Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2006/03/04 00:00

Ni fecha en el calendario

En Puerto Gaitán, Meta, sigue la extorsión por parte del 'Frente Vichada'. En Sucre, persisten las operaciones del 'Bloque Héroes de los Montes de María', que ya hizo su entrega.

Ni fecha en el calendario

Cuando el gobierno y los llamados grupos de autodefensa acordaron el cronograma de desarme y desmovilización establecieron que a más tardar el 31 de diciembre del año 2005, todos los paramilitares entregarían sus armas y se reincorporarían a la vida civil.

La orden de captura contra alias 'Don Berna', las condiciones de su entrega y el establecimiento de su lugar de

reclusión hicieron necesaria una extensión del plazo. Las mismas autodefensas señalaron el 15 de febrero, como la fecha final para esa desmovilización.

El plazo era un asunto vital. En su momento el gobierno explicó que buscaba evitar presiones armadas de esos grupos sobre el proceso electoral de marzo.

Sin embargo, ya estamos en marzo, falta una semana para las elecciones y los paramilitares no han terminado su desmovilización.

Por el contrario, el informe de la OEA, revelado hace unos días, demuestra que una parte importante de los hombres que se tenían por desmovilizados, siguen delinquiendo y aterrorizando sus áreas de influencia.

Algunos de ellos están dedicados a la custodia del negocio de narcotráfico. Es el caso del llamado bloque 'Héroes de Tolová'. El informe dice textualmente: "Este grupo presta seguridad a los cultivos y controla la comercialización de base de coca en la zona". Agrega que han adelantado sus propios censos de población y que el único cambio consiste en que ya no usan uniformes camuflados.

La misión de la OEA ha identificado diversas violaciones al Acuerdo de Santa Fe de Ralito, cuyo alcance inicial era de por sí modesto. Se han presentado desmovilizaciones y desarticulaciones incompletas, traspaso de los miembros de un frente a otro y traslados de frentes activos a las zonas de operación de bloques desmovilizados.

También llama la atención que muchos de los paramilitares desmovilizados se entregaron sin armas. Por ejemplo, en el Tolima se reinsertaron 208 miembros de las autodefensas, pero el gobierno sólo recibió 51 armas. Esto en plata blanca quiere decir que había un arma por cada cuatro hombres. Uno de ellos disparaba y los otros tres le hacían barra. Una situación difícil de creer y que hace pensar que no entregaron todo el armamento.

Desproporciones semejantes se presentan con el 'Bloque Central Bolívar', el 'Héroes de Guática' y el 'Bloque Vencedores de Arauca'.

En Puerto Gaitán, Meta, continúa la extorsión a los habitantes por parte de miembros del 'Frente Vichada' teóricamente desmovilizado. En Sucre, persisten las operaciones de hombres del 'Bloque Héroes de los Montes de María' que ya celebró su ceremonia de entrega.

En otros lugares como el Valle del Cauca sólo han cambiado de razón social. Se presentan como el 'Bloque Central' o el 'Frente Social por la Paz'. En el suroreste antioqueño, en Norte de Santander y en Cundinamarca se hacen llamar ahora las 'Águilas Negras'.

Estas y otras irregularidades denuncia la OEA, ocho días antes de las elecciones.

En mayor o menor grado la influencia paramilitar se sentirá en Antioquia, Chocó, Valle, Córdoba, Sucre, Cesar, Magdalena, La Guajira, Santander, Norte de Santander, Boyacá, Cundinamarca, Meta, Casanare, Arauca, Vichada, Tolima, Cundinamarca, Caldas, Risaralda, Quindío, Cauca y Nariño.

El próximo domingo, Colombia empezará a ver los resultados.

CANDIDATO: Fernando Garavito Pardo es candidato a la Cámara de Representantes por Bogotá (número 105 en la lista del Partido Liberal). Fernando es un periodista, y formador de periodistas, que vive en el exilio debido a las amenazas que ha sufrido por cuenta de su trabajo. Es muy difícil que una persona sin maquinaria y sin recursos resulte elegida, pero sería muy bueno para el país que él llegara al Congreso.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.