Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2013/12/07 00:00

    Legalización controlada: industrialización y comercialización

    Las principales problemáticas sociales de nuestro país, junto con la violencia y la corrupción, tienen su origen en el narcotráfico.

COMPARTIR

Guerrilla, paramilitarismo, corrupción, bacrim y toda laya de delincuencia emergente y organizada, se nutren del narcotráfico. Varias alcaldías, gobernaciones e institutos descentralizados no están exentos de este flagelo. 

El Congreso de la República, concejos municipales de varias ciudades, buena parte de las asambleas departamentales y la administración de justicia, en gran parte, están permeadas por actos de corrupción producto también del narcotráfico.  

El tema del narcotráfico en la mesa de negociación de La Habana, Cuba, debe abordarse de cara a la realidad nacional, sin ocultamientos, ni egoísmos. Todos somos responsables por acción o por omisión de lo que ha venido sucediendo con el cultivo, producción, industrialización comercialización y consumo, de las drogas ilícitas en las últimas décadas.

No nos podemos llamar a engaños: las últimas cinco generaciones, directa o indirectamente, son hijas del narcotráfico, su poder de corrupción es tan poderoso que ha permeado todas las capas sociales, e invadido las principales fuentes de poder de nuestro Estado de derecho: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, constantemente se ven en el ojo del huracán por culpa de este flagelo.
 
Todos sabemos que es un tema bastante complejo por falta de claridad de quienes mañosa y solapadamente manejan el negocio, y luego aparecen como verdaderos potentados, figurando en las altas élites sociales, como generadores de empresas o benefactores de grandes causas.

Para Colombia y el mundo, es claro que los grupos guerrilleros especialmente las FARC, ha sido uno de sus adalides. Disponen de una logística completa: desde la siembra, industrialización, y comercialización,  como si fuera poco, son aliados de los grandes capos a nivel internacional.

Prueba de ello, es el fortalecimiento de los diferentes frentes, su capacidad armamentista y dotación en general, tiene su incidencia en los grandes capitales que manejan para sostener un ejército de guerrilleros, mantener sus embajadores en el exterior devengando en dólares y la propaganda subversiva a través de emisoras y redes nacionales e internacionales.  

Llevamos varias décadas combatiendo este problema con diferentes programas: el Plan Colombia, la erradicación, los aportes de gobiernos extranjeros para la lucha contra el crimen organizado; la verdad, sus resultados a la fecha  son muy pobres. En cambio, son incontables las desgracias que hemos tenido que soportar, vale la pena mencionar algunas de ellas: 

1º- son miles y miles los policías y soldados que han ofrendado sus vidas, combatiendo una guerrilla, que dice ser la reivindicación social de los más necesitados, cuando su principal objetivo es el narcotráfico y el enriquecimiento ilícito.    

2º- son millones los campesinos desplazados, que han tenido que entregar o abandonar sus parcelas, simplemente porque no comulgan con el proceder de los grupos subversivos, que quieren doblegarlos para que se sumen a reforzar el batallón de la desgracia para Colombia.

3º- La guerrilla, siempre ha sido el brazo armado de los narcotraficantes y demás grupos que operan al margen de la Ley, son los encargados de cuidar los cultivos para impedir que sean erradicados y una vez procesados, escoltarlos a los centros comerciales de distribución y consumo. 

4º- Las autodefensas y la guerrilla, han sido dos fuerzas, que siempre se enfrentan por el predominio de los cultivos ilícitos y las mejores rutas para su comercialización en el exterior. Cuando actúan de común acuerdo, sacan tanto provecho que penetran todas las instancias de la administración pública, incluyendo a nuestras Fuerzas Armadas. 

5º- Poder de corrupción: como lo dijimos inicialmente, el poder de corrupción del narcotráfico es tan poderoso, que los tres Poderes Públicos, se encuentran permeados, extendiendo sus tentáculos a los mandos medios, que ven en él, una forma rápida de enriquecimiento ilícito.

6º- Reclutamiento menores de edad: aun en medio del proceso de paz, se continúa con el secuestro de menores de edad, son miles los que se encuentran en sus filas contra su voluntad. 

7º- Asesinatos violaciones y discapacitados: son millones los compatriotas que gracias a esta guerra estéril y sin definiciones ideológicas, han sido víctimas de toda clase de atrocidades. Las minas antipersonas han dejado miles de compatriotas mutilados. 

En síntesis, luchar contra las drogas ilícitas, desde el punto de vista de la prohibición, es la mayor equivocación, la mejor forma sería su legalización vigilada, adoptando programas de industrialización y comercialización. 

Sobre la legalización de las drogas ilícitas en Colombia, ya se han celebrado varios foros nacionales e internaciones, que siempre terminan con tendencia a buscar una salida que permita la resocialización de  todos los involucrados en el negocio de: marihuana, cocaína y amapola. 

El presidente Santos, ha manifestado en varias ocasiones, que, la política antidroga hay que revisarla, en este mismo sentido se han pronunciado varios expresidentes de la República, a quienes como primeros mandatarios les tocó enfrentar esta problemática social sin mayores resultados.

Podemos estar absolutamente seguros que las FARC a toda costa, quiere conservar la hegemonía del negocio, razón no les falta, puesto que después de firmado el proceso de paz, los ejércitos guerrilleros en su mayoría campesinos, no encontrarán camino más viable que entrar a la legalidad con: el cultivo, industrialización y comercialización de: marihuana, cocaína y amapola. 

Si se logra este objetivo, se podría establecer una dinámica del: cultivo, producción, industrialización y comercialización, vigilada. Creando las respectivas cadenas productivas para cada uno de los ilícitos que entren a la legalidad, estableciendo para ello, el mapa productivo en cada una de las regiones, con sus respectivas fichas técnicas.    

urielos@telmex.net.co
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.