hablando de Valentina Pastrana. Valentina es una especie de brisa fresca que sopla a favor de la Presidencia cada vez que las cosas parecen estar más complicadas. Pasa el año por ‘bacana’, como dicen ahora los jóvenes.

• Alfredo Barraza: pasa el año por haber protagonizado una de las controversias más entretenidas: la disputa entre la señorita Valle y la señorita Cundinamarca por la corona de la belleza. El mismo Barraza explica que quedó metido en el ojo del huracán porque él no es solamente un modisto sino un asesor. Pasa el año precisamente por eso: por ser asesor de candidatas que ganan los concursos.

• Padre Leonardo Serna: el párroco de San Vicente del Caguán acusó a las Farc de estar implementando una nueva forma de esclavitud y de no estar preparada para asumir el poder, a juzgar por su comportamiento en la zona de despeje. Pasa el año por valiente, por sincero y por decir exactamente lo que muchos otros colombianos pensamos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.