Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2017/09/12 00:17

    Netiqueta o uso correcto del WhatsApp

    A menos de que exista un pacto expreso en su chat en el que "todo vale", es importante que los integrantes de chats institucionales como aquellos de colegios y asociaciones, así como los creados con un fin específico e incluso los familiares sean una verdadera extensión de la conducta humana.

COMPARTIR


¿Llegaría al colegio de su hijo a empapelar los muros ofreciendo su carro en venta?

¿Gritaría en medio de la sesión solemne que está desesperada por que no consigue empleada del servicio?

¿Utilizaría las carteleras de su club social o deportivo para pegar una caricatura del gobernante de turno, o del líder de la oposición, haciendo manifestaciones políticas irrespetuosas?

Esto es lo que sin darnos cuenta estamos viviendo todos los días, ya que queriéndolo o no hacemos parte de varios grupos de WhatsApp donde a nadie parece importarle comportarse dentro del grupo de la misma forma como se comportaría fuera de el.

Los grupos de WhastApp conformados por miembros de una institución, llámese Colegio, Club o Empresa son verdaderas extensiones (virtuales) de sus carteleras internas, y en este sentido deberían seguirse y respetarse las mismas reglas de urbanidad, respeto y educación que son utilizadas en los mecanismos físicos de comunicación.

En cualquier otro tipo de grupo, creado a través de WhatsApp por personas que voluntariamente lo han creado, sí cabría, en la medida en que sus miembros lo acepten, romper (ocasionalmente) los protocolos de comunicación y extender el contenido de los mensajes a chistes, publicidad, o solicitudes de ayuda, siempre dentro del marco del respeto y las buenas costumbres.

Quiero hacer referencia en esta ocasión a un término surgido en los años noventa con ocasión del boom del internet, la Netiqueta, o Nettiquete (de Net y etiquette). Este término hace referencia al conjunto de normas de comportamiento general en internet, las cuales no han sido impuestas por algún organismo o entidad, sino que responden a una simple adaptación de las reglas de etiqueta del mundo real al virtual.

En la red, al no tener que poner la cara, se interpone entre nosotros y los demás un velo que nos hace más extrovertidos y espontáneos. Es así como la red funciona como un desinhibidor que frecuentemente nos hace olvidar que tanto en el mundo real como en el virtual existen reglas mínimas de convivencia para cumplir y hacer respetar.

Por la naturaleza violenta y temperamental de muchos colombianos, es común ver cómo alguien que usualmente no se colaría en una fila para comprar la boleta del cine, sí lo hace sin la más mínima vergüenza en su carro para pasar una fila de pacientes conductores que esperan para hacer un giro de manera ordenada.

En una era de sobrecarga de información, donde vivimos botando o refundiendo las llaves de la casa, porque simplemente no podemos acordarnos de dónde las dejamos por estar pendientes de tanta información, nos vendría muy bien que nuestros contactos virtuales y nosotros mismos respetáramos algunas reglas básicas de convivencia en la red para nuestro propio bienestar y beneficio.

Estas recomendaciones se extienden al uso de otras redes a las cuales accedemos de manera voluntaria, con el riesgo de ser aceptados o rechazados, por lo que decimos, o dejamos de decir, pero sobre todo por la manera como nos comportamos.

Para concluir y tomándolo de varios sitios en la red, comparto a continuación algunas "reglas no escritas" para un chat de grupo: 1. Respete el propósito original de un chat grupal, en mi caso el chat creado para coordinar partidos de Squash se volvió un canal de chistes flojos y reciclados; 2. Si necesita contactar a alguien en particular, escríbale directamente y no delante de todo el grupo; 3. Tenga en cuenta que lo que escribe o comparte lo lee todo el grupo; 4. Evite los chistes subidos de tono, imágenes obscenas o chistes de política, no todo el mundo tiene su mismo nivel de tolerancia; 5. No utilice el grupo para propagar mensajes religiosos o cadenas de oración, no todo el mundo es igual de devoto; y 6. Compórtese en su grupo de la misma manera como se comportaría en persona.

A menos de que exista un pacto expreso en su chat en el que "todo vale", es importante que los integrantes de chats institucionales como aquellos de colegios y asociaciones, así como los creados con un fin específico e incluso los familiares sean una verdadera extensión de la conducta humana, cordial y personal que esperamos percibir en los demás y no un simple velo que nos aleja y separa de los demás.  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?