Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2017/09/23 22:15

    Con el ojo puesto

    En una misiva, dejusticia invita al Comité de Escogencia de la JEP a que le informe a la sociedad sobre los criterios usados en el proceso de preselección y selección de los nuevos magistrados.

COMPARTIR

La mafia que se tomó la justicia tenía previsto tomarse también la JEP. Esa era la misión que tenía uno de los jefes de la banda, el hoy capturado Francisco Ricaurte quien se postuló sin mayor problema, logrando incluso pasar el primer filtro, sin que el mecanismo de selección hubiera detectado su larga trayectoria venal.

Si no estalla el escándalo, el exmagistrado Ricaurte sería hoy uno de los más fuertes candidatos a ocupar un puesto en la JEP, y la mafia de la Justicia de Bustos, de Malo, de Tarquino y los demás etcéteras estaría frotándose las manos.

Puede leer: Los dos Germanes

El hecho de que por cuenta del escándalo y no de sus controles Ricaurte hubiera quedado descabezado del proceso de preselección, ha debido prender las alarmas del Comité de Escogencia de la JEP, sobre todo luego de que se supo por los medios que uno de los miembros de esa comisión, el magistrado José Francisco Acuña, delegado de la CSJ, había sido postulado por el propio Bustos para reemplazarlo en la corporación.

Esa posible cercanía con el cuestionado expresidente de la CSJ, señalado por varias personas de ser el orquestador de esta red de corrupción, fue desmentida por el propio magistrado Acuña en una entrevista que dio a El Espectador el lunes de esta semana, en la que afirmó que Leonidas Bustos no tuvo que ver sino de forma general en su elección como magistrado de la corte, ya que él era uno de los togados que tenía que votar. Según pudo establecer esta columna, el doctor Acuña fue electo con los votos del magistrado Malo, de Eugenio Fernández, de Luis Guillermo Salazar y de Leonidas Bustos.

Desligarse de Bustos no está mal en estos momentos en que nadie lo quiere cerca, aunque tampoco es un delito ser su amigo o su compinche. En cambio, el magistrado Acuña sí podría enfrentar un dilema ético cuando participa en la preselección de candidatos que o son impulsados por una corte cuestionada a la que él pertenece o son protegidos de Bustos.

De hecho, hay varios nombres que pasaron el segundo filtro que suscitan más preguntas que respuestas. El primero de ellos es el de María Juliana Escobar, reconocida en los pasillos de la corte por ser una de las protegidas de Leonidas Bustos.

Su precaria hoja de vida no le daba para pasar al segundo filtro: ha sido relatora de la Sala de Casación Penal y luego Bustos la hizo nombrar en la Fiscalía de Eduardo Montealegre. Sorprende ver que esta mujer con tan pocos pergaminos hubiera descabezado a mujeres mucho mejor preparadas, como Juanita Gobertous, que no pasaron el segundo filtro.

Le sugerimos: Bustos, el apoderado

El caso de Alejandro Ramelli -el exfiscal que denunció los contratos de Natalia Springer–, quien también pasó el segundo filtro, demuestra que los criterios para la preselección de candidatos impuestos por el Comité de Escogencia dejan abiertos muchos interrogantes. Ramelli es el esposo de María Cristina Patiño, magistrada auxiliar de Acuña -nombrada en ese cargo por Bustos-. No cuestiono las cualidades de Ramelli para ser magistrado de la JEP, porque sé que las tiene, pero sí creo que el Comité de Escogencia debería ser más claro en los temas que tienen que ver con aquellos candidatos que guardan relación personal, laboral o familiar con los miembros del Comité de Escogencia. Si es cierto -como me dicen- que el magistrado Acuña se declaró impedido en este caso, ¿por qué no se le informó a la opinión?

Por todo lo anterior, me uno a la petición respetuosa que hace Dejusticia en la carta que le envió la semana pasada al Comité de Escogencia. En esa misiva, invita a sus miembros a que antes de continuar con el proceso le informen a la sociedad sobre los criterios usados en el proceso de preselección y selección de los nuevos magistrados, y a que le cuenten a la opinión cuales son las relaciones laborales, personales o familiares de los miembros del Comité de Escogencia con las eventuales personas preseleccionadas.

La JEP no puede nacer con la mácula de ser parte de la mafia que se tomó la justicia ordinaria. Ojalá el comité de escogencia afine sus antenas y escoja a los mejores. 

Le recomendamos: Sociedad bloqueada

ACLARACIÓN

La empresaria de transporte del Cauca María del Carmen Flórez afirma que por motivos de salud no participó en la campaña del actual gobernador deL Cauca, cuya posible financiación con dineros destinados a la promoción del deporte es objeto de una investigación en la Fiscalía. En la columna en que la menciono dije que tenía pendiente una investigación por el asesinato de Jacobo Sadovnik. Ella me informa que fue declarada inocente de esos cargos y que no es cierto que en Cauca sea conocida como La gata del Sur.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.