Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2017/03/31 09:24

    Caminantes de abril, lluvias mil

    Con un ambiente empapado de tensiones, de defensa comunitaria por la naturaleza versus el interés corporativo transnacional, las marchas ciudadanas de abril nos vuelven a dividir.

COMPARTIR

Con el frío paramuno y el cielo nublado, las prematuras lluvias de abril alertan sobre la amenaza latente que pesa sobre miles de familias en extrema pobreza. Están viviendo en zonas de alto riesgo en las bermas de ríos, en laderas emparamadas con riesgo de deslizamiento y en zonas inundables con probabilidad de contaminación por alcantarillas rebosadas. En época de crecientes, los ríos recuperan sus espacios, y muchos habitantes de las viviendas en terrenos comprados por necesidad a urbanizadores avivatos están en grave peligro de quedar arrasados por las crecientes. Los riesgos de la época de lluvias tropicales están anunciados, al igual que las amenazas de polarización por la codicia del poder.

El pronóstico climático de aguas extremas de abril (que impactan la salud, la economía y el humor) viene acompañado de una tirantez política por la sinuosidad de la puesta en marcha de los acuerdos de La Habana. En medio de tal complejidad tejida entre entornos políticos, económicos, sociales y ambientales, muchas personas independientes y pacifistas seguimos creyendo en la necesidad de apoyar el proceso iniciado, sin dar un paso atrás.

Los escándalos de corrupción de cuello blanco; el fuego cruzado entre grupos armados en regiones como Chocó, Norte de Santander, Caquetá, Putumayo y Nariño, salidos de madre como los ríos en plena creciente, son caldo de cultivo para los que saben tergiversar verdades e imponer un sello divino inventado. Con este ambiente empapado de tensiones, de defensa comunitaria por la naturaleza versus el interés corporativo transnacional (caso Cajamarca, Piedras, Cabrera y otras iniciativas locales por venir), las marchas ciudadanas de abril nos vuelven a dividir.

Muchas familias que viven de la pesca y del bosque en el Chocó biogeográfico están viviendo también el fuego cruzado y están huyendo de sus tierras. No podemos permitir que esa violencia continúe y siga produciendo desplazamientos. Marchemos para evitar el incremento de víctimas inocentes sin atizar el fuego de la guerra y de la fumigación de los cultivos de uso ilícito. La maldad que rodea el narcotráfico es internacional y requiere nuevas políticas y alianzas en el marco del posconflicto.

Ante esta madeja de realidades, unos invitan a la caminata por las víctimas del conflicto armado el primer domingo de abril. Los del No van a marchar el primer sábado del mes contra el presidente y por la corrupción de la cual forman parte. Otros grupos ciudadanos convocan a la Marcha de la Dignidad. Están también la marcha por la niña Yuliana Samboní y el castigo a los feminicidas, está la marcha por la subida del precio del Transmilenio y la pésima calidad del servicio.

Entre estas marchas, la ruta acordada el primero de abril que circula en redes sociales sugiere: salir de las instalaciones de Odebrecht, pasar por la sede de REFICAR, luego aliarse con el gremio de chatarreros liderados por Tomás y Jerónimo, de ahí a las casas de Yidis y Teodolindo, pasar a visitar los abnegados campesinos de Agro Ingreso Seguro, y allí convocar más miembros de las Convivir. Se solicita llevar camiseta negra, guadaña para terminar sembrando árboles en la Picota. Esta ruta ha sido propuesta para otra marcha contra la corrupción.

Pero yo marcharé con las víctimas de las minas antipersonal y con los niños que las acompañan. Este domingo 2 de abril es la carrera ‘Presta Tu Pierna 11k’, en la que se espera la participación de unas 400 víctimas civiles y militares de Minas Antipersonal (MAP), Munición sin Explotar (MUSE) y Artefacto Explosivo Improvisado (AEI). Todas las personas que deseen participar en solidaridad están invitadas. El evento deportivo comienza a las 8 de la mañana en el centro comercial Gran Estación en Bogotá y los participantes correrán con ocasión del Día Internacional para la Sensibilización contra las Minas Antipersonal, que por mandato de la Organización de Naciones Unidas se conmemora desde el año 2005, los 4 de abril de todos los años.

La participación de víctimas de minas antipersona y de personas con discapacidad –entre civiles y militares–, convocada por la Fundación Arcángeles, la Unidad para las Víctimas y la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal (DAICMA), avanza en la construcción del Protocolo Operativo de Ingreso al Registro Único de Víctimas (RUV). Según este registro, a la fecha hay 217.477 personas en condición de discapacidad. De ellas, 10.918 son víctimas de minas antipersona, distribuidas así: 1.046 mujeres, 9.757 hombres y 115 que no se identifican. Según el lugar y la fecha en que ocurrieron los hechos, los departamentos con mayor número de víctimas por Minas Antipersonal son: Antioquia, con 2.235; Meta, con 1.163; Nariño, con 908; Caquetá, con 893; Norte de Santander, con 756; Cauca, con 750, y Arauca, con 652.

La opción de participar en la carrera atlética ‘Presta Tu Pierna 11K’, es para los caminantes que apoyamos la recuperación de las víctimas del conflicto. Aquí el deporte resulta ser una oportuna herramienta de inclusión y de construcción de paz. Con iniciativas como esta salimos a marchar para avanzar en la reconciliación con la naturaleza.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.