Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 1983/07/11 00:00

    NOMBRES Y NOTICIAS DE UN TRECE DE JUNIO

COMPARTIR

Protagonistas: Laureano Gómez, presidente titular de la República, en uso de buen retiro por quebrantos de salud; Roberto Urdaneta Arbeláez, presidente encargado y candidato presidencial; Mariano Ospina Pérez, ex presidente y candidato presidencial; general Gustavo Rojas Pinilla, comandante de las Fuerzas Armadas y candidato presidencial de los militares; Luis Ignacio Andrade, ex ministro de Gobierno y candidato presidencial; Jorge Leyva ministro de Obras y candidato presidencial; Gilberto Alzate Avendaño, jefe de la oposición conservadora al gobierno conservador y candidato presidencial.
Coprotagonistas: Bertha Hernández de Ospina Pérez, oficial de enlace con los militares para ejecutar el golpe de cuartel; Alvaro Gómez Hurtado, hijo del Presidente titular y miembro de la Constituyente que reformaría la Constitución; Lucio Pabón Núñez, Ministro de Guerra, y autor intelectual de la "posesión" del general Rojas, como adelante se verá; Rafael Navas Pardo, jefe del batallón Caldas y autor material del movimiento militar.
Hubo tres golpes antes del golpe de cuartel del 13 de junio de 1953: el 17 de abril debía viajar Rojas Pinilla a cumplir una invitación de Avianca y el contó a este redactor, que deliberadamente llevó una maleta desocupada, para dar el espectáculo ante los militares que le pedían a gritos en el aeropuerto que no viajara. Subió el primer peldaño de la escalerilla y se devolvió. El ministro de Guerra, entonces José María Bernal, anunció el golpe y renunció. Segundo pregolpe: Rojas es invitado a comer por el presidente Urdaneta a su casa campestre; ordena al general Duarte Blum que rodee con tropas la finca de Urdaneta ante la posibilidad de que lo den de baja, antes de la comida juega billar con el presidente encargado y se le olvida que a esa hora, 8 menos 5, Duarte debe cumplir su misión. Por casualidad: mira el reloj y se acuerda, tira el taco y sale a frenar a Duarte Blum. Tercer pregolpe: El comandante de las Fuerzas Armadas ofrece banquete al presidente Urdaneta para entregarle el bastón de mando de las Fuerzas Armadas, la notificación a Laureano Gómez de que no puede regresar al mando. Y último pre-golpe: El industrial Felipe Echavarría desaparece y es torturado: el presidente titular pide investigacion porque el partido conservador no puede permitir la tortura. De ahi no lo mueve nadie. Y como la investigación no se hace, el 13 de junio hace 30 años, se enfunda en su abrigo negro de vueltas de seda y llega a la casa presidencial a las 10 y cuarto de la mañana. A esa hora "una secretaria" llama a la señora de Ospina Pérez y le dice: "Llegó el señor". Era el santo y seña para la movilización militar. "Avíspense" ordena a los jefes de los cuarteles. Responden:"Estamos listos". El presidente Gómez pide al designado Urdaneta que destituya a Rojas, porque la investigación de la tortura no marcha. "Hazlo tú", le dice Urdaneta."Y eso cómo se hace" contesta Laureano Gómez. "Simplemente, reasumes el mando y dictas el decreto". El titular reasume, convoca a los ministros. El de Guerra, Pabón, se niega a destituir a Rojas. El de Obras Jorge Leyva, lo firma. Laureano Gomez sale a su casa. Acompañado -en realidad vigilado- por el jefe de la casa militar. Almuerza en sus habitaciones privadas. Llegan las noticias de la rebelión militar. Rojas no asume el mando en ese momento. Pide al ejército no obedecer sino sus órdenes. Hacia las 4 de la tarde el presidente Gómez sale a la casa de don Julio Escobar y a las 10 de la noche -como siempre- "dormía como un santo", según la fuente de alta fidelidad familiar. Antes de retirarse a la habitación dijo a quienes le rodeaban: "El país me hallará la razón ".
A esa hora se desarrolla esta escena en el despacho presidencial: Rojas se sienta en la cabecera de la mesa y preside una junta de notables conservadores y militares -algunos ebrios- para buscarle salida a la situación. Fórmulas: que siga Urdaneta; se niega. Que el Congreso, la Corte o la Constituyente, declaren la vacancia presidencial. No resultó ninguna fórmula. En una sala privada conversan los ex presidentes Ospina y Urdaneta. Intempestivamente se abre la puerta y el ex ministro Pabón Núñez anuncia: "El general Rojas Pinilla acaba de asumir el mando presidencial". Pero Rojas no lo había hecho. Pabón se anticipó y desbarató las candidaturas presidenciales. El presidente titular fue desterrado, con su familia, el 17 de junio. Dos acompañantes en el aeropuerto: Vicente Casas Castañeda y Belisario Betancur.
¿Por qué se retiró ese día a la casa familiar el Presidente legítimo Laureano Gómez en vez de ir a Palacio? "No hay nada qué ocultar" dice la fuente de alta fidelidad. Peró el cuento será para otro día. Porque se acabo el espacio y hay que cumplir la ley de la brevedad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.