Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2006/04/22 00:00

    Nuestro hombre en Milán

    Si no es corrupto el cónsul, es un inepto que durante casi todo este gobierno permitió por acción o, como espero, por omisión, que el paramilitarismo se tomara el DAS

COMPARTIR

Tenemos que avanzar en la polémica de la infiltración paramilitar en el DAS. Porque no sólo lleva ya 15 días trancando cualquier opinión inteligente que los candidatos presidenciales puedan dar sobre los problemas del país, sino que aunque a muchos se les olvida, este escándalo no comenzó durante los últimos días sino que ya lleva más de dos años flotando en el ambiente nacional.

En este lapso ha habido varias carátulas de revistas nacionales, informes de prensa y hasta denuncias tendenciosas provenientes de Venezuela sobre un supuesto complot proveniente del organismo contra el presidente Chávez.

Pero para avanzar en la polémica, tenemos que dar por terminados los factores que incidieron en esta controversia.

Nadie duda, por ejemplo, que el DAS está ahora en las excelentes manos del ex viceministro de Defensa Andrés Peñate. Pero intentar cerrar el caso sin aceptar la gravedad de lo que allí sucedió sería como dejar flotando en una vieja mansión a unos fantasmas que seguirán presentes mientras alguien no los exorcice esclareciendo lo sucedido.

HECHO CONFIRMADO: que al DAS se lo tomó el paramilitarismo. Me produjeron escalofríos las revelaciones de El Tiempo de lo que el jefe de informática de la entidad, Rafael García, colocado en ese cargo a su vez por el saliente director del DAS, Jorge Noguera, fue capaz de hacer bajo las barbas de su superior. Al parecer, muchos detectives que ahora están sirviéndole de testigos a la Fiscalía han revelado que sabían que García manejaba claves de acceso privadas en los computadores del DAS y que con eso hacía y deshacía. Hacía, porque permitía el ingreso al país de personas que venían a lavar fuertes sumas de dinero, y deshacía los antecedentes de peligrosos criminales pedidos en extradición por Estados Unidos. Y además, supuestamente fue socio de firmas conformadas para acceder a contratos con la entidad.

HECHO CONFIRMADO: que la agencia de inteligencia de la Presidencia de la República pudiera haber montado una red de crimen organizado desde su propia base de datos es vergonzoso. Eso el presidente Uribe no puede ni desconocerlo, ni menospreciarlo, ni achacárselo a un complot electoral en su contra.

García ya está detenido y siendo procesado, y el subdirector de la entidad, José Miguel Narváez, fue destituido por haberse atrevido a decir lo que estaba sucediendo a espaldas de Noguera, a quien también se le pidió su renuncia en medio de semejante tempestad interna.

HECHO NO CONFIRMADO: que Jorge Noguera, el ex director del DAS y actual cónsul en Milan, tuviera alguna complicidad con la corrupción de la entidad. Ha sido llamado a rendir versión libre ante la Fiscalía. Y hasta puede que sea inocente de muchos de los cargos que se le achacan por cuenta de las declaraciones de su subdirector de sistemas.

Pero, ¿cuánto tardó en enterarse de que su supuesto amigo y subalterno, llevado allí por su propia voluntad, había montado una subred de delito organizado al servicio del paramilitarismo, por lo que, es cierto, fue él mismo quien lo denunció y lo puso tras las rejas?

Si no es corrupto el hombre que tiene Colombia como cónsul en Milán, y ojalá no lo sea porque uno prefiere, como Pambelé, que la gente sea más buena que mala, sí es un inepto. Un inepto que durante prácticamente todo este gobierno permitió por acción o, como espero, por omisión, que el paramilitarismo se tomara la oficina de inteligencia de la Presidencia de la República, en medio de un ambiente en el que muchos saltan a señalar al Presidente por una supuesta laxitud frente a ese fenómeno delincuencial.

Francamente, qué escándalo tan inoportuno.

Pero un hombre tan ineficiente como Noguera -suponiendo, en el mejor de los casos, que sea totalmente inocente- no puede ni siquiera administrar a las muchachas del servicio que debe tener el consulado de Colombia en Milán.

¿Por qué la insistencia en protegerlo, a pesar de las evidencias de que Noguera no es el hombre más apto para administrar, ni para fiscalizar, ni para ejecutar?

La Fiscalía dirá si es o no inocente. Pero por lo pronto, su ineptitud no necesita mayores pruebas.

ENTRETANTO…Yo no sé si quiera llegar a los 80 años. Pero para llevar 54 años como monarca, haber hecho 256 viajes internacionales, visitado 129 países, bautizado 23 barcos, sobrevivido a 10 primeros ministros británicos, 11 presidentes gringos y seis papas, ¿no es la reina Isabel de Inglaterra una campeona?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.