Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2016/04/29 11:16

    Cambiar el Código de Policía es una urgencia

    Necesitamos una estrategia para enfrentar la violencia, las bandas delincuenciales, la violencia intrafamiliar y los problemas de convivencia que enfrentan las 20 localidades.

COMPARTIR

En Bogotá, cada hora se reportan 60 riñas, 15 ataques contra mujeres, conflictos entre vecinos por ruidos, por goteras, por el llanto de un niño, por el ruido de un despertador, por el alto volumen de los equipos de sonido, invasión del espacio público por las basuras del vecino, el taconeo del piso de arriba, en fin, son cientos de situaciones que enfrentan a las personas y las llevan a los golpes y hasta el asesinato.

La convivencia ciudadana, intolerancia, riñas, lesiones personales son los temas que más preocupan a los bogotanos como lo señalé durante el debate de seguridad en la Comisión de Gobierno del Concejo de Bogotá.

Necesitamos una estrategia para enfrentar la violencia, las bandas delincuenciales, la violencia intrafamiliar y los problemas de convivencia que enfrentan las 20 localidades. Pero es necesario que la Policía tenga herramientas para poder actuar, detener a las personas y llevarlas a los sitios donde se sancionen con multas, con trabajo pedagógico, y que si el caso lo amerita sean llevados a la justicia.

Es necesario debatir sobre la estrategia de los frentes de seguridad, las acciones para enfrentar la reincidencia en los delitos, la participación de los menores en bandas delincuenciales. Se debe analizar y repensar si los centros para menores infractores en la ciudad están sirviendo o no para resocializar a los niños, niñas y jóvenes delincuentes y conocer qué se va a hacer con el drama que enfrentan los ciudadanos para denunciar los delitos.

Se espera que el presupuesto para la seguridad se fortalezca para poder garantizar la acción de la policía por la seguridad de la ciudad.

Otro tema son las multas y las medidas para castigar a quienes incurren en violaciones a la convivencia contempladas en el Código de Policía: son irrisorias, ni la policía, ni los alcaldes, ni los inspectores de policía tienen herramientas para sancionar a los infractores. Se quedó obsoleto, sin piso y alejado de la realidad.

Desde la Comisión de Gobierno hago un llamado para que el Congreso de un paso para garantizar la tranquilidad en los barrios, para proteger el espacio público, para contrarrestar el robo de celulares, para promover la convivencia en todos los espacios, incluido el transporte, para castigar a los colados, para sancionar el mal manejo de las basuras y para estimular el respeto a la autoridad y las normas de convivencia.

Por eso es necesario que se apruebe el nuevo Código de Policía, para actualizar las normas de convivencia, que fueron aprobadas desde 1970, cuando en las ciudades no se había generalizado la propiedad horizontal que intensificó los conflictos, éramos menos habitantes y las agresiones no se transmitían en simultánea por las redes sociales, como ocurre hoy.

Señores congresistas, ustedes tienen la palabra y la decisión. Después de tanta reunión para dar a conocer el proyecto que se tramita en las cámaras, es imperdonable que no se tenga en cuenta la grave realidad de la convivencia y lo importante que es tener dientes para poder regular la conducta ciudadana, que cada día se sale más de los conductas normales. Son 40 años esperando un código. No se puede frustrar el único intento de reforma que ha llegado tan lejos, ni ustedes pueden taparse los ojos e ignorar esta realidad.

Hago referencia a la reforma del código porque sin ella es imposible que podamos combatir la delincuencia y la intolerancia.

*Concejal de Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.