Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2014/06/17 00:00

    Efectos económicos del Mundial de fútbol

    El gobierno de Brasil durante el Mundial de futbol debe tomar medidas que permitan canalizar eficientemente el flujo de dinero que circulará por sus mercados.

COMPARTIR

Según un trabajo de investigación realizado por Goldman Sachs Global Investment Research el ganador del Mundial de fútbol 2014 será Brasil. Para llegar a este resultado construyó un modelo estadístico basado en una distribución de Poisson y utilizó la información histórica desde 1960 la cual suma 14.000 observaciones. Con ello calculó la distribución de los resultados de cada uno de los 64 partidos entre el 12 de junio y el 13 de julio, fecha en la que termina el Mundial. 

El modelo predice que Brasil, Alemania, Argentina y España alcanzarán las semifinales y que Brasil le ganará a Argentina en la final. El modelo indica que la probabilidad para una victoria de Brasil es casi del 50 %. Sigue Argentina con 14 %, Alemania con 11 %, España 9.8 %, Holanda 5.6 % y por debajo de los mencionados se encuentran Italia, Inglaterra y Uruguay. Colombia en la lista se encuentra en el puesto diez con 0.6 % de probabilidad. 

Pero detrás de la alegría y la pasión están los mercados. Son ellos los que soportan toda la pasión fugaz generadora de consumo producido por los fanáticos. Los estudios demuestran que son rentabilidades momentáneas. Se estima que el país ganador no perdura con las ganancias y en promedio las rentabilidades de bolsa llegan al 4 % durante el año siguiente. 

Por ello el mensaje de Goldman Sachs es: “disfrutar de las ganancias mientras que duran…”.

El estudio de Goldman Sachs también hace referencia al país anfitrión puesto que igualmente recibe efectos. El orgullo y la confianza generan un impacto positivo que se prolonga durante unas semanas y ello conlleva a subidas en la bolsa de valores en el mes posterior. Los incrementos llegan en promedio al 2,7 % pero tiende a desaparecer rápidamente y después sigue una senda por debajo durante los siguientes meses.

Por su lado, los países que no obtienen la copa pueden tener un efecto adverso. Sus mercados bursátiles se ven afectados negativamente dado que generan caídas que pueden llegar al 5.6 %.

El estudio de Goldman Sachs también hace análisis sobre los asuntos económicos. En cuanto al crecimiento del PIB indica que en el país ganador puede llegar al 2.7 % por encima del promedio. Pero adicional a ello es muy posible el incremento de la inflación lo cual opaca el crecimiento del producto interno, se reduce el poder adquisitivo de la población y finalmente se conduce por un camino de problemas sociales.

En este orden ideas, desde las estimaciones bursátiles y económicas, deberá el gobierno de Brasil tomar medidas que permitan canalizar y optimizar el flujo de dinero que circulará por sus mercados. El gobierno de Brasil ha afrontado fuertes críticas por el evento futbolístico toda vez que muchos de sus habitantes lo han considerado como un despilfarro de los recursos de la nación. Así las cosas, es posible que los meses posteriores a la terminación del Mundial le otorguen la razón a toda la multitud que se opuso. 

La economista y presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, inició su mandato con un discurso incluyente en donde dejó ver que su principal propósito sería erradicar la pobreza extrema. Pues bien, conocidos los efectos de la demanda y las tendencias históricas de los indicadores económicos y bursátiles, la economista Dilma Rousseff desde ya deberá construir los mecanismos para contrarrestar los efectos adversos de los capitales golondrinas y la especulación.  

Si la presidenta Rousseff no toma las medidas del caso, hay conjugación de escenarios opuestos. Al inicio señalé la estimación del estudio realizado por  Goldman Sachs; indican que Brasil será el campeón. Asimismo mencioné los efectos del Mundial sobre el mercado bursátil y la economía. En consecuencia, la alegría se puede confundir con la presión social de una parte de la población que posiblemente no alcance a degustar la miel de la especulación. Si ello ocurre Rousseff deberá darle la razón al grupo de indignados que se opusieron a la realización del Mundial en Brasil. 

Dado lo anterior deberá la FIFA y las instituciones internacionales, encargadas de estos asuntos futbolísticos, darle mayor importancia a los asuntos económicos antes de decidir quién puede tener el privilegio de ser la sede de los juegos 2018.

*Magister en economía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.