Viernes, 31 de octubre de 2014

| 2013/08/21 00:00

No es tan descabellado

No son para nada descabelladas las propuestas de las FARC, en materia de democratización de la información, la comunicación y de los medios masivos de comunicación, si se comprende el vínculo entre comunicación y poder.

Mónica Herrera Irurita

Muchas son las críticas que han recibido las FARC en materia de sus propuestas relacionadas con el segundo punto de la agenda, participación política. No obstante, es interesante revisar las diez propuestas mínimas para la democratización de la información y de los medios de comunicación que ha presentado el grupo insurgente.

 

Sobre todo si se comprende la relación entre comunicación y poder, pues como bien lo expone Manuel Castells, el poder es la capacidad de influir de forma directa en las decisiones de otros actores, de forma que esto beneficie al actor en poder. 

En consecuencia, existe el poder coercitivo y el poder persuasivo y es mediante el segundo donde los medios de comunicación se hacen fundamentales para poder construir significados y valores. Comunicar se convierte en un campo de lucha por los significados, las percepciones y las representaciones sociales, lo que describe a los medios como herramientas fundamentales en la construcción de imaginarios sociales. 

En este orden de ideas, algunas de las propuestas realizadas por las FARC son pertinentes pero sobre todo fundamentales, si se revisa por ejemplo la número diez, que expone la creación de un programa especial de información y comunicación para la reconciliación y la construcción de la paz con justicia social.

Esta propuesta, más allá de ser una “idea” de las FARC, ya debería ser una iniciativa de los medios de comunicación pues desde antes del posconflicto se debería estar trabajando de manera permanente en la construcción de escenarios para la reconciliación. 

Todo con la intención de preparar a los colombianos para asumir una sociedad del posconflicto que comprenda las verdaderas raíces del enfrentamiento armado colombiano, sus actores e intereses, y que se visibilicen múltiples voces e historias. Así, se lograrán espacios para reconocer al otro y se superará esa mirada “satanizadora” en relación con el adversario. 

Como bien lo he mencionado en anteriores textos, encuentro fundamental que los medios de comunicación se esfuercen por explicarles a los colombianos cómo se tratan los distintos puntos del Acuerdo general para el fin del conflicto armado y la construcción de una paz estable y duradera, qué significan estos puntos y cómo los colombianos pueden aportar a la construcción de una PAZ SOSTENIBLE, con  el fin de fomentar nuevas representaciones sociales, construidas de manera colectiva y participativa. 

No obstante, para esto es necesario que los medios dejen de ser simplemente informadores y se den a la tarea de comunicar, lo que significa “poner en común”, construir procesos colectivos de sentido. En otras palabras, dialogar. 

Por otro lado, me pregunto si es descabellado exigir acceso especial a los medios de comunicación para las comunidades indígenas, campesinas, afrodescendientes y de sectores sociales excluidos, en especial de las mujeres y la comunidad LGTBI. Claro que no lo es y esta es otra de las propuestas generadas por las FARC. 

En consecuencia, esta al igual que la pasada debería ser una iniciativa en la que conviene trabajar, en la que la diversidad pueda tener igualdad de oportunidades para expresar y exponer sus ideas, en la que la comunicación sea un derecho más allá de un negocio. Y esta iniciativa, como la financiación estatal y privada de medios de comunicación alternativos y comunitarios (otra propuesta de las FARC), son tareas necesarias y pendientes por hacer si se quiere una sociedad más democrática y mejor informada. 

En efecto, estos son algunos motivos por los que considero que resultaría interesante acoger estas propuestas o simplemente leerlas para acordarnos de lo mucho que nos falta por trabajar en materia de comunicación como derecho y como escenario de participación y cambio social. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×