Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2002/04/29 00:00

    No a la violencia

COMPARTIR

El pasado viernes 26 de abril terminó en Medellín la 5ª. Conferencia Mundial de la No violencia. No violencia, en una sola palabra, es algo totalmente diferente a No violencia, en dos palabras, porque esta última expresión es el opuesto a la violencia, en tanto que la primera es el remedio a esa profunda enfermedad social cuyo síntoma principal es la violencia pero que tiene muchos otros síntomas como pobreza, injusticia y desigualdad entre los seres humanos, para citar sólo unos pocos.

Mairead Corrigan Maguire, la extraordinaria mujer norirlandesa, ganadora del premio Nobel de la Paz en 1976, dijo el jueves, en el Centro de Exposiciones y Convenciones de Medellín, sede de la Conferencia, que la "Noviolencia era el secreto mejor guardado del mundo", queriendo con esto señalar el desconocimiento total o, peor aún, el mal-entendimiento de esta filosofía que Gandhi llamó "La fuerza más poderosa jamás ideada por el hombre".

La mayoría de las personas, y muy especialmente los colombianos, tendemos a decir que la violencia es parte de la naturaleza humana, citando como argumento contundente las guerras que a través de la historia de la humanidad se han desarrollado y, especialmente, lo ocurrido en el siglo XX, el más violento de la historia. Nada más contrario a la realidad: La violencia no es más que un comportamiento aprendido a través de la experiencia.

El doctor Glenn D. Paige, profesor emérito de ciencia política de la Universidad de Hawai y asesor del programa de la Universidad de La Paz en Amman (Jordania), dice en su libro titulado ¿Es posible una sociedad donde la gente no se mate?, que menos del 1% de los seres humanos que han vivido a lo largo de la historia han cometido asesinato y demuestra que la noviolencia, como filosofía de vida, es tan antigua como el hombre.

El ser humano tiene el potencial para el mayor bien o para el mayor mal, y es el proceso de aprendizaje cultural el que lo inclina a uno u otro lado. Precisamente uno de los aspectos importantes de esta poderosa filosofía es que no hay asesino irredimible. El doctor Paige, en su libro antes mencionado, narra que se han incluso desarrollado experimentos para controlar impulsos asesinos mediante modernas técnicas médicas.

En 1999, todos los ganadores del Premio Nobel de la Paz vivos en ese momento, entre ellos la señora Corrigan Maguire, la Madre Teresa y la Unicef, enviaron una solicitud a los Jefes de Estado de todos los países miembros de la Asamblea General de las Naciones Unidas, para que el nuevo milenio se iniciara declarando la "Década por una Cultura de Noviolencia". Dicha solicitud fue aprobada por unanimidad no sólo por la ONU, sino también por la Unesco.

En su solicitud, los más de veinte ilustres personajes y organizaciones declararon: "Nuestra mentalidad es arcaica. A menudo continuamos levantando nuestros hijos usando ideas desarrolladas en tiempos de guerra y conquista. Tenemos que rechazar estos principios obsoletos y enseñar a los niños que el otro no es el enemigo. Tenemos que comprometernos a enseñar a los jóvenes aún en las clases de historia, que ellos contribuirán más al mundo viviendo con dignidad que muriendo heroicamente; que es la conciencia, más que la obediencia, la base de la vida humana".

El 6 de agosto de 1986, en la inauguración de la Cumbre del Grupo de los Seis, que contó con la participación adicional de los Presidentes de Argentina y México; los Primeros Ministros de Grecia, India y Suecia y el Primer Presidente de Tanzania; nuestro Premio Nobel Gabriel García Márquez declaró que el potencial destructivo de la humanidad era tal que "... cada ser humano, sin excluir a los niños, está sentado en un barril con cuatro toneladas de dinamita, cuya explosión total puede eliminar doce veces todo rastro de vida en la tierra"; y dio varios ejemplos para demostrar lo absurdo de nuestras prioridades, entre las que vale destacar:

"En alimentación, por ejemplo, el año pasado (1985) había en el mundo, según cálculos de la FAO, unos quinientos setenta y cinco millones de personas con hambre. Su promedio calórico indispensable habría costado menos que ciento cuarenta y nueve cohetes MX de 223 que serán emplazados en Europa Occidental. Con veintisiete de ellos podrían comprarse los equipos agrícolas necesarios para que los países pobres adquieran la suficiencia alimentaria en los próximos cuatro años".

"La no violencia es una forma de vida para personas valientes", es el primero de los seis principios de esta filosofía cuyos primeros teóricos fueron Henry David Taureau, con su Ensayo sobre la Desobediencia Civil y Leon Tolstoi. Tuvo en Gandhi su primer practicante en los tiempos modernos, pues es claro que Jesús de Nazareth fue a todas luces un anterior y estricto modelo de no violencia y fue precisamente su Sermón de la Montaña el que inspiró a Gandhi.

Esta filosofía pretende lograr un mundo basado en la justicia y el amor, para lo cual es necesario obtener cambios sociales, sin recurrir a la violencia. Ha demostrado su efectividad, además del caso de Gandhi en la India, en el Movimiento de los Derechos Civiles en los Estados Unidos, con el doctor Martín Luther King, Jr.; en Dinamarca con los judíos daneses, únicos protegidos del holocausto; en Chile, derrocando la dictadura de Pinochet; en Suráfrica, para lograr la transición del Apartheid a la Democracia y en Polonia con el Sindicado Solidaridad.

Es en este contexto que el Gobernador de Antioquia, Ingeniero Guillermo Gaviria Correa, ha venido desarrollando su Plan Congruente de Paz (PCP) "Hacia una paz concluyente y participativa". Ese proceso de transformación, iniciado desde el mes de octubre del año pasado, ha capacitado hasta el momento más de mil líderes de la ciudad y el departamento. La siguiente etapa del PCP la constituye la realización en Medellín de la 5ª. Conferencia Mundial de la No violencia, con el propósito no solo de sensibilizar y educar en la no violencia sino también ratificar el compromiso de los antioqueños con la comunidad internacional de convertirse en el símbolo del cambio de cultura de violencia a no violencia. Fue también dentro de este contexto que el Gobernador de Antioquia promovió y participó en la Marcha a Caicedo, cuya realización y los sucesos en ella acaecidos pueden ser objeto de otra columna que explique el profundo e importante significado de esa movilización.

*Coordinador General 5ª. Conferencia Mundial de la Noviolencia
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.