Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2013/05/29 00:00

    Mermelada para la tierra

    Es necesario que aquellas tierras que fueron arrebatadas corruptamente ahora puedan ser regresadas a quienes las trabajaron honradamente.

COMPARTIR

Increíblemente, hasta ahora se llegan a decisiones tan importantes para la organización rural en el país, más aún cuando se ha investigado de sobra que la repartición inequitativa de la riqueza, es decir de la tierra, fue uno de los factores más sustanciales para el origen de la violencia en Colombia.

Con la Constitución de 1991, y gracias al poder vinculante estipulado en su preámbulo, la propiedad tiene el carácter de ser fundamental bajo los atributos de goce y disposición, los cuales constituyen el núcleo esencial de ese derecho, lo que en su momento fue sin duda un duro golpe a aquellos corruptos terratenientes que tenían como objetivo la colonización de las tierras, desplazando a los tenedores legítimos quienes en su mayoría para la época, eran indígenas y campesinos.

Pero como se afirma "criollamente" en algunos pasillos de Paloquemao: “hecha la norma hecha la trampa”. Aquellos latifundistas hicieron gala de tan deshonrosa frase, acertando finamente en la manipulación a todo tipo de autoridades locales con el fin de comprar su silencio y permisividad ante todas sus barbaries.

Soy de las que aún creo que los éxitos se consiguen a pulso, con méritos, sin trampas y sin ventajas, por lo que considero necesario celebrar que aquellas tierras que fueron arrebatadas corruptamente ahora puedan ser regresadas a quienes las trabajaron honradamente de forma equitativa.

La desigualdad tiene muchos rostros en nuestra sociedad contemporánea. Más allá de los prejuicios ideológicos, de las concepciones de los modelos de desarrollo y de las teorías económicas, debemos cerrar sustancialmente nuestra brecha de distribución.

Deja mucho que desear que en un país que el 90% de su tierra está concentrada, sea además el primero en el mundo con más desplazados y el segundo más desigual de la región. En esta medida, bienvenidos los acuerdos que pretendan lograr tan importante propósito como es redistribuir la tierra a quienes corresponde.

Ahora bien, como claramente se ha insistido, “nada está acordado hasta que todo este acordado” y teniendo en cuenta que los próximos puntos no son precisamente guiones de novela romántica, lo que hay que desear es que a esta guerra no le tengamos que celebrar sus bodas de oro en el 2014.

*En Twitter: @JENNYLINDO
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.