Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/04/30 00:00

Los retos de Mockus

¿Con qué tendría que lidiar el candidato verde en caso de llegar a la Casa de Nariño?

Los retos de Mockus

Una vez convertido Mockus en Presidente de la República, son muchos los retos que deberá enfrentar, atrincherado en la Casa de Nariño. He aquí varios de ellos, pero el listado es largo.

Deberá trabajar por desmontar o por lo menos develar las redes clientelares que dejó Uribe en ocho años de gobierno. De no hacerlo, esas mismas redes, aupadas por el ex presidente Uribe y sus áulicos, intentarán generarle condiciones de ingobernabilidad, en aras de mantener el imaginario colectivo de que si no es Uribe, nadie puede guiar los destinos de este país.

Mockus debe ser consciente de que enfrentará a verdaderas mafias, legales e ilegales, que harán todo lo posible para que su gobierno sea visto como un retroceso, como un error, en el camino trazado por Uribe Vélez.

También deberá limpiar la imagen del país de cara a lograr la firma y ratificación de tratados de libre comercio. Y para ello, deberá poner en cintura a las fuerzas militares, en el sentido de no tolerar más ‘falsos positivos’. Mockus no puede hacer lo mismo que hizo Uribe con los militares: mimarlos y comprarles juguetes, para mantener su respaldo. No es con premios y bonificaciones que un Presidente gana respeto en las filas castrenses. Por el contrario, es con trabajo y firmeza contra toda fuerza armada, legal o ilegal, que se logra respaldo y respeto.

La carga pensional y el problema social, económico y político que hay detrás del crecimiento de las fuerzas militares, bien merece un mirada matemática, pues en el mediano plazo, el Estado colombiano no podrá atender ni a los pobres, ni a los soldados en uso de buen retiro. Sin contar con los costos económicos para atender a los enfermos mentales que este largo conflicto armado está dejando.

Deberá convencer a los gremios y a las familias poderosas que dominan este país (a los ‘Cacacos’, por ejemplo) de que las condiciones de pobreza, generadas en parte por su avaricia, afecta sus propios intereses en la medida en que no crece el mercado interno porque no hay capacidad de consumo. Eso lo tiene que entender Mockus y hacer que lo entiendan los ricos de este país.

Otro reto que tendrá Mockus es responder efectivamente a la confianza que los jóvenes de Colombia están depositando en él. En un rápido sondeo con jóvenes universitarios (una población de 90 estudiantes universitarios, en dos universidades de Cali), el 90% afirmó que votará por Mockus el próximo 30 de mayo. Deberá trabajar en el diseño de políticas públicas efectivas para garantizar un mejor futuro a esos jóvenes que hoy creen en que él podrá mejorar las condiciones de vida de los colombianos.


Es posible que Mockus deba dedicar los cuatro años de gobierno a desmantelar el Estado paramilitar que la sociedad civil y el Establecimiento han venido estructurando de tiempo atrás. Claro que no podemos esperar que el desmonte de ese Estado se haga en cuatro años, pero Mockus puede dejar la plataforma educativa, social y cultural, que permita refundar la Nación y el Estado. Es obligación de los jóvenes y de todos aquellos que rechazamos esas circunstancias que hacen ilegítimo al Estado colombiano, ayudar a reconstruir los valores esenciales para vivir de verdad en democracia en el contexto de un Estado social de derecho. Son grandes los retos que le esperan a Mockus Presidente. Ojalá le permitan intentarlo.
________________________________________________

* Profesor Asociado
Facultad de Humanidades
Universidad Autónoma de Occidente
3188000 ext. 11406

http://www.laotratribuna1.blogspot.com/

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.