Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2011/01/19 00:00

    ¿Los verdes nos engañaron con la primavera?

    En medio de la crisis por la que atraviesa Bogotá y de la desconfianza en quienes pretenden reconstruirla, es este un buen momento para demostrar que las mujeres también saben gobernar.

COMPARTIR

Con gran desconcierto e indignación los simpatizantes del Partido Verde han recibido una reciente declaración de Enrique Peñalosa, en la que manifiesta que (si bien bajo ninguna circunstancia abandonaría el partido) le complacería mucho recibir el apoyo electoral del ex presidente Álvaro Uribe Vélez. Lo que no era para menos, puesto que ese vínculo significaría desdibujar los principios mismos del PV: el de ‘no todo vale’, por ejemplo, que por supuesto incluye un no rotundo al oportunismo político.

Para un mayor desconcierto, Lucho Garzón ha manifestado que este posible apoyo no tiene por qué ser negativo y Antanas Mockus, por su parte, se ha remitido a expresar que si bien no está dispuesto a sacrificar a Peñalosa, sí estaría dispuesto a enfrentarlo en una consulta interna. Es de sospechar que los votos que pudiera obtener Mockus en esta consulta serían más en contra de Peñalosa que a favor de él; y es de sospechar, también, que los votos de Mockus no le alcanzarían para sobrepasar a Peñalosa.

Mockus pareciera estar quemado y, en consecuencia, quien mayor opción pareciera tener hoy como candidato a la Alcaldía de Bogotá sería Peñalosa; lo que indicaría, así, que sería él quien tuviese la última palabra. Como siempre, y a la vieja usanza de los partidos tradicionales, nos terminarían imponiendo la disyuntiva entre el infierno y el purgatorio. De ahí que muchos se pregunten, hoy, ¿qué camino debe seguir Peñalosa?

Sin embargo, y sin mayor retórica, aún es tiempo de reflexionar en torno a que si Mockus está quemado, por qué Peñalosa no podría estarlo también. Más aún, en lugar de preguntarnos ¿qué camino debe seguir Peñalosa?, ¿no haríamos mejor en preguntarnos qué camino debe seguir el PV? Porque serán los hijos quienes tengan el deber de echarse la familia al hombro, toda vez que los padres no den visos de responder de una forma adecuada por el hogar, toda vez que no den ejemplo.

Es ese el deber que, en mi opinión, está asumiendo hoy Ángela Robledo, Representante a la Cámara por el PV, para quien “la política no es una repartija de cargos en la que el fin justifique los medios”. Robledo propone que en la consulta, además de Mockus y Peñalosa, “(…) los Verdes deberían considerar nombres de mujeres como Claudia López, conocida por sus denuncias sobre narco-paramilitarismo; Cecilia López, a quien le cabe la ciudad en la cabeza; y Carmenza Saldías, quien como funcionaria demostró una gran inteligencia y pulcritud a toda prueba”.

No puedo estar más de acuerdo con Robledo y, además, considero que de materializarse esta propuesta, sería todo un salvavidas para los Verdes. Cualquiera de las candidatas sugeridas haría de esta consulta una contienda genuina y transparente, que de ganar le permitiría al partido retomar sus banderas incluyentes.

Insistiendo en la idoneidad de las tres candidatas, permítaseme confesar, sin embargo, que me inclino más por Claudia López. Porque su lejanía de la actividad política (mas no de la realidad política, que conoce a fondo) es, en Colombia, una virtud, y representaría para el partido la oportunidad de revivir su espíritu de insatisfacción ante la politiquería tradicional. Espíritu del que, no nos podemos mentir, surgió este partido.

Así pues, teniendo en cuenta la derrota en las presidenciales y la mala imagen que hoy afronta el PV, creo que es hora de poner a prueba los principios de inclusión que defiende el partido. La propuesta viene de una mujer (desde el interior mismo del PV) y la solución que propone es, igualmente, una mujer. Sin tener la más mínima intención de defender un discurso sexista, creo que en medio de la crisis por la que atraviesa Bogotá y de la desconfianza en quienes pretenden reconstruirla, es este un buen momento para demostrar que las mujeres también saben gobernar.

Si una mujer con las credenciales suficientes para representar una verdadera alternativa participara en la consulta y triunfara, ganaría el partido, ganaría la ciudad; si perdiera, igualmente ganaría el partido (en credibilidad), y esperamos que también gane la ciudad. Falta ver qué dicen ellas. Falta ver qué dicen las directivas mismas del PV: ¿querrán desmarcarse de las viejas prácticas políticas o, en efecto, el girasol no fue más que flor de un día y nos engañaron con la primavera?

Twitter: Julian_Cubillos
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.